Avanza la legalización y regulación de la mariguana

COMPARTIR 
Leo Zuckermann 12/12/2013 01:38
Avanza la legalización y regulación de la mariguana

Una buena noticia nos llega de Uruguay. Ese país, gobernado por una izquierda liberal y progresista, ha dado un paso histórico legalizando y regulando toda la cadena de producción, distribución, comercialización y consumo de la mariguana. En cuanto el presidente José Mujica promulgue la ley aprobada por el Senado, ese país se convertirá en el primero en reconocer que la prohibición ha fracasado como política pública para combatir el consumo y adicción de las drogas. 

Uruguay por la Regulación Responsable de la Marihuana es una organización civil que apoyó la iniciativa. En un documento que está en su sitio de internet menciona las razones de por qué debía legalizarse la cannabis:

1. “La marihuana tiene probados usos medicinales, y ya se ha comenzado a utilizar en tratamientos para abandonar el uso de pasta base. Con su regulación podremos estudiar estas posibilidades.

2. “Hoy nuestros niños pueden comprar marihuana fácilmente en el mercado negro. Mediante la regulación de la marihuana será más difícil que se venda a menores, imponiendo sanciones a los que vendan drogas a menores de edad.

3. “La regulación de la marihuana permitirá eliminar las inconsistencias de nuestra legislación; hoy su consumo es legal, pero se penalizan las formas de acceso a ella, obligando a la gente a alimentar el mercado negro. Esta propuesta de regular la marihuana es un ajuste que permitirá resolver esta contradicción.

4. “Actualmente, los usuarios compran marihuana a narcotraficantes, quienes también pueden ofrecer otras drogas, en un entorno violento. La regulación de la marihuana separará los mercados y alejará a quienes la usan del ofrecimiento de drogas más pesadas, como la pasta base.

5. “Regular la marihuana permitirá reducir la fuga de capitales de un negocio de 30 millones de dólares al año en Uruguay. En su lugar, la sociedad puede obtener valiosos recursos para educación, salud y tratamientos.

6. “La intervención penal se ha proyectado mayormente sobre usuarios, pequeños traficantes y personas pobres, en un contexto de crisis carcelarias. Regulando este mercado estaremos liberando recursos que pueden utilizarse para reprimir crímenes realmente violentos.

7. “La guerra contra las drogas ha fracasado y es hora de encontrar un nuevo camino. Cada año, la lucha entre grupos vinculados al narcotráfico genera más violencia en Uruguay. Regular el mercado de marihuana ayudará a reducir la violencia en nuestro país.

8. “La inmensa mayoría de los estudios científicos han demostrado que la marihuana es menos dañina que el alcohol y al contrario que el alcohol, nunca se han registrado muertes causadas por marihuana. No tiene sentido castigar a adultos que deciden usar marihuana en lugar de alcohol.

9. “En Uruguay el tabaco ha sido exitosamente controlado y regulado por el gobierno. Dicha regulación ha determinado un marcado descenso de su consumo entre jóvenes. Esto demuestra que se puede regular una sustancia potencialmente dañina con éxito. Podríamos tener un modelo de control para reducir el consumo de marihuana”.

Son muy buenos argumentos que también aplican a México. Pero aquí hay quienes piensan que “nosotros no somos Uruguay” (es el mismo razonamiento pueblerino de los que se oponen a copiar el modelo noruego de apertura petrolera porque “nosotros no somos Noruega”). Pues sí: nosotros somos México y tenemos ciertas particularidades. Pero, con todo y ellas, la realidad es que aquí también ha fracasado la prohibición y, peor aún, ha fortalecido al crimen organizado.

Afortunadamente en el mundo hay gente que ya se dio cuenta de que la prohibición no funciona y está dispuesta a probar nuevas fórmulas para solucionar el problema. En este sentido, estoy convencido de que ya nadie detiene la legalización y regulación de la mariguana. Es cuestión de tiempo para que se extienda cada vez más en los países occidentales.

Pero en México, por desgracia, seguimos sin atrevernos a debatirlo. Hace meses la Asamblea Legislativa del Distrito Federal organizó algo que luego se enfrió. Habría que retomar el debate. Se trata de una agenda natural para la izquierda liberal que gobierna la capital. Si Marcelo Ebrard, como jefe de Gobierno del DF, legalizó la interrupción voluntaria del embarazo y los matrimonios entre personas del mismo sexo, el siguiente paso, como fue el caso de Mujica en Uruguay, es que Miguel Ángel Mancera promueva la legalización y regulación de la mariguana en la Ciudad de México.

                Twitter: @leozuckermann

Comparte esta entrada

Comentarios