¿Ahora sí?

Los esfuerzos deben ser de todos y apuntar a la necesidad de lograr una mejor distribución de todos los recursos.

COMPARTIR 
Foro Internacional Anáhuac 24/04/2014 00:00
¿Ahora sí?

Catherine Prati Rousselet*

En fechas recientes se llevó a cabo en el patio central de la antigua sede del Senado de la República, la reunión parlamentaria paralela a la primera reunión de Alto Nivel de la Alianza Mundial para la Cooperación Eficaz al Desarrollo.

Título por demás largo y curioso que congregó a poco más de un centenar de legisladores representando a varias regiones: Latinoamérica, Europa, África y Asia reunidos para escuchar cómo las altas autoridades de la Unión Interparlamentaria (1889) y los Parlamentarios Europeos con África (AWEPA) les instaba a establecer de una vez por todas el equilibrio político de los pesos y contrapesos en el ejercicio del poder.

El objetivo de la sesión fue convocar a los legisladores alrededor de la preocupación de hacer la cooperación más eficaz; en un esquema global e interconectado, los países oferentes no solamente están conscientes de los rezagos, valoran las necesidades de participar en el desarrollo de las naciones menos adelantadas a través de esquemas exitosos de cooperación triangular e, inclusive, están dispuestos a aportar más. Pero los esfuerzos deben ser de todos y apuntar a la necesidad universal de lograr una mejor distribución de todos los recursos.

En materia de cooperación internacional para el desarrollo es menester también cambiar los paradigmas. Aunque ciertos oradores se mantenían pegados al concepto de “asistencia al desarrollo”, quedó bien establecido (a pesar de algunas discordancias) que la cooperación eficaz dejó de ser un tema exclusivo de la agenda pública y que el sector privado debe asociarse a la promoción del desarrollo. Debe entenderse que es urgente e imprescindible visualizar a la cooperación eficaz para el desarrollo como una nueva herramienta y no un instrumento reloaded de las ayudas que desde hace varias décadas (a través de la hacienda pública), los administradores de países extremadamente comprometidos (entre otros, Suecia, Alemania, España) aportan a ambiciosos proyectos en todo el mundo marginado y desamparado.

Después de Roma, París, Accra y Busan, México, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), creada en 2011, participó, como anfitrión, en la definición de la agenda y en la conducción de la reunión.

Lo que se le pidió a los legisladores fue involucrarse en la transparencia, en la utilización de los recursos, así como en una cabal disciplina de rendición de cuentas. En México, país activo (como receptor) desde la década de los 70 en materia de cooperación, no existe, a la fecha, un atlas integral de las acciones de cooperación que se han llevado a cabo en territorio nacional.

Si bien es cierto que ciertas acciones son difíciles de identificar, muchas constituyen el registro de experiencias de éxito. El problema estriba en que si bien se quiere enseñar el impacto, no se quiere difundir las cifras.

La reunión que se comenta generó un comunicado final que incluye 39 iniciativas voluntarias con acciones concretas en la agenda de la efectividad de la cooperación. Fiel a su misión, México, ahora dador de cooperación, se muestra como un actor con responsabilidad global, buscando honrar el lugar que históricamente ha tenido en el concierto de las naciones como un país solidario y comprometido con las mejores causas de la humanidad.

Debe celebrarse que México haya sido la sede de una reunión de conciencia tan importante para el futuro. Antes de dar, hay que abandonar la pobreza de espíritu que de repente flota en las administraciones públicas y volver al contenido de los acuerdos de cooperación, verdaderos agentes de cambio.

* Coordinadora de la Especialidad en Cooperación Internacional para el Desarrollo Sustentable en Iberoamérica. Escuela de Relaciones Internacionales, Universidad Anáhuac México Norte.

forointernacional@anahuac.mx

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red