Lo mejor del cine de 2013

COMPARTIR 
Lucero Solórzano 30/12/2013 00:00
Lo mejor del cine de 2013

Hoy me reincorporo a este espacio,  y qué mejor en esta víspera del fin de 2013 que una revisión de las que a mi juicio fueron las mejores películas de este año.

Hago énfasis en que se trata de un listado de cintas estrenadas comercialmente en México. No incluyo películas que hayan pasado por festivales, muestras o foros. La idea es que sean propuestas que ustedes hayan podido ver en las salas de nuestro país. Esto excluye algunos títulos que se encaminan a los premios de las próximas semanas, pero ya habrá oportunidad de mencionarlos en este mismo espacio cuando sucedan los estrenos.

Igualmente aclaro que la lista no guarda un orden cronológico ni de preferencia. Es una revisión breve, pero exigente.

Amour (Austria-Francia-Alemania) de Michael Haneke. De las mejores películas de los últimos años, ganadora de la Palma de Oro y Oscar entre otros reconocimientos, es una historia humana y conmovedora sobre el declive físico y mental que trastorna la armonía de la relación de un matrimonio de ancianos con más de 60 años juntos.

La caza (Dinamarca-Suecia) de Thomas Vinterberg. Otra historia de gran impacto, con una profundidad emocional y el planteamiento frontal en torno a la pederastia, pero desde el punto de vista de un hombre que es acusado injustamente de este delito y es presa del resentimiento de su comunidad. Seguramente se llevará el Oscar a la Mejor Película en lengua no inglesa en 2014.

Jazmín azul (Estados Unidos) de Woody Allen. Otra joyita de este agudo director, escritor, músico, actor, productor, editor… es un genio. Cuando parece que ya ha dicho todo, Woody Allen regresa con una nueva película. En Jazmín azul muestra de nuevo  su conocimiento de la sensibilidad femenina y cuenta una historia que es todo un homenaje a Tennessee Williams, Blanche Dubois y Un tranvía llamado deseo.

Gravedad (Estados Unidos) de Alfonso Cuarón. Mucho se ha hablado ya de esta película que se encamina con paso firme a la inminente temporada de premios. Algunas de sus virtudes: reivindicación del 3D para reforzar una historia conmoviendo al espectador con imágenes, una mujer como protagonista en una historia de supervivencia, impecable fotografía, innovadora.

Buscando a sugar man (Estados Unidos) de Malik Bendejelloul. De lo mejor en el cine documental de este año y ganador del Oscar en esa categoría. Es la historia verdadera de la investigación realizada por un grupo de fans sudafricanos del músico estadunidense conocido como  Rodríguez. Rodeado de una leyenda misteriosa es el clásico ejemplo de aquel que no es profeta en su tierra y con un  desenlace  inesperado.

Zero dark thirty (Estados Unidos) de Kathryn Bigelow. No hay Hollywood en esta lista, pero la señora Bigelow y su exploración de la crudeza de la guerra, el espionaje, la tortura, y las grandes puestas en escena que podría pensarse que sólo podría recrear un hombre, son de lo mejor que pasó este año.

Dejo para el final lo mejor del cine nacional:

Heli de Amat Escalante. La mejor película mexicana de este año.  Eso somos, eso nos está pasando. Manifestarlo es la tarea, la verdadera tarea del cine. Si al hacerlo se cuenta una historia inteligente, sensible, bien actuada, pues “ya la hicimos”.  ¿Demasiado para los “señores de la Academia en Hollywood? ¿No te parece así, Amat?

Tercera llamada de Francisco Franco. Entiendo que se hicieron buenas comedias en México y ustedes saben cuáles porque recaudaron muchos millones de pesos. Tercera llamada está bien contada, bien actuada y le encantó al público y a la crítica.

Cuates de Autralia de Everardo González. ¿Que con qué documental mexicano del 2013 me quedo? Desde luego que con Cuates de Australia. Qué manera de seguir a una comunidad que, estoicamente, se adapta sin protestar a los dictados de la Madre Naturaleza.

Aprovecho el espacio para desearles lo mejor para este 2014 y que nos sigamos encontrando en este espacio.

Comparte esta entrada

Comentarios