Se relaja El Peje por 50 mdp

Además de sus prerrogativas, Morena tendrá millones extra para campañas.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 10/07/2014 00:00
Se relaja El Peje por 50 mdp

Aún ni siquiera había sido candidato presidencial por primera vez y Andrés Manuel López Obrador ya había desconocido a las instituciones, en las cuales no creía y aseguraba que estaban infiltradas por la corrupción.

Cuando René Bejarano Martínez —su brazo derecho— y Gustavo Ponce Meléndez —su brazo izquierdo— fueron pillados en posesión de los dólares producto de la corrupción con el empresario Carlos Ahumada, hizo lo mismo e incluso alegó complot.

Y ni qué decir de que en 2006, tras ser derrotado por Felipe Calderón, alegó robo y no sólo desconoció de nuevo a las instituciones, sino que las atacó y convocó a una rebelión social, cerrando tres meses Paseo de la Reforma y quebrando a medio mundo.

Desconoció especialmente al Instituto Federal Electoral y exigió la salida de su entonces presidente, Luis Carlos Ugalde; logró que lo echaran y ni así calmó su ira contra el árbitro, al que siempre ha golpeado.

En 2012 la cosa no fue diferente: perdió otra vez la carrera presidencial, en esta ocasión contra Enrique Peña Nieto y volvió a llamarse robado, arremetiendo de nuevo contra el IFE y descalificándolo por completo.

Y ni qué decir sobre el nuevo INE, que para él nació corrupto y no le merecía la menor credibilidad, “porque está al servicio de la mafia del poder”.

Pero si en verdad eso cree López Obrador de la autoridad electoral, ¿cómo es que ahora se apunta para ir a recoger personalmente el registro de Morena y, sobre todo, estirar la mano para lo referente al financiamiento público que tanto ha criticado?

El que Morena vaya a ser reconocido como partido no sorprende a nadie; se sabía desde que solicitó su registro. Lo que sí llama la atención es que todavía no recibe el primer peso y El Peje ya se relajó y hasta dispuso cómo se va a gastar.

Y es que a partir del primer minuto de agosto, los pejistas comenzarán a recibir parte de los 50 millones de pesos que, de entrada, les tenía guardados “el corrupto INE” para cuando tuviera su registro.

Pero esos 50 millones son nada más para los próximos cinco meses, porque en 2015 la cosa será distinta. Además de sus prerrogativas, Morena tendrá varios millones de pesos extra para campañas y ni qué decir del financiamiento en medios de comunicación.

Es decir, El Peje y sus secuaces comenzarán a recibir recursos de una de las instituciones a la que más han atacado e incluso desconocido. Si fueran congruentes se negaría a tomar los millones de las instituciones en que no creen y que salen de los bolsillos del pueblo.

Pero lejos de ello, López Obrador ya dijo el martes en Sonora que los 50 millones serán un presupuesto “muy austero” para solventar las tareas de Morena en los estados de la República donde se mueven.

Pues si 50 millones le parecen poco para empezar y con ello medio solventar gastos operativos, sería bueno regresar a la pregunta de costumbre que nunca contesta el tabasqueño: ¿Y entonces de qué ha vivido y quién ha pagado todo su relajito?

CENTAVITOS… Pero Morena no será el único partido nuevo que recibirá su registro, y por supuesto sus millones, pues junto con ellos está también el Partido Encuentro Social (PES), cuyos orígenes bajacalifornianos no bastan para despistar a nadie, ya que aunque el presidente es Hugo Eric Flores, quien en realidad está detrás es otro viejo conocido de los capitalinos: Marcelo Ebrard Casaubon, quien financió a la organización y es público que a él le reportan, dicho por los propios miembros del PES. Habrá que ver cuántos marcelistas se cuelan a las candidaturas por ese partido… La otra organización que completará el cuadro es el Partido Humanista de Irys Salomón, viejo expriista y exlíder de la CNC que ha venido vegetando y tratando de crear partidos para sus fines muy personales. De momento Salomón se saldrá con la suya de nuevo en espera de que en las próximas elecciones pueda ganar los votos suficientes para alcanzar el 3% mínimo de la votación y no desaparecer, como ya le ha ocurrido.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red