Cárdenas no se la traga

Sabe que su nombre y su figura están siendo usados.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 29/08/2014 00:00
Cárdenas no se la traga

El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas es una lagartija muy peñasqueada, dijeran las abuelas, y no se traga ese cuento de que para las corrientes más podridas del PRD es el salvador del partido y, por eso, quieren que regrese a la presidencia nacional.

Con un colmillo largo y retorcido, el michoacano se deja querer y hace la finta de que si los perredistas se ponen de acuerdo y lo nombran candidato de unidad, con gusto regresaría a la silla del partido que él formó.

Por supuesto sabe que su nombre y su figura están siendo usados por algunos de los más desprestigiados perredistas para que en las próximas elecciones internas no pierdan los espacios que han atesorado durante tantos años y con los que se han enriquecido.

A la propuesta de verdaderos pillos como René Bejarano de que sea el candidato de unidad para que no se parta el PRD, el ingeniero no dice que no, pero tampoco dice que sí; esperará simplemente a ver cómo salen las internas y luego le medirá el agua a los tamales.

No es tan tonto como para arriesgarse ahora y exponerse a ser apaleado en una elección, pues una derrota interna acabaría por sepultarlo.

Al interior del partido se tiene la convicción de que Cárdenas no los encabezará de nuevo por una sencilla razón: si el ingeniero aceptara la presidencia perredista, no aceptaría llegar solo, pediría las perlas de la virgen… y a ver quién se las da. Es decir, además de la presidencia nacional, Cuauhtémoc reclamaría para sí un número considerable de espacios al interior del Comité Ejecutivo Nacional y, por supuesto, varias candidaturas para sus allegados.

Ese pequeñísimo detalle es el que frenaría cualquier intento serio de encumbrarlo nuevamente en la silla, pues habrá que ver quién de los que lo apoyan es el valiente que estaría dispuesto a cederle sus espacios.

Porque es muy fácil decir que Cárdenas sea el dirigente para quitarles el control a Los Chuchos, pero todo tiene un precio y nadie al interior del PRD estaría dispuesto a pagarlo; menos el propio Bejarano.

El de las ligas lanza el nombre del veterano exdirigente perredista porque se sabe en inferioridad ante las grandes tribus del partido que planean hacerlo papilla, y por eso quiere dividir, más que unificar al partido, a fin de no perder sus espacios.

Claro que de todo esto Cuauhtémoc se da cuenta y les da atole con el dedo; se deja querer para que su nombre vuelva a tener relevancia en la lucha por salvar el legado de su padre en lo referente al petróleo.

Porque si bien el ingeniero sabe que en realidad las tribus que lo quieren lanzar no le darían  lo que él pidiera, está consciente de que la continua exposición mediática reposiciona su nombre ante los ciudadanos para aferrarse a lo que él llama la defensa del petróleo, bandera que heredó de su padre. Tiene claro que las tribus están fintando, que si llegara a concretarse algo, su nombre sería relacionado con el desprestigiado Bejarano y todo lo que representa, y, por supuesto, no está dispuesto a manchar de esa forma el apellido del general.

De cualquier forma esperará a que pasen las elecciones internas del PRD para ver qué queda del partido y después decidir el siguiente paso, pero si los líderes tribales creen que pueden chamaquear al ingeniero, están muy equivocados.

CENTAVITOS… Dicen las malas lenguas que en el INE los muchachos de Lorenzo Córdova están tomando nota del exagerado activismo de Diana Talavera para promoverse desde la presidencia del IEDF hacia un hueso en el nuevo órgano electoral capitalino que se creará en octubre. Que lejos de beneficiarle, ese protagonismo se está convirtiendo en un verdadero problema, pues luego de hacerse públicas sus ligas con el radicalismo del PRD y las acusaciones de corrupción hechas por sus propios compañeros en sesión de consejo general, los consejeros nacionales quedan atados de manos, pues no podrían justificar su elección. El INE no tendría de dónde agarrarse y quedaría descalificado de antemano porque se pensaría que se dejó hacer manita de puerco por los bejaranistas, cosa que los ciudadanos no verían nada bien.

Comparte esta entrada

Comentarios