¿Desarme?.. ¡sólo registro!

COMPARTIR 
Enrique Aranda 05/05/2014 01:48
¿Desarme?..  ¡sólo registro!

Cinco, seis días escasos antes que concluya el plazo acordado para iniciar el proceso de su formal disolución, vía su desarme e incorporación a cuerpos de seguridad rurales controlados por el Ejército, algo más de dos mil 500 miembros de los ilegales grupos de autodefensa y/o policías comunitarias en la región de Tierra Caliente, en Michoacán, habrían registrado ya sus armas aunque, de confiar en información oficial confirmada, ninguno de ellos habría entregado las mismas.

Ello, más el reiterado discurso del indiscutido líder del Consejo de Autodefensas, el hermano José Manuel Mireles, en el sentido de que serán ellos, y no las autoridades (municipales, estatales o federales) quienes —ahora con sus armas registradas, se entiende— “continuarán limpiando...” la entidad, pone en entredicho el ofrecimiento oficial de que, recuperada la paz en tierras michoacanas, las autodefensas tenderían a desaparecer... y no sólo a mutar.

El cúmulo de evidencias existentes sobre una eventual penetración de estos ilegales grupos por parte de la delincuencia, o de la existencia de vínculos entre los mismos o algunos de sus dirigentes, al menos, con la misma, suscita un más que justificado temor entre la población que, en opinión de Manuel Espino, “presa en otro momento del crimen organizado, (vislumbra que) podría pasar ahora a ser víctima de las autodefensas” legalizadas.

Al margen, llama igualmente la atención el escaso número de milicianos civiles que, hasta el viernes, habrían concurrido a registrar sus armas —no pocas de ellas “de uso exclusivo del Ejército”, por cierto— y a comprometer su incorporación en los cuerpos policiales comunitarios en gestación.

Es verdad que nadie, con plena certeza, podría aventurar un número de aquéllos, ni de las armas y vehículos “todoterreno” —¿blindados algunos?— con que cuentan... estimaciones extraoficiales, sin embargo, cifraban su cuantía en entre diez mil y 20 mil elementos distribuidos no sólo en los municipios de la región michoacana de Tierra Caliente, sino, de manera concreta, en algo más de 200 localidades de diez estados del país.

Ni pocas ni intrascendentes, pues, las muchas dudas que aún existen en torno a la realidad de las autodefensas y sus dirigentes, del origen de sus armas y de los cuantiosos recursos económicos que les han permitido operar, así como sobre la forma en que el gobierno, el comisionado especial para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, en particular, esperan cerrar este difícil capítulo en la historia del actual gobierno.

El 11 de mayo, sin duda, deberemos conocer un adelanto…

Asteriscos

*De cumplirse los pronósticos de sus cercanos, el exadministrador en turno del blanquiazul, aspirante ahora a la reelección, Gustavo E. Madero, podría, en el peor de los casos, estar dejando el hospital donde le fue practicada una “cirugía programada” en las primeras horas de hoy y, en una de esas, reincorporándose a la campaña martes o miércoles. Veremos...  

Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios