Pierde Calderón más que Cordero

Felipe Calderón enloqueció del todo junto con algunos miembros de su gabinete que se sentían Los intocables.

COMPARTIR 
Francisco Zea 19/05/2014 02:03
Pierde Calderón más que Cordero

Como era de esperarse, Ernesto Cordero perdió la elección para la presidencia nacional del PAN. Pero, lejos de que Ernesto hizo una mala e insípida campaña, él no pierde. Pierde de nueva cuenta la soberbia de Felipe Calderón. Perdió la interna con el mismo candidato frente a Josefina Vázquez Mota y después la dejó a su suerte y ahora pierde frente a Madero, que es ya un signo de alarma, pues los resultados que ha entregado al PAN han sido patéticos por decir lo menos.

Calderón perdió la brújula desde su cuarto año de gobierno. Enloqueció del todo junto con algunos miembros de su gabinete que se sentían Los intocables. La realidad los ha devuelto, de forma brutal y violenta, a la realidad. Ni Margarita Zavala ni nadie pudo ayudar a Cordero. Es el agotamiento de un grupo político que se equivocó en el rumbo y la estrategia. El poder dura seis años. Muy largos, sin duda. Pero no hay plazo que no se cumpla y hoy Calderón es una triste caricatura de un dictadorzuelo que nos vendió que el país tenía que incendiarse para luchar contra el crimen organizado. Su grupo cercano se volvió los últimos años de gobierno en una especie de perdonavidas que tocaban con el báculo de la complacencia. Estando en el poder eso luce patético, pero fuera de él, es ridículo. Personajes como Alejandra Sota, como Genaro García Luna, entre muchos otros, no entendieron que estar en el poder es una especie de apostolado en donde, independientemente de trabajar por su futuro, por sus Audemars Piguet de caucho blanco, reloj que con su sueldo de servidora pública Sota jamás hubiera podido comprar, habría que trabajar por los demás, por el partido, por los mexicanos. Hoy la realidad y 218 mil panistas les han dado en la cara una bofetada que significa el rechazo de los mexicanos y sus correligionarios a su actuar y sus posiciones.

Entiendo bien la frustración que significa que los priistas, de forma hipócrita, nunca acompañaron las mismas reformas estructurales que ellos propusieron como gobierno. Que de alguna forma es injusto que ellos tengan como oposición que aprobar lo que se les negó como gobierno. Pero me parece que es tiempo de demostrar un poco de amor a México. Este país ya no resiste que los partidos le escamoteen a la población las reformas que se necesitan. Necesitamos sepultar a esos mitos podridos que nos mantienen atados como un país atrasado. Y la mala noticia es que ya vamos muy tarde al concierto de las naciones actuales. Para ser claro, llegamos al concierto con un piano sin todas las cuerdas y desafinado, y todavía nos atrevemos a seguir en lo mismo. Los mitos insepultos que nos dejó una Revolución que cumplió 100 años. No podemos entender que, al ritmo en que hoy las cosas avanzan, 100 años ya son tres siglos. Y seguimos queriendo guardar el petróleo en bolsitas y mantener a líderes magisteriales corruptos que ganan cantidades brutales.

De conformidad con el estudio de IMCO, creo que podemos entender el atraso en la educación, maestros que, pese a las complejas maromas oficiales para explicar ganaban 600 mil pesos, pensiones que, según esto, dictaminó el Poder Judicial de 100 mil. Setenta maestros que ganan más que el Presidente. Creo que nos queda claro por qué los recursos no se agotan para marchas y plantones. Y es evidente que, para defender esas prebendas, no pocos estarían dispuestos a quedarse por años en el Zócalo capitalino.

Esta semana nuestro impresionante Congreso aprobó, dentro del periodo extraordinario, una gran cantidad de leyes relacionadas con la Reforma Electoral. Es evidente que, por la gran cantidad de reformas aprobadas, es imposible que, por el cúmulo de trabajo, ni siquiera uno de los 628 legisladores de este país conozca el contenido. Es por eso que se convierten en auténticos levanta dedos.

En el estribo.- Coincido con la opinión de Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados priistas, en el sentido de darle la bienvenida a los acuerdos alcanzados al interior de la Comisión Permanente para que se den debates públicos con el fin de acordar los términos de las leyes secundarias en materia energética. Es de las mejores noticias. Necesitamos información, discusión y real debate al respecto. Para que la gente esté bien informada de lo que va a pasar. Que se derriben los mitos. Que la gente informada esté en favor o en contra. No dogmas ni ideologías del pasado. Expertos que cuenten lo que ha pasado en otros países. Una vez que se agote esta discusión, como bien lo dice Beltrones, igual que en toda democracia constitucional, vendrá la votación y aprobación de las leyes, pero ahora sí, si los debates son de nivel y debidamente difundidos con una mucho mayor legitimidad. Y ahí el resultado no tendrá más que acatarse.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red