Michoacán: la solución definitiva

La única forma viable de solución al conflicto purépecha es arrebatarle la base social a los Templarios.

COMPARTIR 
Francisco Zea 27/01/2014 01:11
Michoacán: la solución definitiva

Analizar el conflicto en Michoacán es un ejercicio sociológico importante. Ante la ausencia de poder, y sobre todo de resultados en todas las áreas, se dejan espacios abiertos para aquellos que pueden ofrecer una oportunidad de sobrevivir. Fue el caso del crecimiento salvaje de Los Caballeros Templarios. Ante la falta de esperanza, un arma y un ingreso sin importar las consecuencias.

Por lo anterior, la única forma viable de solución al conflicto purépecha es arrebatarle la base social a los Templarios. La misma que les ha permitido crecer y que en muchas ocasiones los ha protegido de los operativos del gobierno. Siguiendo este orden de ideas, no hay solución posible que no pase por la institucionalización de las guardias comunitarias, que le han arrebatado a los Templarios una parte de la legitimidad social.

La realidad de las cosas es que el estado hoy no goza de la confianza de la ciudadanía, pues está pagando altos costos derivados de la corrupción y de la falta de oportunidades. Bien sabemos que los espacios dejados por la autoridad tienden a ser llenados, y en el caso de Michoacán, estos vacíos fueron llenados por los discípulos de la muy mediática Tuta.

El problema grave y en donde se descompuso el “arreglo” fue en el abuso de los Templarios contra la población, sin distinción alguna. Pero, finalmente, en este abuso y disociación de los Templarios y la sociedad es en donde se abre la oportunidad para el gobierno federal para arrebatar la base social a los narcotraficantes y fijarse objetivos comunes: acabar con los Templarios y regresarle el poder y dignidad a las comunidades ante la evidente ineptitud gubernamental de todos los niveles.

Pueden decir misa sus detractores y prepararle una estrategia para desestimar su trabajo, pero la realidad es que las cosas en Michoacán están empezando a tomar su rumbo. Lamento mucho las ataques a la gestión de Castillo, que pueden encabezar gente seria que se siente desplazada, pero deben de reconocer que el menor de sus problemas lo encuentran en el Comisionado para la Seguridad y Desarrollo de Michoacán. Sus verdaderos problemas están en la propia casa con asesores mentirosos e incapaces que se aprovechan del último aliento de poder. Ha trascendido que se está muy cerca de lograr un acuerdo con las autodefensas para que se desarmen o puedan integrarse a los cuerpos legales de seguridad. Es fundamental que como sociedad podamos distinguir los legítimos derechos ciudadanos a manifestarnos e incluso a defendernos con el derecho a expresarnos. Lo he reiterado hasta el cansancio: entiendo y acompaño a una sociedad organizada que se protege. Pero debemos preguntarnos: ¿Hasta qué punto el conflicto de las autodefensas se ha vuelto un asunto de propaganda? No podemos dejar de lado dos factores importantes. En primer lugar, el gran componente de michoacanos en el extranjero, que, según esta misma casa, Excélsior, podría estar financiando las armas de las autodefensas, y la inminente elección local en la cual la codicia calderonista está presente. Y no podemos olvidar que ante la evidencia de su derrota en la dirigencia nacional del partido Calderón, en su infinito apetito, no obstante su breve estatura, política y física, quiere obtener un bastión con su inefable hermanita, Cocoa Calderón.

No creo que sea importante que el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, se parezca a Roberto Palazuelos. Quizá sea injusto que le digan el Diamante Negro del Bajío. Lo que es inaceptable es que quiera ser un político estúpido más del montón. Entregar un balón de futbol a un niño sin piernas no es precisamente un acto de inteligencia, ni que sus ridículos asesores quieran justificar el asunto con que el balón era de voleibol aunque era evidente el sello de la Federación Mexicana de Futbol en la caja del esférico. Importantes resultan, por ejemplo, sus declaraciones al respecto de lo peligroso que es tener a Michoacán de vecino, lejos de proponer o tener una idea, cual si fuera un adolescente frente a otro que tiene sida y sólo grita despavorido, lejos de entender y solucionar. Pero no debe de sorprendernos, es la tendencia del Diamante Negro del Bajío; de hecho nombró a Lourdes Cásares Espinosa —conocida por organizar una quema de libros de biología porque, supuestamente, fomentaban la homosexualidad y la promiscuidad entre los niños— como titular del Consejo Estatal de Guanajuato para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. Lástima de un gobernador apoyado por la ciudadanía que se ha convertido en un padrotito del cubilete.

En el estribo.- Por otro lado, qué importante periodo empieza en el Legislativo. Sin importar las diferentes opiniones sobre el Foro Económico Mundial en Davos y el papel de México, la realidad es que llegamos a ese Foro sin nada que vender. Pues las modificaciones constitucionales están lejos de ser una oportunidad para nadie hasta que estén acompañadas de las leyes secundarias que permitan su implementación. Así que fuimos a vender espejos. Es por eso que el líder de la fracción parlamentaria del PRI en San Lazaro, Manlio Fabio Beltrones ha dicho enfáticamente que la reforma constitucional es apenas el primer eslabón. Y, por ende, con responsabilidad están estudiando y generando las leyes secundarias que verdaderamente permitan que las reformas importantes como la energética y la de telecomunicaciones se conviertan en un factor fundamental para detonar el desarrollo del país. Sin duda, de esto y más platicará Beltrones con sus diputados en su reunión plenaria hoy y mañana.

Comparte esta entrada

Comentarios