Sólo uno dijo ¡no..!

COMPARTIR 
Enrique Aranda 20/12/2013 02:44
Sólo uno dijo ¡no..!

Este día, cuando el presidente Enrique Peña Nieto proceda a firmar el decreto por el que ordena la promulgación de la nueva legislación federal en materia energética, el jefe del Ejecutivo deberá tener claro que, a su paso por las legislaturas locales y hasta el momento de la declaratoria de constitucionalidad de la reforma, el miércoles, sólo 26 de los Congresos estatales la habían avalado.

Esto, como resultado de que en las cinco entidades restantes, en una de ellas, Tabasco (Arturo Núñez), la minuta del Congreso federal fue objeto de un ruidoso rechazo por parte de la mayoría de los legisladores locales, en tanto que en dos estados más con gobiernos de extracción perredista, Guerrero (Ángel Aguirre) y Morelos (Graco Ramírez), el asunto parecía “no tener para cuando…”, en medio de un movimiento —instrumentado desde los palacios de gobierno de Chilpancingo y Cuernavaca, presumiblemente— orientado a evitar asumir un posicionamiento claro sobre el particular.

El caso de los dos restantes, Tlaxcala (Mariano González) y Michoacán (Fausto Vallejo), con administraciones priistas ambos, la falta de respuesta a la línea… marcada desde el centro provocaba ayer una mal disimulada incertidumbre y preocupación, no tanto por la eventualidad de que en los Congresos de estas entidades pudiera existir la posibilidad de pronunciarse en contra de la Reforma Energética promovida por el jefe del Ejecutivo federal sino, esencialmente, porque si ni uno ni otro de sus cuerpos legislativos la había podido dictaminar, ello era más resultado “del claro entorno de ingobernabilidad prevaleciente…” en esos territorios, que alguna otra de carácter político.

(Al filo de la medianoche de ayer, en una sede alterna ante la imposibilidad de hacerlo en la propia, vale destacar, el Congreso de Michoacán, o los diputados priistas y panistas para ser más exactos, trataban de sacar adelante la minuta que nos ocupa).

Una sola entidad entonces, un solo Congreso asumió el costo de no votar una reforma contra la que, desde el primer momento, se pronunció en bloque toda la izquierda: igual el PRD, que el PT y el Movimiento Ciudadano y, claro, el cada vez más empoderado Morena que, dicho sea de paso, parece estar preparando su reconocimiento como partido político nacional.

Alguien deberá asumir los costos de no haber votado en contra del estratégico ordenamiento y alguien, igualmente, los derivados de su acelerada aprobación…. Al tiempo.

Asteriscos

* Independientemente del número de residentes, lo único cierto es que el campamento levantado por (supuestos) maestros de la CNTE en las inmediaciones del Monumento a la Revolución seguirá ahí al inicio del próximo 2014 y por mucho tiempo más… No hay quién lo remueva. 

Con motivo de las fiestas navideñas, y la necesidad de un descanso, este espacio dejará de publicarse entre la fecha y el 6 de enero próximo. Veámonos aquí entonces, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios