Bob 2

COMPARTIR 
Joselo 21/02/2014 00:00
Bob 2

Apenas la semana pasada recordaba mi obsesión juvenil hacia DEVO al escribir mi columna Weird Men, cuando el martes recibí un post en mi muro de Facebook (sí, ya regresé...) en donde un amigo me anunciaba la muerte de Bob Casale, mejor conocido como Bob 2, guitarrista de los devolucionarios de Akron, Ohio.

Para escribir mi columna de la semana pasada estuve escuchando discos de DEVO y encontrando en YouTube varios videos de presentaciones en vivo que nunca había visto. No que fuera necesario hacerlo como research, sino por el puro gusto de hacerlo. De vez en cuando encuentro pretextos para escuchar la música con la que crecí, y cada vez que regreso a ella, le encuentro algo nuevo.

Algunas veces mi viaje hacia el pasado es sólo un regodeo onanista en la nostalgia, en donde pocas veces cuestiono si lo que escuchaba de chico era realmente bueno. A veces no le hago caso a mi parte racional, y me deja ser todo lo cursi que quiera y puedo llorar a gusto al ver una caricatura o escuchar una canción que me trae recuerdos de infancia o juventud.

Pero, ¿era DEVO realmente bueno? ¿O sólo caí en las garras de la mercadotecnia ochentera, deslumbrado por sus conos de energía, esos sombreros de plástico rojo? Yo digo que eran buenos y, sobre todo, distintos.

DEVO es una de esas bandas extrañas que parecen haber surgido de la nada. No son parte de una escena local, como el punk en NY, o el Grunge en Seattle. Entiendo que en Akron, Ohio, de donde son originarios, no hay nada. Si bien Chrissie Hynde es de ahí, tuvo que cruzar el charco para formar los Pretenders con músicos ingleses.

DEVO ya tenía un concepto sólido y buenas canciones cuando David Bowie e Iggy Pop se interesaron en ellos. Al principio les propusieron convertirse en la banda de Iggy, pero por suerte rechazaron la oferta. Su historia hubiese sido una muy distinta de haber aceptado. Bowie consiguió que Warner Bros los firmara y que Brian Eno se los llevara a la ciudad de Colonia, Alemania, a grabar su primer disco Q: Are we not men? A: we are DEVO!

Ya antes Neil Young los había invitado a aparecer en su película Human Highway. Aunque el cantautor canadiense parece más hippie que otra cosa, tuvo su época tecno new wave (o quiso tenerla) ¿No sabían? Qué bueno, porque no le fue nada bien.

Mi obsesión por DEVO me llevó a vestirme con overol rojo en alguna fiesta (no de disfraces), en la preparatoria. Nunca conseguí uno amarillo, así que me tuve que conformar con el que tenía. Quizás parecía Tino, de Parchis, pero no me importaba. También comencé a utilizar para todo la palabra Mutante. Firmaba como Joe Mutante mis escritos y dibujos que hacía en un cuaderno lleno de ideas para desarrollar en el futuro. La única dirección de e-mail que tengo y mi nueva página de textos de ficción también llevan la palabra mutante. Y todo porque la revista Sonido publicó una carta de DEVO a sus fans, en donde se referían a ellos (a mí) como: “Beautiful mutants”.

Ahora que DEVO vive estos momentos de tristeza por la muerte de uno de sus integrantes originales, me doy cuenta de algo que había pasado por alto. No que no lo supiera, sino que de joven no me parecía algo tan importante: DEVO es una banda conformada por dos parejas de hermanos. Mark y Bob Mothersbaugh; Gerald y Bob Casale. Los dos hermanos menores llamados Bobs tocaban la guitarra, uno rítmica y otro solista, así que para diferenciarlos los bautizaron como Bob 1 y Bob 2.

Estoy seguro que las bandas conformadas por hermanos se comportan de una manera distinta. No solamente porque sea mi caso, sino porque lo veo en la historia del rock. Suceden dos cosas: o los hermanos se odian a muerte cual Cain y Abel (o debo decir Noel y Liam), o permanecen juntos trabajando aún más allá de la desintegración de la banda a la cual pertenecieron.

Este es el caso de Bob 2, que en los videos de YouTube se le ve allá atras, tocando su guitarra, siguiendo los movimientos coreográficos mecánicos igual que su hermano Jerry, igual que los hermanos Mothersbaugh. Bob trabajó con Mark en su compañía Mutato Muzika, colaborando en infinidad de música para comerciales, videojuegos y películas, incluídas las de Wes Anderson. Los integrantes de DEVO no sólo perdieron a un compañero de banda, sino también a un hermano. Desde aquí mi pésame para todos ellos. ¡Buen viaje, Bob 2!

Comparte esta entrada

Comentarios