El ridículo de Calderón

COMPARTIR 
Francisco Garfias 11/03/2014 01:19
El ridículo de Calderón

De la cascada de reacciones que provocó la pifia del gobierno de Felipe Calderón al dar por muerto a El Chayo, hace más de  tres años, una nos llamó poderosamente la atención por su origen y franqueza: la del panista Jorge Luis Preciado.

“Es todo un ridículo del gobierno federal dar por muerto a alguien sin tener los elementos suficientes. Peor aún, sin tener el cuerpo”, dijo el coordinador de los senadores azules.

No es un misterio que Preciado está con Madero en la elección interna del PAN. Ayer lo reiteró. Sus palabras llevan una carga de interés político contra el calderonismo y su candidato, Ernesto Cordero.

Eso, sin embargo, no le resta contundencia al mensaje del senador de Colima.

“Hay una falta de pericia por parte del gobierno anterior, de sus cuerpos de seguridad y el sistema de información, ya sea el Cisen o Gobernación. Es lamentable que se haya hecho una afirmación de ese tipo, sin tener los elementos suficientes”, dijo.

Felipe Calderón se había tardado en reaccionar. El domingo todo mundo se preguntaba por qué no había tuiteado nada. Con lo de El  Chapo reaccionó a la velocidad de la luz. Tanto que olvidó felicitar a los captores de Guzmán Loera: la Marina.

Ayer fue lacónico. Felicitó al gobierno por el abatimiento de Nazario Moreno y le aventó la pelota al hombre que dio la falsa noticia en diciembre de 2010: el inexperto Alejandro Poiré, uno de los destacados integrantes del equipo de cocina de Felipe.

Y el hombrecito no tuvo más remedio que reconocer que la información que entonces tenía a su alcance fue “imprecisa”.

¡Pues vaya imprecisión!

Uno que sí se la voló fue el michoacano Marko Cortés. La mezquindad lo llevó a decir que la “impericia e inoperancia” del gobierno federal actual obligó a la sociedad michoacana a asumir directamente el combate al crimen organizado y llevar a la captura de El Chayo. Un reportero le preguntó sobre el error de Poiré: “Se dijo, en su momento que no había cuerpo”, justificó.

“¡Por Dios!” reviró el senador priista Omar Fayad. “Que me lo pongan enfrente para discutir una a una las pifias de Calderón, retó el presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara alta.

Fue una comparecencia descafeinada. Muy por debajo de las expectativas con un tema tan explosivo como el de Oceanografría y su millonario fraude a Citigroup y Banamex. El procurador
Jesús Murillo karam y el director de Pemex, Emilio Lozoya sortearon cómodamente las preguntas de los legisladores, salvo los cuestionamientos que formularon Ricardo Mejía, del MC y Claudia Bojórquez, perredista afín a López Obrador, que se quedaron en el aire.

Murillo hasta se lució. Negó haber hablado de cacería de brujas. “No hemos dado un sólo nombre,  los daremos cuando tengamos órdenes de aprehensión (léase que sí las habrá)”, dijo.

Muy claro dejó que no es un asunto contra el PAN. “No estoy buscando ni viendo colores. Quienes están detenidos no es porque sean de ningún partido, sino porque cometieron un delito”, puntualizó.

Hay que reconocer que Manlio Fabiio Beltrones hizo un excelente trabajo.

Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, ya tiene nuevo bombero. Se trata de Héctor Alcudia, quien, entre otras cosas, será su vocero y se encargará de llevar las relaciones con los medios nacionales.

El nombramiento se da luego de que Raymundo Riva Palacio, en El Financiero, balconeara sus relaciones con Amado Yáñez, el mero mero de Oceanografía. El prestigiado periodista dice que el empresario más incómodo del momento le metió dinero a la campaña del actual gobernador de Puebla, a cambio de negocios posteriores.

Los negocios posteriores se concretaron cuando Oceanografía obtuvo en forma directa —y por 30 años— la adjudicación de la llamada Autopista Audi, que va de Cuapiaxtla a Cuacnopalán. La adjudicación se produjo luego de que ninguna de las 22 empresas que participaron en la licitación cumpliera oficialmente con los requisitos.

Moreno Valle reaccionó de inmediato al estallar el escándalo del fraude a Banamex y le retiró la concesión a la empresa de Yáñez. La bronca de la que todos hablan en Puebla es que Oceanografía es experta en infraestructura petrolera y no en carreteras.

Otra de Marko Cortés. Convocó a rueda de prensa para dar a conocer que, desde las siete de la mañana de ayer, 84 mil 431 panistas habían firmado su respaldo a la reelección de Madero. El hombre promete 100 mil firmas para el próximo miércoles, de un padrón compuesto por 220 mil militantes.

Los corderistas reaccionaron a las cifras de Cortés, recordaron que el michoacano, en su tiempo coordinador de la campaña de Santiago Creel, “cantó” antes de las elecciones para candidato presidencial 55 mil firmas y al final sólo logró 36 mil votos. “O es muy bueno para inflar cifras o es muy malo para retener votos”, manifestó el vocero del senador calderonista, Alejandro Caso.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red