Las tiendas de mascotas y el bienestar animal

La estabilidad y sano desarrollo de las especies es un elemento esencial para que nuestra sociedad madure.

COMPARTIR 
Jesús Sesma Suárez 28/08/2014 00:00
Las tiendas de mascotas y el bienestar animal

El Programa de bienestar animal es un documento que debe tener todo establecimiento comercial que se dedica a la venta de mascotas y tiene como finalidad establecer los lineamientos en que se mantendrán y manejarán los animales para procurar su estabilidad y sano desarrollo.

Este programa se encuentra contemplado en el artículo 39 de la Ley de Protección a los Animales y establece que “para el otorgamiento de autorizaciones para el mantenimiento de mascotas silvestres y el funcionamiento de establecimientos comerciales… que manejen animales…”, se deberá contar con un Programa de bienestar animal,  además de cumplir con los requisitos establecidos en las demás leyes aplicables.

A su vez, este programa de bienestar animal debe atender las necesidades básicas de cada animal de acuerdo a las características propias de cada especie y deberá cumplir con las normas oficiales mexicanas y demás disposiciones jurídicas aplicables en materia de protección, defensa y bienestar de los animales.

Entre otras cosas, debe prever, procurar y garantizar que el lugar donde se encuentren los animales cuente con condiciones adecuadas de alojamiento suficiente para permitir su movilidad, alimentación y descanso adecuado; que su alojamiento cuente con una zona de aislamiento a la cual pueda acceder continua y voluntariamente el ejemplar; así como establecer horarios de alimentación y medidas de nutrición oportunos.

Derivado de todo lo anterior la pregunta obligada es: ¿todos los establecimientos comerciales o tiendas de mascotas cumplen esta obligación que marca la ley? Y más allá, ¿las autoridades están verificando el cumplimiento de dichas obligaciones?

Afortunadamente la segunda pregunta cuenta con una respuesta afirmativa, ello en virtud de que la PAOT ha realizado no sólo verificaciones sino estudios al respecto. Desafortunadamente, la respuesta a la primera pregunta no es nada alentadora dado que las tiendas de mascotas, cuando menos en el Distrito Federal, continúan presentando problemas de higiene, jaulas exhibidoras incómodas, falta de médicos veterinarios de manera permanente, hacinamiento, falta de esparcimiento que les evite estados de estrés a los animales y ausencia de personal que cuente con conocimientos para su protección.

Ante toda esta evidencia es urgente que los establecimientos comerciales tomen conciencia de la importancia de tener un Programa de bienestar animal, pero sobre todo de la necesidad de respetarlo y cumplirlo.

El bienestar animal no es una cuestión menor, no se puede tomar a la ligera y mucho menos pensar que es algo que se puede cumplir de buena voluntad. No. El bienestar animal es una obligación impuesta por la ley y constituye un elemento trascendental para que nuestra sociedad madure y contribuya a mejorar nuestra relación con la naturaleza y la convivencia entre todos los seres humanos.

*Coordinador del Partido Verde en la ALDF

Comparte esta entrada

Comentarios