El Invea mejora o desaparecerá

Uno de los factores que dio vida al instituto fue buscar combatir la corrupción de las autoridades delegacionales.

COMPARTIR 
Federico Döring 23/02/2014 01:03
El Invea mejora o desaparecerá

En el grupo parlamentario del PAN en la ALDF decidimos votar a favor de ratificar por cuatro años más a Meyer Klip Gervitz al frente del Instituto de Verificación Administrativa del DF, pero no le entregamos un cheque en blanco ni el endoso para una gestión pasiva u omisa de las muchas irregularidades que padece nuestra ciudad.

De Meyer Klip esperamos que eleve la tasa de eficiencia en su segundo periodo. Él mismo, al reunirse con los legisladores de Acción Nacional, hecho que en sí mismo habla bien de alguien que entiende la política como herramienta para tender puentes, estableció el compromiso de trabajar coordinadamente sin distinción de colores partidistas.

En 2010 se creó un nuevo modelo de verificación. Al Invea, como organismo descentralizado, se le encomendó proteger y hacer respetar el espacio urbano. La tarea, cuatro años después del reto que asumió el ingeniero Klip, aún está incompleta, los ejemplos sobran, las irregularidades en construcciones y negocios están al alcance de la vista de cualquier ciudadano.

Es necesario que en nuestra ciudad tengamos certeza de que los establecimientos mercantiles a los que acudimos, así como los inmuebles que con ilusión, trabajo y esfuerzo adquirimos, se encuentren dentro de un marco de legalidad jurídico-administrativa.

Estamos dando con nuestro voto a favor de la ratificación de Klip, continuidad al proyecto de legalidad en el que aspiramos convivir los capitalinos. Y no sólo eso, los legisladores de Acción Nacional estamos decididos a proponer y convocar a las otras fuerzas políticas a fortalecer el marco normativo en materia de verificación administrativa. El Invea, por su parte, debe sancionar los actos de corrupción, señalar y sobre todo denunciar a los corruptos; ya sean funcionarios públicos o privados.

 No podemos olvidar que uno de los factores que dio vida al instituto fue buscar combatir la corrupción de las autoridades delegacionales. El riesgo del Invea está en que de no consolidarse en los próximos cuatro años como la instancia eficiente e irremplazable, la marejada de una posible Reforma Política para la Ciudad de México podría de-saparecerla y regresarle las funciones a una posible figura de regidores delegacionales. Y esa, sin el Invea, podría ser de nuevo una apuesta en favor de la discrecionalidad y corrupción de las delegaciones.

Por ello, desde la oposición asumimos la parte de la responsabilidad que nos encomendaron los capitalinos. Acción Nacional acompañará la gestión desde la ALDF, pero también estaremos atentos del cumplimiento de las metas.

La confianza en cualquier caso, todos lo sabemos, es un bien que cuando se pierde no es renovable. El Invea deberá no sólo resistir  los chantajes y amagues de las expresiones de la corrupción perredista, sino honrar el compromiso con la legalidad, para  que nos permita seguir  confiando, como lo hicimos, en su conducción.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red