Prepara PRI invasión al DF

Está casi amarrado que a finales de este mes dé la voz de arranque.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 21/08/2014 00:00
Prepara PRI invasión al DF

Peleados a muerte desde hace casi dos años, el diputado priista Jaime Ochoa Amorós y el delegado en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava Suárez, no sólo firmaron la pipa de la paz, sino que también pactaron con viejos enemigos del funcionario ir de la mano por el DF.

En una mesa central de un restaurante en Reforma, como para que todos los comensales los vieran, Rubalcava compartió el martes la sal y el pan con Ochoa y los diputados Fernando Mercado y Tonatiuh González, equipo pesado tricolor que lo traía en la mira.

La reunión por sí sola llamaba la atención porque Mercado y González pertenecen al grupo de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien siempre sospechó que el delegado fue quien filtró el audio usado para acusar al expresidente del PRI capitalino de tener una red de prostitución por medio de edecanes.

Al parecer ya todos son hermanos del alma e incluso hablaron de una primera propuesta sobre cómo se repartirán el pastel en Cuajimalpa y quién llevará mano para designar al sucesor —recaería en el propio delegado— y quiénes las diputaciones de la zona.

Testigo involuntario de la reunión fue el diputado perredista —ahora sí ya se afilió— Manuel Granados, presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, quien había comido en otra mesa y hasta las sobras se llevó en una bolsa.

Y mientras este grupo resolvía por un gran problema del partido y hasta hablaba de reparto de posiciones, ¿dónde estaba el flamante presidente del PRI del DF, Mauricio López, quien se supone es el encargado de propiciar la unidad?

Al parecer encerrado o dando entrevistas, pues tiene pavor de bajar a los territorios, donde los militantes de su partido claman porque alguien les eche al menos un lazo.

Como Mauricio no tiene para cuándo salir a la calle, otros ya le dan forma a la primera gira de trabajo por el DF con representantes del CEN, que será como el punto de partida para iniciar la lucha por recuperar la ciudad a partir de 2015.

Está prácticamente amarrado que a finales de este mes el priismo dé la voz de arranque en la capital y sea precisamente en Cuajimalpa, la única delegación que gobiernan, con la yucateca Ivonne Ortega al frente.

Los tricolores analizan la posibilidad de que sea el presidente del CEN, César Camacho, quien encabece el primer acto, pues sería simbólico que después de tantos años un líder nacional de ese partido pise de nuevo suelo capitalino.

Igual sería un gran aliciente para los priistas de a pie, abandonados durante tanto tiempo y que hoy parecen reanimados, pero hace falta que les den una palmadita, un mensaje o una orden de ataque, para que vean que es en serio.

El problema es que el DF le toca a Ortega, por la sencilla razón de que ella es la que ve todo lo relativo a las entidades donde el PRI no gobierna, y el DF es una de ellas, aunque aún tratan de convencer a Camacho de lo simbólico que sería para él poner un pie en la ciudad.

Claro que si se arma en grande, además del mensaje de que el tricolor está de regreso en la ciudad, las figuras de Camacho, Rubalcava y hasta del propio Mauricio crecerían, pues mostrarían unidad y sobre todo apoyo.

Por lo pronto, con o sin su líder nacional, el PRI ya prepara la invasión al DF para dentro de un par de semanas.

CENTAVITOS… El ombudsman Raúl Plascencia está en plena campañita para buscar su reelección, pero está pisando chueco, pues pocos entienden que por un lado avale la “Ley Bala” en Puebla, que por cierto será derogada luego de la muerte de un niño, y al mismo tiempo impugne la Ley de Movilidad del DF porque los manifestantes tendrían que avisar a la autoridad antes de hacer una marcha. Cierto que esta ley también fue impugnada por la CDHDF, pero no por ese artículo, sino porque la Suprema Corte interprete los alcances de una manifestación frente al derecho al libre tránsito… El que está hecho un manojo de nervios, y no por las internas del PRD, sino por el inminente nacimiento de su hija Regina es el delegado Jesús Valencia,pues Darlene Rojas —la mamá— ya está en cuenta regresiva de parto.

Comparte esta entrada

Comentarios