¿Por qué los mexicanos no quieren legalizar la mariguana?

El conservadurismo va ganando en el tema de la legalización y regulación de las drogas en México.

COMPARTIR 
Leo Zuckermann 21/11/2012 02:53
¿Por qué los mexicanos no quieren legalizar la mariguana?

En octubre de 2008, sólo 7% de los mexicanos estaba a favor de legalizar la mariguana. Este porcentaje subió a 17% en febrero de 2009 y a 26% en agosto de 2010. Había una clara tendencia al alza. Sin embargo, dos años después, para agosto de 2012, el porcentaje ha caído a 19 por ciento. En contraposición, 79% de los mexicanos dijo estar en contra de la legalización de la cannabis. Esto de acuerdo a los datos de la serie de encuestas en vivienda de Parametría.

La tendencia mexicana contrasta con lo que está ocurriendo en Estados Unidos. Según la larga serie de encuestas de Gallup, en 1996, 25% de los estadunidenses consideraba que la mariguana debía ser legal. En 2011 este porcentaje se había duplicado a 50 por ciento. Y, desde luego, en ese país hay diferencias importantes en los estados. Casi una veintena de ellos ya legalizaron la cannabis para uso medicinal y, hace unos pocos días, el electorado en Colorado y Washington votó a favor de su legalización con fines recreativos. La idea en esas entidades es que el consumo de la enervante hierba se trate de la misma forma que las bebidas alcohólicas, es decir, que su producción, distribución, comercialización, mercadotecnia y consumo sean  lícitos, pero regulada de manera estricta por parte de las autoridades.

Soy de los que piensan que el consumo y la adicción a las drogas es un problema gravísimo de la sociedad de nuestros días. Además, creo que la política prohibicionista ha fracasado. No se ha logrado abatir ni el consumo ni la adicción a las drogas. Más aún, debido a la prohibición, la sociedad ha transferido una enorme cantidad de dinero al crimen organizado, lo cual ha incrementado su poder frente al Estado. En este sentido, estoy convencido de que tenemos que buscar nuevas soluciones de políticas públicas para resolver el problema. Una de ellas es la legalización y regulación de estos productos. Cobrar impuestos e invertirlos en políticas de educación y salud públicas para concientizar a la población del daño que hacen las drogas. Es lo que se ha hecho, con mucho éxito, para combatir al tabaco, una droga que mata. Gracias a esas políticas, no a la prohibición, el tabaquismo ha disminuido de manera importante en todo el mundo, incluido México.

¿Por qué la tendencia a favor de la legalización de la mariguana en México se ha revertido estos últimos dos años?

De acuerdo a la encuesta de Parametría, la mayoría de los mexicanos “cree que el hacer lícito el uso de la planta fomentará y acrecentará el consumo”. Muchos tienen miedo de que, al legalizar, habrá una estampida de drogadictos de clóset que saldrán corriendo a comprar mariguana. La misma encuesta, sin embargo, demuestra que nueve de cada diez personas no la consumiría aunque estuviera permitido por la ley. En otras palabras, la gente cree que sí subiría el consumo, pero no el de ellos.

La última encuesta de adicciones de 2011 levantada por las autoridades de salud demuestra que en México no tenemos un gran problema de incidencia, prevalencia o adicción de drogas ilegales incluida la mariguana. Comparativamente, nuestro país tiene un consumo muy bajo. Me atrevo a especular que, quizá por eso, la opinión pública piensa que la prohibición en México sí funciona. Otra hipótesis de por qué se opone la gente a la legalización y regulación es que no confían en que, una vez que la droga sea legal, las autoridades tengan la capacidad de regularla con eficacia.

En cualquier caso, deben realizarse estudios cuantitativos y cualitativos para entender por qué en México la gran mayoría de la gente rehúsa la legalización. Falta mucha información y, en esas situaciones, lo que prevalece son los prejuicios. Amén de que este gobierno se ha dedicado a lanzar toda una campaña propagandística diciendo que su guerra en contra del crimen organizado era para que la droga no llegara a nuestros hijos, como si eso fuera inminente, y ha despertado un gran miedo en la población.

Lo que es indudable, y así lo demuestran todas las encuestas, es que el conservadurismo va ganando en el tema de la legalización y regulación de las drogas en México. Los que estamos a favor de esta alternativa tenemos que dar la batalla en un debate que seguramente continuará.

            Twitter: @leozuckermann

Comparte esta entrada

Comentarios