X-MAN: DÍAS DE UN FUTURO PASADO

COMPARTIR 
La Critica 25/05/2014 00:12
X-MAN: DÍAS DE UN FUTURO PASADO

Por Alonso Díaz de la Vega

 

En una conversación con la revista literaria The Paris Review, Jorge Luis Borges explicó que “durante este siglo, digo yo, la tradición épica ha sido salvada para todo el mundo por nada menos que Hollywood”.

Mientras el cómic se traslada de la revista al cine, las luchas de los héroes continúan con una temática distinta a los de antaño, pues en un mundo secularizado carecen de los elementos divinos.

Hoy los paladines luchan contra el caos, como el Batman de Christopher Nolan; contra su propia apatía, como el Spider-Man de Sam Raimi, y contra la discriminación, como los X-Men de Bryan Singer.

Aunque la persecución segregacionista pertenece ya a generaciones más viejas, Singer insiste en su llamado a la unidad con X-Men: Días del futuro pasado (2014), debido a una perpetua repulsión por el nazismo y sus crímenes. X-Men (2000), también de Singer, expresa este tema con una escena que pareciera repetirse en el nuevo filme: las víctimas de un régimen percibido como malvado, ya sean los nazis o los Centinelas, marchan con un ritmo adolorido y exhausto. Los nazis son centrales en el pensamiento de Singer, que en El aprendiz (1998) y Operación valquiria (2008) los observó con fascinación, pero sobre todo desprecio.

Los X-Men le atraen porque lo ayudan a combatir su legado de superioridad y exterminio, y Días del futuro pasado va incluso más allá porque el viaje en el tiempo cumple metafóricamente la fantasía de Singer de evitar el nazismo y, en esencia, cualquier tipo de discriminación.

 Pero mientras en la última cinta de los X-Men, Primera generación (2011), el director Matthew Vaughn tuvo un pobre alcance panfletario en cuanto a las ideas, Singer no se aboca en Días del futuro pasado a desarrollar sus temas, sino a condimentar la anécdota con ellos, de manera que entrega una aventura emocionante, humana, pero nunca didáctica.

El elenco también ayuda a interpretar los diálogos sin caer en la chabacanería y, junto con las impresionantes secuencias de acción, se combinan en una película que supera las demás cintas de la franquicia y habría deleitado a un Borges ávido por el espectáculo sobrenatural del modo épico.

 

Dirige:

  • Bryan Singer.

Actúan:

  • James McAvoy.
  • Jennifer Lawrence.
  • Ellen Page.
  • Michael Fassbender.

 

@diazdelavega1

Comparte esta entrada

Comentarios