NINFOMANÍA

COMPARTIR 
La Crítica 26/05/2014 00:00
NINFOMANÍA

Por Adrián Ruiz Villanueva

La parte final de la trilogía de Trier en el terreno de la depresión por fin tuvo su estreno comercial en México, dividida en dos volúmenes. En este primero, bajo una nieve quizás redentora, el viejo Seligman (Stellan Skarsgård) halla a una mujer desvanecida, con rastros de sangre y cierta violencia. Acto seguido el solterón se ofrece a darle cobijo, una taza de té y prestar sus oídos para escuchar su  historia, así es como comienza Joe (Charlotte Gainsbourg) a narrar su historia, en la que se autoproclama como un ser humano deleznable, todo debido a su adicción al sexo, o también conocida como “ninfomanía”

A lo largo de ocho capítulos, en los que se presentan cinco en este tomo, el espectador, también representado por Seligman al menos en este volumen, es testigo del cómo esta mujer, desde que conoció su vagina a los dos años, se va inmiscuyendo al placer de la carne. Von Trier presenta la hipótesis que asume de este padecimiento, así como los sentimientos que atañen al que lo experimentan; en medio de cierta anarquía la cinta toma un cariz irónico y con sentido del humor, fungiendo como catarsis para la densidad del tema y las escenas sexuales, que no son tan escandalosas como aparentan, pero sí llegan a ser explícitas.

Sobresalen las metáforas utilizadas para ciertos pasajes sexuales, los cuales desembocan en una connotación profunda, incluso poética, aludiendo al lenguaje  literario en sus formas retóricas, véase el paralelismo entre la seducción, el arma que te da un plus, con el ritual de la pesca. Sin embargo, a pesar de buscar ser transgresor y contundente, el danés en ciertas líneas se torna moralino, sobre todo al poner en boca de uno de sus actores que el ingrediente secreto para el sexo es “el amor”.

Las piezas actorales que utiliza el cineasta para construir su historia son más que acertadas, así hallamos a una Uma Thurman deliciosa y divertida, en el capítulo tres, capaz de inyectar sarcasmo y humor negro a la situación; Shia LaBeouf se abre paso como un actor dispuesto a superarse; Christian Slater da humanismo al personaje principal gracias a su papel de padre enamorado de la naturaleza. Sin duda Ninfomanía,  en el que el uso de la polifonía de Bach es utilizada en un cierre espectacular, nos deja con ganas de ver la conclusión.

Lars Von Trier.

Actúan:

Charlotte Gainsbourg.

Shia LaBeouf.

Uma Thurman.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red