Cepillan a María de los Ángeles

Como regalo de Navidad, los tricolores informaron del cambio de mandos.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 10/01/2014 00:00
Cepillan a María de los Ángeles

Aún no llegaban los Reyes Magos y los diputados del PRI ya se habían despachado a María de los Ángeles Moreno, su efímera coordinadora en la Asamblea Legislativa, quien sólo duró cuatro meses en el cargo antes de ser depuesta, con la bendición de las cúpulas de su partido.

El 27 de diciembre, como regalo de Navidad, los tricolores capitalinos enviaron una carta al presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, para informarle del cambio de mandos.

La carta, firmada por cinco de los nueve diputados integrantes de la fracción, dejaba claro que a partir del 2 de enero de 2014 —o sea, de la semana pasada— el nuevo coordinador de la fracción sería, ¡oh Dios! Fernando Espino Arévalo, el corrupto líder de los trabajadores del Metro.

Para que el cambio se haga efectivo, la mesa directiva de la Comisión Permanente tiene que dar lectura en la primera sesión, que en teoría debió ser ayer, pero los curulecos capitalinos alargaron el puente Guadalupe-Reyes y será hasta el siguiente miércoles.

La historia de esta lucha de poderes dentro del PRI capitalino es añeja, pues se inscribe en una serie de desencuentros que durante años tuvieron Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, actual presidente del PRI capitalino, y la ahora depuesta diputada.

De hecho al inicio de la actual legislatura María de los Ángeles buscó la coordinación, pero los chicos de Cuauhtémoc operaron —con la bendición de los jefes— para que el diputado Tonatiuh González Case se quedara con el puesto.

La grilla no paró ahí y la legisladora preparó una jugada que le salió perfecta: consiguió las firmas para dar golpe de Estado y quedarse con la coordinación desde septiembre pasado, con apoyo de César Camacho, líder nacional del PRI.

Como los tricolores derrotados se le fueron encima al líder nacional por metiche, desde arriba llegó la instrucción de pacificar la zona, lo cual se logró  mediante la firma de un acuerdo en el que María de los Ángeles estaría en la coordinación sólo hasta diciembre.

A pesar de que el documento tiene su firma, la legisladora ha dicho que su salida está en veremos, pues moverá sus influencias para invalidar el acuerdo, aunque para efectos prácticos el cambio de líder ya se notificó a la Asamblea Legislativa.

En vía de mientras, en lo que fue la primera reunión plenaria del año en el PRI capitalino, ayer Espino Arévalo se presentó formalmente ante Gutiérrez de la Torre como el nuevo pastor del rebaño tricolor, por decisión de la mayoría de la fracción.

Claro que el asunto lleva chanfle, pues las ausencias del impresentable diputado son bien conocidas, por lo que en los hechos quien llevará las riendas será el vicecoordinador… ¡Tonatiuh González!, por cierto tampoco muy afecto a la asistencia.

Al parecer este no será el mejor año para la diputada María de los Ángeles, quien por cierto había hecho buenas migas con Granados y con los demás coordinadores, aunque su salida obedece a una decisión interna del tricolor.

Aquí habría que aclarar que no pesó su enemistad con Cuauhtémoc, quien no puede decidir sobre la coordinación legislativa; fue grilla entre los propios diputados que un día dan su apoyo a uno y al otro cambian de opinión.

A ver si mañana no cambian de nuevo.

CENTAVITOS… Los que siguen felices y relinchando son Alejandro El Potrillo Fernández y Brenda Arenas, quienes han hecho extensiva la invitación al mundillo de la polaca para el baby shower de su próxima heredera. Aunque regularmente es cuestión de mujeres, Brenda ha estado enviando correos a todos los cuadernos del delegado en Cuauhtémoc para que asistan al desayuno del próximo 19 de enero. Eso sí, regalo de por medio, porque serán muy de izquierda, pero abrieron mesa de regalos en Liverpool, como lo hacen los de derecha.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red