SIN-ESCALAS

COMPARTIR 
La Crítica 02/05/2014 00:00
SIN-ESCALAS

Por Adrián Ruiz

Amiles de pies se desata el suspenso luego de que Bill Marks, un agente federal encubierto, con sus respectivos problemas personales, sea receptor de un mensaje fatal: si 150 millones de dólares no son depositados en una cuenta, cada 20 minutos habrá una muerte, ya sean pasajeros o miembros de la tripulación. El temple, la audacia, así como su compañera del asiento, de al lado serán los aliados en una misión regida a contratiempo.

El despegue del filme, en el que la adrenalina y el misterio se rigen en el aire, nos remite a tantos otras como Con Air (Peligro en el aire), Avión presidencial o aquel filme que fungiera como madre del cine de catástrofe: Aeropuerto, cuya premisa es muy similar a esta película.  Aunque la fórmula se ha repetido hasta el cansancio, el filme consigue mantener al espectador al filo de la butaca con algunos aditamentos, unos incoherentes, dicho sea de paso, tales como el sospechoso con apariencia de talibán, las miradas sospechosas, así como un Wi-Fi, al cual todo mundo tiene acceso. Ya quisiera uno más vuelos así, como la posibilidad de ver las noticias como si se estuviera en la comodidad de la casa.

Estos dos últimos aspectos son los que parecen más absurdos.

El elemento primordial por el cual el filme se mantiene a flote obedece a Liam Neeson, actor que a sus más de 60 años sigue probando que puede ser un hombre de acción, tal y como lo probó en la piel de Bryan Mills en Búsqueda implacable hace seis años.

El histrión sigue pateando traseros a diestra y siniestra, en el aspecto físico; por otro lado, imprime personalidad a su personaje, fungiendo como un buen vehículo para aderezar y proveer al público de tensión.

Su compañera de reparto, la cuatro veces nominada al Premio de la Academia, Julianne Moore, da buena réplica al inglés, consiguiendo adrenalina pese a las incoherencias del guión.

Mención aparte merece la mexicokeniana Lupita Nyong’o, hoy ganadora del Oscar, cuyo papel de azafata luce desangelado y sin ningún matiz a lo largo de la película.

La cinta gestada data del tiempo en el que no era un rostro conocido, ni la mujer más bella del planeta, según la revista People, por lo que su presencia es irrelevante.

Dirige:

Jaume-Collet Serra.
Actúan:

 Liam Neeson. Julianne Moore.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red