Legalización de la mariguana

Contestamos que la regulación no es necesaria ni deseable ni posible.

COMPARTIR 
Jesús Sesma Suárez 13/02/2014 00:00
Legalización de la mariguana

Ante la insistencia de algunos diputados del PRD en la Asamblea Legislativa por regular la mariguana en la Ciudad de México, nuevamente contestamos que dicha regulación no es necesaria ni deseable ni posible. Más parece un capricho o una cortina de humo, tal como lo afirmamos desde que dicho falso debate comenzó hace ya varios meses.

No es necesaria porque no es un reclamo social que parta de la mayoría de la población del Distrito Federal ni del país, como sí lo es, por ejemplo, la escasez de agua, la contaminación o la seguridad. Los supuestos beneficios que traería —como abatir el índice de delincuencia relacionada a su consumo— no cuentan con ningún sustento estadístico ni histórico a nivel internacional.

Tampoco es deseable porque es bien sabido que la mariguana es la puerta de entrada para el consumo de otras drogas más adictivas y peligrosas. El tratamiento a los adictos, cuyo número seguramente aumentaría, actualmente resulta sumamente caro para la ciudad e incluso las autoridades sanitarias locales han manifestado su rechazo y preocupación al respecto, debido al problema en el que se encontrarían por la falta de recursos económicos para atender más adictos.

Finalmente, la legalización del consumo de la mariguana en el DF tampoco es posible. La Asamblea Legislativa no cuenta entre sus facultades constitucionales con la posibilidad de modificar el marco regulatorio dispuesto en la Ley General de Salud, que es la normatividad en la que se encuentra regulado el consumo de la mariguana y los delitos cometidos por su producción, venta y consumo, entre otras cuestiones. 

En todo caso, correspondería al Congreso de la Unión una eventual modificación de las leyes aplicables a este problema, misma que tampoco se podría dirigir exclusivamente a la Ciudad de México sino a todo el país. Recordemos, además, que una política de regulación de drogas debe involucrar a todos los estados de la República, ello sin dejar de mencionar a todos los países de la región y de otras partes del mundo. 

Por todo ello, más allá de estar pensando en cómo permitir un mayor consumo de la mariguana en la Ciudad de México, los legisladores que están impulsando esta iniciativa deberían enfocar sus esfuerzos a fortalecer los instrumentos legales y las políticas públicas dirigidas a la prevención —principalmente en niños— y a la rehabilitación y tratamiento de las adicciones. 

Y también por eso nosotros presentamos una iniciativa desde el año pasado en la que propusimos precisamente eso, es decir, institucionalizar y sentar las bases de un trabajo coordinado entre las distintas autoridades para que desde las escuelas se otorguen los conocimientos y herramientas suficientes a los niños y niñas, con el objeto de informarlos y mantenerlos alejados del trágico mundo del consumo de drogas.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red