En paz con Ninel Conde

COMPARTIR 
Gustavo A Infante 01/05/2014 00:00
En paz con Ninel Conde

Llevo muchos años en este medio de la farándula y he sido testigo de que la gente hace lo que sea y pasa por encima de quien sea para poder obtener una exclusiva. En el caso de Ninel Conde , tuve la suerte de enterarme antes que nadie de su embarazo. Lo dije cuando nadie sabía. Incluso supe de la negociación que hizo con la revista, pero ahora resulta que muchos se están colgando el milagrito, y está bien, no pasa nada. Respeto profundamente a todos mis compañeros periodistas y sé que así es el negocio. Sé de la importancia que da la pantalla de Televisa y que vayan a dar sus “exclusivas”, pero no se olviden de que hay muchos más lugares donde también damos exclusivas. Si esto para mí ha sido agotador, no quiero ni imaginarme lo que ha sido para Ninel, porque a fin de cuentas lo único importante es esa enorme y hermosa bendición que recibirá en unos cuantos meses. Debe ser muy desagradable y desgastante estar lidiando con escándalos de esa magnitud cuando lo único que debe hacer es disfrutar su etapa del embarazo. Considero que hemos rebasado ya el límite de atrevernos a juzgar a una persona de esa manera, cuando cada individuo es libre de hacer su vida como se le dé la gana. Si bien Ninel en un principio no supo cómo manejar esta situación, porque fueron muchas polémicas de por medio, creo que es momento de decir hasta aquí, o por lo menos de mi parte así será. He tomado la decisión de no hablar más de ella porque es lo que menos necesita. Lo que ella, supongo, debe hacer en este momento es estar tranquila y disfrutando de este bello momento sin hablar de grabaciones incómodas ni mucho menos. Aparte, esto es aun más delicado por el simple hecho de que ya están incluyendo a una menor de edad, que es su hija Sofía, y yo siempre he dicho que me parece reprobable que metan a menores de edad que no son “famosas” en este tipo de cosas. Les repito: de mi parte, mi querida Ninel sólo recibirá buenos deseos para su hijo que viene en camino. Dejo atrás los miles de escándalos que ha protagonizado, para dar paso a la futura mamá Ninel Conde.

Continuando con embarazadas, la verdad es que nada me da más gusto que ver una muy querida amiga, como es Angélica Vale, en su segunda dulce espera ahora de un niño. Saben perfecto del gran cariño que le tengo a la Vale desde que era una niña. La hemos visto crecer, madurar y consolidarse en el espectáculo a base de talento; sólo de eso. No ha necesitado nunca colgarse de nadie; mucho menos, andar haciendo chismes para poder figurar. Es una mujer a quien le ha costado llegar a donde está. Pese a ser hija de Angélica María y Raúl Vale, ella no se ha valido de eso para triunfar. Es de las mujeres más queridas del espectáculo porque se lo ha ganado. Me pongo de pie y le aplaudo que es de las pocas artistas que no anda por la vida vendiendo exclusivas. Lo que ella ha hecho es compartir con los medios de comunicación y con su público momentos emotivos e importantes de su vida, sin andar de “cuenta chiles”, vendiendo su vida al mejor postor. Así lo demostró una vez, pues como bien saben, a través de twitter anunció que el bebé que espera es un niño. Pude platicar con ella y me dijo que estaban muy sorprendidos con la noticia, ya que casi juraba que su esposo, Otto Padrón, sólo hacía productos de caballeros, pues de su anterior matrimonio ya tenía dos hijas, así que cuando él se enteró, quedó en shock por varias horas, pero que están felices porque, confiesa, ella tenía la mínima esperanza de que sí fuera un niño.

Los espero de lunes a viernes a las 11 del día en el 98.5 FM o a través de www.gustavoadolfoinfante.com.

Comparte esta entrada

Comentarios