Telecom: ganan l@s usuari@s

COMPARTIR 
Francisco Guerrero Aguirre 09/07/2014 01:39
Telecom: ganan l@s usuari@s

Desde su creación, el Pacto por México dejó claro que se pretendía avanzar en temas que durante décadas estuvieron vedados ante lo espinoso de intereses económicos y políticos a los que no convenían cambios estructurales. Entre ellos, destacaron los asuntos relacionados a telecomunicaciones y radiodifusión.

Las tres principales fuerzas políticas lograron construir una reforma constitucional, que representó un avance trascendental para abrir la competencia y garantizar mejores condiciones para usuarios y audiencias. Se reconoció que el Estado había perdido capacidad y eficacia a través de la “doble ventanilla” y que la concentración de mercado producía precios altos y servicios de baja calidad, particularmente, en el terreno de la telefonía.

La reforma de 2013 estableció la necesidad de crear un nuevo marco jurídico que sustituyera a la Ley Federal de Radio y Televisión de 1960 y a la Ley Federal de Telecomunicaciones de 1995. Estos dos ámbitos de la economía presentan diferencias sustanciales entre sí. El sector de telecomunicaciones es casi diez veces mayor que el de radiodifusión. El primero tiene un valor aproximado de 426 mil millones de pesos (mdp), mientras que el segundo apenas alcanza 44 mil mdp. Como grupos empresariales, América Móvil (Telmex-Telcel) es virtualmente 14 veces más grande que Televisa.

En un panorama complejo y lleno de intereses, la reforma constitucional creó, a propuesta de la oposición, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) como órgano regulador autónomo de carácter técnico, con el propósito de enfrentar los retos de la regulación a sectores tan influyentes y poderosos.

El proceso de aprobación de la legislación secundaria desató un denso debate mediático, donde se pretendió enrarecer el ambiente a través de “dogmas y fantasmas” que intentaban confundir a la opinión pública y ensuciar los verdaderos avances que se habían logrado desde la reforma constitucional. Las voces de descalificación que pulularon en días recientes no pudieron impedir que se conformaran mayorías legítimas y suficientes para concretar la legislación pendiente.

El partido del presidente Peña Nieto logró mantener a sus legisladores unidos, en tanto el PAN y el PRD sufrieron amargas discusiones internas que se reflejaron en las votaciones. La derecha votó dividida, mientras que la izquierda en el Senado fue obligada, por su Consejo Nacional a instancia de Jesús Zambrano, a votar en contra a pesar de que gracias a algunos de sus legisladores se habían logrado cambios a los dictámenes. El senador Miguel Barbosa fue exhibido de manera innecesaria en un discurso contradictorio que pretendió fallidamente justificar lo injustificable.

En términos políticos se ratificó la eficacia de la alianza PAN-PRI en los temas cruciales de la agenda de reformas económicas. Por su lado, el PRD mantuvo su añeja tradición de atavismos ideológicos que recurrentemente le impiden ser visto como una alternativa seria de gobierno. Al final, los sectores reformadores panistas y priistas fueron congruentes con el espíritu original de la reforma de 2013, abriendo nuevas condiciones de inversión privada.

BALANCE

No obstante del “ruido interesado” que han generado algunas voces discordantes, la legislación secundaria traerá cambios importantes en la materia que no pueden ser obviados. Destaca en beneficio de l@s usuari@s, la eliminación del cobro de larga distancia nacional tanto en la telefonía fija como en la celular, lo que significará un ahorro directo de casi 22 mil mdp anuales.

Después de 18 años sin licitar estaciones de televisión, gracias a lo aprobado, el IFT continuará con los procesos de asignación para dos nuevas cadenas nacionales de televisión abierta. Con la entrada de nuevos jugadores se diluirá y equilibrará la concentración de mercado en este importante sector.

La nueva legislación representa un triunfo contundente en la agenda de reformas estructurales que tanto necesita el país. Esta reforma rendirá frutos concretos e inmediatos que beneficiarán directamente a la población. No reconocerlo es miope y mezquino.

                Twitter: @pacoguerreroa65

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red