Desbandada inminente

El PRD nació fracturado, pero en la próxima elección se vislumbra la desbandada definitiva.

COMPARTIR 
Enrique Villarreal Ramos 05/09/2014 02:04
Desbandada inminente

El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, declaró que su partido está listo para la elección interna del próximo domingo. Reconoció que “la contienda no ha estado ajena de diferencias o desencuentros”, aunque descartó que se produzca un “choque de trenes”. Hizo un llamado para que los funcionarios partidistas, corrientes de opinión y sus militantes “no metan las manos en el proceso”, ya que “se impondrán sanciones desde económicas hasta la cárcel”.

Aunque el PRD nació, supuestamente, para “combatir los fraudes electorales”, los perredistas se hicieron famosos por las tropelías que ellos mismos cometían en sus procesos internos. Si los comicios perredistas se convertían en “guerras civiles”, en las que se buscaba aniquilar al enemigo, en parte se debe a la inexistencia de una verdadera cultura democrática de sus integrantes, es decir a una total incongruencia con lo que dicen defender. Pero la razón de fondo es que de origen el PRD está fracturado por dos vertientes, una de corte “socialdemócrata” y otra, “popular-socialista”, con concepciones y prácticas tan diferentes que en realidad son dos partidos en uno.

Sobra decir el elevado costo político-electoral que el perredismo ha tenido que pagar por su imposibilidad de organizar elecciones democráticas y civilizadas. Por ello, ahora, cuando se avecina la batalla final entre Los Chuchos y los bejaranos, mejor recurrieron al INE para la renovación de su dirigencia y órganos directivos, y aun así, su secretario general tiene que amenazar con sanciones, dado que la lucha no ha estado exenta de las viejas prácticas que tanto critican (reparto de despensas, compra de votos, etcétera). No sólo el PRD, sino el propio INE puede pagar un elevado precio del descrédito, si a pesar de gastar 100 millones de pesos, impera el cochinero electoral...

No es cualquier elección: se renovarán mil 200 congresistas nacionales, 320 consejeros nacionales y, tres mil 450 consejeros estatales. De las planillas ganadoras dependerá la designación de la presidencia del partido (octubre), incluyendo las candidaturas para los comicios de 2015. Como se sabe Los Chuchos, aliados con otras tribus como ADN, constituyen el grupo hegemónico, y para combatirlos los bejaranos y otras tribus, entre ellas la creada por Ebrard, han intentado utilizar a Cuauhtémoc Cárdenas como un supuesto “candidato de unidad” para obligar a Los Chuchos a una negociación, con la amenaza de que si no ceden en apoyar a Navarrete, entonces habrá “fractura y desbandada”.

Aunque resucitar al caudillo pudiera reducir el encono contra el PRD por parte de López Obrador, quien no ha acusado a aquél de “traidor”, Los Chuchos mantendrán su apoyo a Carlos Navarrete para no perder el control del partido, y de las candidaturas. Pese a que también buscan mellar el poder de Bejarano en el DF, Los Chuchos apuestan a que no se saldrá, tanto por los intereses y posiciones que están en juego como porque es mal visto por las demás agrupaciones, incluyendo Morena, dado el antagonismo entre aquél y Batres

Sin embargo, conforme se encarniza la contienda interna y externa, se agudizan las tensiones al interior de las tribus, amenazando con fracturarlas. Así, el enfrentamiento entre Bejarano y Leticia Quezada, delegada de Magdalena Contreras, puede dividir al bejaranismo y alentar la desbandada. La elección misma puede ser el pretexto para ella. Después de todos son expertos en defraudarse a sí mismos.

Se aproxima la batalla y desbandada definitiva del PRD, mientras tanto, López Obrador sólo se frota las manos…

Entretelones

El balance del primer tercio de la Presidencia peñista es positivo, no sólo por lo logrado, sino por el rumbo que se le ha dado al país.

Comparte esta entrada

Comentarios