G20

El mayor reto es lograr que sea justamente en el G20 en donde se discutan y resuelvan los vaivenes económicos mundiales.

COMPARTIR 
Ana Paula Ordorica 17/02/2014 00:00
G20

CANBERRA, Australia.– La cumbre del G20, de las 20 economías más grandes del mundo, se lleva a cabo este año en Australia. La parte central de la reunión ocurrirá en noviembre, cuando los líderes de los países que conforman el G20 se reúnan en Brisbane. Pero desde ahora la cancillería australiana está activa promoviendo a su país como anfitrión.

Por eso, invitada por el Ministerio del Exterior de Australia, me encuentro en estos momentos en la capital de este país que tiene la extensión territorial de Estados Unidos y la población total poco mayor (23 millones de personas) que la que tenemos en la Ciudad de México.

Esta semana se llevará a cabo la reunión de ministros de finanzas en Sydney, en un momento en que las economías de los países en vías del desarrollo están bastante emproblemadas.

Los ministros de finanzas del mundo se reunieron por primera vez en 1999 tras la crisis asiática de ese año, y conformaron el Grupo de los 20. Posteriormente, en el 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers y con la crisis económica que le siguió, el entonces presidente de EU, George W. Bush, convocó a los líderes de los países de estas 20 economías para buscar una solución conjunta.

El G20 representa alrededor de 85% del PIB mundial, más de 75% del comercio global y dos terceras partes de la población mundial. Está integrado por 19 países y la Unión Europea. A las discusiones anuales son convocados también organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, la OCDE, el Banco Mundial y la OMC.

Hace dos años, México fue el país anfitrión en las reuniones que se llevaron a cabo en Los Cabos. El año pasado, en la cumbre del G20 celebrada en San Petersburgo, Rusia, los líderes políticos y financieros reafirmaron el compromiso de tomar al G20 como el principal foro para promover la cooperación internacional.

Este año, Australia ha puesto en agenda la discusión de qué pasos seguir para lograr desarrollo y crecimiento de manera equitativa en el mundo.

Vaya reto que representa esta meta en momentos en los que Brasil, Turquía y Argentina tenderían, en ausencia de un foro como este, a cerrarse (aun más) debido a la inestabilidad actual de sus economías.

Aunque el mayor reto es lograr que sea justamente en el marco del G20 en donde se discutan y resuelvan los vaivenes económicos mundiales. Si aquí no se logra avanzar, la tendencia será regresar a que un conjunto mucho más reducido y del cual están excluidas las economías en vías de desarrollo, entre ellas México, como el G8, sea el marco de discusión.

Apostilla: Cuando en el sexenio pasado veíamos portadas como la de la revista Forbes, en donde se hablaba de que México era un Estado fallido, muchos nos preguntábamos, con algo de queja, que cuándo haría un buen esfuerzo de cabildeo del gobierno de Calderón para revertir la mala prensa que teníamos a nivel internacional.

Hoy, cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto está, así se ve, haciendo un buen trabajo de cabildeo con la prensa internacional, hay quienes se enojan con la portada de Time en donde aparece el Presidente con la leyenda “Salvando a México” en portada.

Es mejor una portada como la de Time que una como la de Forbes. Claro que la tarea ahora es empatar la imagen con la realidad.

twitter:@AnaPOrdorica

Comparte esta entrada

Comentarios