Diego a diestra y siniestra

COMPARTIR 
José Cárdenas 04/12/2013 02:10
Diego a diestra y siniestra

Si El Jefe Fernández de Cevallos decidiera sobre las iniciativas de reforma energética del gobierno, el PAN y el PRD, lo haría contra las tres… por eso propone una cuarta salida a caballo.

En un extenso artículo publicado en Milenio, explica por qué la reforma energética no debe ser “entreguista ni patriotera”.

Para Diego, la propuesta del PAN “ciertamente valiosa (…) deja a la legislación secundaria decisiones que colocan a Pemex y a la CFE ante graves riesgos y un futuro incierto”.

Ubica al PRD frente a una disyuntiva nada fácil.

“Retomar las banderas de Lázaro Cárdenas —tres cuartos de siglo después— y resultar derrotado en el proceso legislativo, pero reconocido como defensor de la soberanía nacional; o bien, exigir al gobierno cambios sustantivos que garanticen modernidad y aseguren la rectoría y soberanía del Estado en materia energética”.

Considera que la propuesta del gobierno es “más moderada en sus alcances y consecuencias aperturistas que la del PAN, con reiteradas referencias a Lázaro Cárdenas, que no esconden una cuestionable dosis de blindaje político ante la esperada embestida de sus detractores”.

–Entonces, ¿qué propone Fernández de Cevallos a diestra, centro y siniestra?

Los 11 mandamientos del Jefe Diego parten de lo económico. De entrada, están a favor de abrir más la participación privada en el ámbito energético.

El decálogo más uno plantea al gobierno asumir “como propia y exclusiva, sin dilación ni plazos”, la deuda de  400 mil millones por las pensiones de Pemex; propone que Pemex y CFE cuenten con absoluta autonomía de gestión, de modo tal que ni Hacienda ni el Congreso determinen la asignación de sus recursos; libertad de contratación, a cambio, de total transparencia; adiós al régimen fiscal de Pemex, sí a las alianzas con extranjeros, prohibiendo a las empresas solicitar la protección diplomática de sus países; contratos públicos y precisos; garantizar la propiedad absoluta del Estado; abrir las puertas a la creación de sociedades anónimas al amparo de Pemex y la CFE… y, al final, garantizar la protección estatal de ambas empresas fundamentales. 

Fernández de Cevallos pide “coincidir en que para lograr una auténtica reforma energética se deberá partir de tres prioridades: “la primera, Pemex y la CFE; la segunda, Pemex y la CFE y la tercera, Pemex y la CFE (...) Hagamos bien la reforma, así lo merece México; hacerla mal, o no hacerla, será trágico”.

Los diputados Silvano Aureoles (PRD) y Ricardo Monreal (MC) —por lo pronto— califican de sensatos, oportunos y acertados los planteamientos de Diego… y han emplazado a los panistas a considerarlos, en vísperas del debate; Luis Alberto Villarreal, toma nota puntual.

Purgatorio: Nadie podría imaginarse un momento oportuno para sufrir un infarto al miocardio, ese músculo cuyos latidos empujan la vida. En el caso de Andrés Manuel López Obrador, el ataque lo sorprende en víspera de la gran batalla de su vida, lucha iniciada el siglo pasado con el bloqueo de pozos petroleros cercanos a Villahermosa. ¡Fallaste corazón!, habrían dicho Cuco Sánchez… y Germán Dehesa, quien de esa manera tituló una novela cuando transitó por semejante trance.

Pero si la salud de AMLO está debilitada temporalmente no así el ánimo de sus seguidores quienes iniciarán esta mañana, a las 10, El Cerco al Senado, para impedir la reforma energética, —¿haciendo de tripas corazón?—.

                @JoseCardenas1  

                josecardenas.com.mx

Comparte esta entrada

Comentarios