Mauricio y el fantasma de María

COMPARTIR 
Adrián Rueda 23/06/2014 00:00
Mauricio y el fantasma de María

Dice que llega sin grupo a la presidencia del PRI-DF y eso está por verse, pero el fantasma de María de los Ángeles Moreno lo perseguirá —quiéralo o no— durante su estancia al frente del partido tricolor, a cuya dirección llegó de rebote.

Al tomar posesión de la dirigencia priista capitalina, Mauricio López Velázquez destacó dos cosas: una, que viene a sumar; la otra, que no tiene grupo político. Esto último hay que tomarlo con pinzas.

Y es que si bien es nuevo presidente del partido, el exjefe de asesores de Miguel Osorio Chong enfrenta a una estructura que no es de él y con la que tendrá que batallar para demostrar que en serio no responde a los intereses de María.

Sobre todo porque a su lado dio batallas épicas contra el grupo de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien paradójicamente le permitió llegar a la máxima silla de Puente de Alvarado 53, tras renunciar al ser acusado de tejer una supuesta red de prostitución al interior del partido.

Mauricio no llegó por los votos de la militancia —por mucho que se haya hecho la faramalla de que el Consejo Político del DF se volcó a su favor—; llegó por un acuerdo político y punto.

Y precisamente por eso llega con una mano atada y tendrá que demostrar una vez más —ya ha dado muestras de su capacidad conciliadora—, que la mano que le dejaron suelta es la izquierda, para ganarse la confianza de sus colegas.

De su llegada ya se sabía desde hace más de una semana, cuando desde Gobernación se negoció con el CEN de César Camacho; lo duro fue la negociada con el grupo de Gutiérrez de la Torre, que tiene serias dudas sobre su imparcialidad.

Uno de los argumentos que más pesó para que el exlíder del PRI capitalino aceptara a Mauricio como sustituto fue que María de los Ángeles —su ex jefa— no es bien vista por Osorio Chong ni por los altos mandos del gobierno federal.

Por cierto, dicen que la diputada hizo tremendo berrinche porque ni López Velázquez ni César Camacho aceptaron ponerle un lugar al frente del presídium —como expresidenta nacional del partido—; la mandaron atrás y decidió no ir al evento.

De cualquier modo, a López Vélazquez le clavaron como secretario general a Tonatiuh González Case, uno de los dos personajes más cercanos a Gutiérrez de la Torre, para cuidarle las manos y que no empiece a repartir el pastel con los enemigos.

Una señal clara de lo que pasará con él en su nueva etapa será la conformación del Comité Directivo del DF, que en su mayoría le reportan a Cuauhtémoc y hay que ver qué ajustes hace y, sobre todo, en qué áreas.

Aunque tiene la facultad de hacer los cambios que crea necesarios, de momento se sabe que sólo piensa jalar a gente del gobierno federal como Gerardo Larrauri, Enrique Álvarez Raya y Enrique Davis, que son sus cercanos.

Sobre sus rivales que se anotaron por la presidencia del PRI-DF, a Óscar Sierra —cercano a la diputada Alejandra Barrios— ya lo bajaron, y Verónica Martínez, una de las llamadas Mujeres de Hierro, seguramente impugnará la elección, pues fue rechazada.

Y cómo no, si para su registro presentó puras copias de sus documentos y se negó a presentar originales para cotejar “porque luego  se pierden”. Desde el principio su intención era impugnar a ver si consigue algún hueso.

Esto a pesar de que la experredista Lorena Villavicencio había dicho que su grupo no buscaba posiciones políticas sino la dignificación de las mujeres.

Ajá.

CENTAVITOS… Este fin de semana sí hubo diez mil manifestantes en GAM y no como el puñado de acarreados que la semana pasada encabezó René Bejarano para tratar de desestabilizar el gobierno de Nora Arias en esa demarcación. Esta vez las diez mil personas asistieron al Festival Cantautor 2014, organizado en el Deportivo Hermanos Galeana con  artistas de la talla de Édgar Oceransky, Fernando Delgadillo, Francisco Céspedes y Luis Eduardo Aute, por cierto nada parecidos a El Sombrita, Aleida y el de las ligas. Estos artistas no agredieron… agradecieron a la delegada la apertura a la cultura, la música y la lucha contra las adicciones. Qué diferencia, ¿no?

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red