El desafío de las drogas

El número de muertos al año relacionados con las drogas se estima en 211 mil, la mayoría de ellos jóvenes.

COMPARTIR 
Laura Rojas 23/03/2014 02:09
El desafío de las drogas

Pocos temas de la agenda de los organismos internacionales logran captar la atención más allá de los funcionarios gubernamentales de los países que forman parte de ellos o de ciertos grupos de interés. El fenómeno multidimensional de las drogas y la forma en que debe abordarse es, sin duda, uno de esos temas.

El reconocimiento mayoritario de que la estrategia que se ha instrumentado para enfrentar el problema mundial de las drogas no ha generado resultados satisfactorios a pesar de la enorme inversión y pérdida de recursos, tanto humanos como económicos, y la convocatoria de una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas a celebrarse en 2016 para revisar dicha estrategia, son el marco en el que la Comisión de Estupefacientes de la ONU celebró su 57 sesión, misma que concluyó este viernes.

Gran parte de la discusión se centró en temas internos como qué órgano del sistema debe ser el responsable del proceso preparatorio de la sesión especial de 2016, pero relativo al fondo, destaca la opinión mayoritaria sobre la necesidad de que la estrategia debe tener nuevos enfoques como el de prevención y de salud pública sobre la interdicción.

Pero veamos cuál es la situación. Hace unos meses la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) presentó el Informe Mundial sobre las Drogas, el cual expone con claridad el estado sobre el crecimiento de consumidores, las consecuencias de las drogas para la salud y el aumento en el uso de nuevas sustancias sicoactivas, algunas con consecuencias mortales.

El informe señala que el número de muertos al año relacionados con las drogas se estima en 211 mil, la mayoría de ellos jóvenes. Asimismo, se advierte la poca prestación de servicios que existen para el tratamiento de la drogodependencia: tan sólo uno de cada seis consumidores de drogas problemáticas había recibido tratamiento durante el año precedente.

Por otro lado, el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo habla de la importancia de regular y reducir los disparadores del delito —como armas, drogas y alcohol—. Si bien, el problema de la inseguridad es multifactorial, hay elementos que detonan la violencia y uno de ellos son las adicciones.

Es claro que el camino del ataque frontal sobre la oferta no es suficiente y conlleva costos demasiado altos. Por ello, es necesario abordar el problema de forma integral, desde una perspectiva preventiva y a través del fortalecimiento del Estado de derecho. 

Así mismo, el enfoque de cooperación internacional del tema no puede obviarse. Todo el mundo está implicado en este tema. Los desafíos son cada vez mayores por el alcance global del crimen. Como ha señalado el director ejecutivo de UNODC, Yury Fedotov, “ningún país es inmune al impacto de las drogas ilícitas, ningún país actuando en solitario puede encontrar soluciones”, de ahí la necesidad de una estrategia multilateral.

México, como proponente de la sesión especial de 2016, debe seguir asumiendo un liderazgo importante en el tema, tanto por el conocimiento que ha desarrollado en la materia como por las implicaciones directas que ha tenido el problema de las drogas para la vida de millones de mexicanos. Pocos países se han visto tan afectados como México y, por ello, nuestra participación debe ser sustantiva.

México logró que la comisión acordara que la sesión especial tendrá un proceso preparatorio abierto e incluyente que contemplará consultas a diversos actores involucrados, lo cual es una oportunidad para construir una opinión pública madura sobre el tema. Además, este proceso es clave para que los actores políticos, junto con la sociedad civil, revisen y mejoren las políticas públicas nacionales para afrontar el desafío de las drogas y minimizar su impacto negativo en nuestras vidas y en la vida de las futuras generaciones.

                *Politóloga. Senadora de la República.

                Twitter: @Laura_Rojas_

Comparte esta entrada

Comentarios