Morena recoge la basura

Hay que ver si los anotados en su padrón son militantes reales o acarreados.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 10/02/2014 00:00
Morena recoge la basura

Boquiflojo como es, Andrés Manuel López Obrador asegura que en 2015 su partido Movimiento  de Regeneración Nacional, mejor conocido como Morena, se convertirá en la primera fuerza política nacional de la izquierda.

Ni un niño de kínder se puede tragar esa tontería; es más ni los ilusos pejistas se la compran, toda vez que el tabasqueño, con todo y los 15 millones de seguidores que dice tener, batalló el año pasado para juntar dos mil personas en las plazas del país para cumplir con las asambleas necesarias para que el IFE lo pelara.

Aún no tiene el registro como partido, pues hay que ver si los anotados en su padrón son militantes reales o acarreados del padrón de otros partidos, lo que traería la anulación de sus asambleas.

Pero concediendo que le dieran su partido, López Obrador presume tener ya no 15 millones, sino 400 mil simpatizantes en Morena, con lo que aspira a ser la primera fuerza política de izquierda en el país el año entrante.

Se necesita ser retrasado mental para creerse esas fantasías, aunque el mensaje va dirigido obviamente al PRD, partido al que quiere destruir, pues necesita a sus militantes necesita para hacerse de algunos diputados y quizá delegados en el DF, donde es fuerte.

Pero si El Peje le puesta a que con la desbandada de perredistas despreciados por su partido va a hacer crecer a Morena está muy tonto; o no conoce al partido o quiere seguir viéndoles la cara a quienes lo siguen.

Claro que habrá desbandada en el sol azteca, y probablemente muchos le pidan cobijo a López Obrador, pero será pura basura, pues ningún líder con fuerza territorial se pasará al nuevo peje-partido, por una sencilla razón: no les gusta que los manden, son tribales.

Ya parece que los caciques perredistas van a aceptar que los coordine un don nadie como Martí Batres, por ejemplo, a quien no le guardan el más mínimo respeto. Ni siquiera aceptarían el manejo del propio tabasqueño; la dinámica perredista es cobrar lo que valga cada territorio, no entregar sus canicas a cambio de nada.

Sólo se irán los que no tengan nada bueno que ofrecer; la basura que busca dónde poder seguir vegetando y que ven en las locuras de Andrés Manuel la posibilidad de seguir pegados a la ubre del presupuesto público.

Si como candidato presidencial El Peje no pudo cubrir ni el 70% de las casillas electorales del país, como líder de un mini-partido si logra mantener su registro podrá darse por bien servido.

CENTAVITOS… Si de por sí se sentía la muy muy por su alta aceptación entre sus gobernados, hay que ver quién aguanta ahora a la delegada en GAM, Nora Arias, luego de que el Instituto Mexicano de Evaluación, que reconoce a los mejores alcaldes de México, la distinguió por sus exitosos programas de Desarrollo Social. Es la primera vez que un jefe delegacional recibe un “Tlatoani”, lo que seguramente despertará la envidia de más de uno e igual intentan copiar los programas de alto impacto social en GAM, que no estaría mal… El excomunicador del PAN en el Senado, Fernando Bretón, presume que Jorge Luis Preciado no lo corrió a raíz de las críticas por el pachangón que el senador organizó en la sede legislativa. Bretón dice que fue “un ascenso como asesor” y que incluso el senador prácticamente le pidió permiso, como una muestra de confianza, “pues es mi amigo”. A Breton —que durante años trabajó con el diputado Federico Döring— se le recuerda cabildeando por toda la ALDF con diputados y periodistas asuntos para diversas empresas privadas a nombre del PAN y hablando de jugosos negocios. Ahí sí, senador Preciado, cada quien sus amigos... Y hablando de prensa, vaya resbalón que dio el equipo del diputado Carlos Augusto Morales en un comunicado donde el legislador exige a nombre del PRD la inmediata remoción de Enrique Ochoa Reza como director de la CFE por ser insuficiente “la experiencia electoral del nuevo titular de la Comisión”. Seguro a Morales lo traicionó el subconsciente, pues la CFE produce electricidad, no padrones electorales... Al menos oficialmente.

Comparte esta entrada

Comentarios