Responsabilidad ambiental

La conciencia ambiental se ha ido perdiendo generación tras generación.

COMPARTIR 
Jesús Sesma Suárez 17/04/2014 01:23
Responsabilidad ambiental

Los antiguos pobladores de las tierras mexicanas consideraban muy importante el cuidado de la naturaleza. Sin embargo, esa conciencia ambiental se ha ido perdiendo generación tras generación,  ocasionando que el actual estilo de vida impacte negativamente en nuestros recursos naturales.

Algunas personas, en su afán por satisfacer sus necesidades inmediatas, impiden que dichos recursos se regeneren. Igualmente, las actividades productivas de diversos sectores generan en sus procesos consecuencias negativas al medio ambiente y todo ello sucede sin que exista una legislación clara que permita demandarles la reparación o compensación de los daños producidos, es decir, la responsabilidad por el daño ambiental.

Como un ejemplo de lo anterior tenemos los casos de emisiones de contaminantes que impactan en sectores amplios de la sociedad como las descargas ilícitas de aguas residuales, los lugares clandestinos de residuos peligrosos, el derribo de árboles en áreas verdes o la construcción ilegal sobre áreas protegidas.

Es así como la Ciudad de México ha acumulado por décadas experiencias de pérdida, deterioro y afectaciones en sus recursos naturales y ecosistemas, causadas por personas y empresas sin conciencia ambiental. Ante ello, surge la necesidad de establecer un nuevo régimen jurídico de responsabilidad ambiental, que haga que el que contamine pague algo congruente con el daño que ha causado.

Si bien el Código Penal del Distrito Federal establece la reparación del daño como producto de la comisión de delitos ambientales, lo cierto es que esa reparación sólo aplica cuando se realizan determinadas actividades. Lo mismo ocurre con la Ley Ambiental de Protección a la Tierra en el Distrito Federal, misma que no señala con claridad a las personas que pueden solicitar la reparación del daño ambiental ni a quienes tienen la obligación de repararlo.

Por eso es necesario regular de manera más eficaz la responsabilidad por daño ambiental en la Ciudad de México y para ello podemos tomar como modelo el esquema aprobado por el Congreso de la Unión desde el año pasado. Éste surgió después de más de diez años de estudios, investigaciones y consultas en esta importante materia, mismo tiempo en que el Partido Verde no quitó el dedo del renglón, urgiendo una y otra vez sobre la necesidad de regular tan preocupante situación.

De esta manera es como la próxima semana presentaremos dicha propuesta en la Asamblea Legislativa, para precisar en la ley el concepto de daño ambiental, así como la forma en la que éste deberá ser reparado o compensado en especie mediante la restitución de los servicios ambientales perdidos, pero siempre contemplando una sanción económica ejemplar para el responsable.

Estamos seguros que de esta manera tanto las personas como las empresas que actualmente actúan de manera irresponsable tomarán con seriedad la conciencia ambiental y el cuidado del medio ambiente para las futuras generaciones

                *Coordinador del Partido Verde en la ALDF

Comparte esta entrada

Comentarios