Las ausencias…

COMPARTIR 
Enrique Aranda 14/02/2014 01:54
Las ausencias…

Previsible y todo, el lleno hasta las lámparas… conseguido por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa para el (re)lanzamiento de su Fundación para el Desarrollo Humano Sustentable, no dejó de sorprender a algunos para quienes, sin embargo, más que las asistencias llamaron la atención algunas ausencias más que notables. Cinco en particular, por lo que cada una de ellas evidencia.

Una, la del ex de Hacienda y actual titular de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, cuya inasistencia parece más que explicable dada la posición de relevancia que ocupa en el gobierno del presidente Peña Nieto en el que, como mencionamos aquí mismo —“Calderón: el incómodo…”, 10/02/14— el retorno a la actividad pública del michoacano “no tiene contento a nadie”.

Dos, la del ex embajador de México ante el Vaticano, Luis Felipe Bravo Mena que, amén haber recibido de aquél el bastón de mando como jefe nacional blanquiazul en 1999, aceptó —“más por disciplina que por convicción, forzado…”— dejar la secretaría privada del exmandatario que ocupaba en 2011 para contender, por segunda ocasión en su vida, por la gubernatura del Estado de México, elección en la que ocupó la tercera posición tras obtener sólo 12.28% de los votos.

Tres, la obvia, la de la ex secretaria de Educación Pública, ex coordinadora blanquiazul en la Cámara de Diputados (2009-2011) y ex candidata a la Presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota quien, más en privado que en público, cierto, acredita “buena parte” de su derrota en la elección de julio de 2012 “a la falta de apoyo, al abandono…” y, según algunos, a la traición de que habría sido objeto por parte del ahora mandamás de la
(re)editada Fundación.

Cuatro, la del titular de Seguridad Pública durante la segunda Presidencia emanada del PAN, Genaro García Luna que, luego de cumplir un sexenio como el hombre más cercano, más poderoso y más escuchado en el entorno presidencial, al cierre del calderonato prácticamente desapareció de la escena pública, de manera tal que lo poco o mucho que ahora se dice de él o sobre su persona es por referencias y/o alusiones a charlas ocasionales, ocurridas la mayor parte de ellas fuera del país y…

…Cinco, y sin duda la más comentada, la de Patricia PatyFlo Flores, quien no sólo llegó a ocupar la influyente y clave posición de titular de la Oficina de la Presidencia durante el último tramo del pasado sexenio sino que, merced al poder acumulado mereció, en algún momento, ser identificada como La Jefa o que, a nivel mediático al menos, se le atribuyeran facultades (inexistentes) propias de una vicepresidenta.

(Respecto de ella, vale decir, el comentario ayer fue que La Jefa, de la mano del impresentable Jorge Fontanero Manzanera se apresta ahora a cumplir un papel relevante en la búsqueda de la reelección de Gustavo Madero, el más odiado enemigo hoy de su exjefe, en la dirigencia partidista).

Faltaron más, muchos, pero éstos llamaron la atención…¡por lo que evidenciaron!

Veámonos el domingo, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios