Las nuevas reglas del juego

Las propuestas del PAN que se incorporan al nuevo Código Electoral del DF se orientaron fundamentalmente a hacer campañas menos costosas.

COMPARTIR 
Federico Döring 29/06/2014 00:26
Las nuevas reglas del juego

La reforma al Código Electoral del Distrito Federal para adecuarlo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales era apremiante para los comicios intermedios. Hemos homologado en tiempo y forma nuestro Código local con la ley general. Es decir, modificamos 65% del Código Electoral del Distrito Federal.

Las propuestas de Acción Nacional que se incorporan al nuevo código se orientaron fundamentalmente a hacer campañas menos costosas, más limpias y privilegiar la equidad de género.

No es un avance menor que en el Distrito Federal los Permisos Administrativos Temporales  Revocables (PATR) se distribuyan 30% de forma igualitaria y 70% de acuerdo al porcentaje de votos obtenidos en la elección inmediata anterior. Se trata de que los espacios que utiliza el gobierno para anunciarse serán los mismos que utilizarán los candidatos para campañas; se disminuirá la propaganda que contamina visualmente el paisaje urbano.

La diferencia deberá estar en la propuestas que se oferten y no en la cantidad de anuncios que se tengan. Esta distribución de los PATR en el DF equivale a lo que es a nivel federal el acceso equitativo a tiempos de radio y televisión.

Los procesos electorales deben dejar de ser una fábrica de basura; las elecciones generan en la ciudad alrededor de 500 toneladas de desechos que, además, cuestan alrededor de 15 millones de pesos limpiar campaña tras campaña.

El PAN propuso que se prohibiera al cien por ciento pegar y colgar la propaganda en mobiliario urbano; lo que logramos es que al menos el Gobierno del DF y el Instituto Electoral del DF establezcan una lista de avenidas principales en las que no se podrá colocar propaganda política en campaña. También se prohibió utilizar el mobiliario público para pegar propaganda electoral, sobre todo colocarla con engrudo o pegamentos industriales que generen daños irreparables.

Uno de los principales motores de Acción Nacional es la fuerza y participación de sus mujeres. Especial énfasis tiene la reforma en materia de equidad de género en las candidaturas; logramos que la paridad no sólo ocurra para el Legislativo como sucede a nivel federal, sino también aplique para candidaturas a los 16 jefes delegaciones del DF.

Es decir, la regla de ocho candidatos y ocho candidatas para delegaciones representa un avance significativo, nos pone un paso adelante en comparación con la legislación federal, que no contempla este principio de equidad de género para municipios.

Si bien es cierto que la paridad era ya un principio contemplado en la ley para las candidaturas plurinominales, ahora se avanza estableciendo que las listas de candidatos se intercalen los lugares por género.

Así, los últimos acabados de la llamada reforma inacabable, que es la electoral. El PAN no quitará el dedo del renglón de los pendientes. En la próxima reforma insistiremos en llevar a cero el derroche de recursos económicos en las campañas, la generación de basura y el daño al mobiliario y paisaje urbanos.

Comparte esta entrada

Comentarios