Cimbran a NL 49 cadáveres tirados; investigan ajustes de cuentas

La PGR vincula el caso con las matanzas recientes entre los cárteles de Sinaloa y Los Zetas en Jalisco y Tamaulipas

COMPARTIR 
14/05/2012 12:31 Aracely Garza/ Corresponsal

MONTERREY, 14 de mayo.— Las autoridades de Nuevo León informaron del hallazgo de 49 cadáveres sobre la carretera libre a Reynosa, en el municipio de Cadereyta.

En conferencia conjunta de autoridades estatales, el vocero de Seguridad, Jorge Domene; el procurador de Justicia, Adrián de la Garza, y el secretario de Seguridad, Javier del Real Magallanes, informaron que los restos corresponden a 43 hombres y seis mujeres, resultado de un probable ajuste de cuentas.

Sin embargo, aclararon que será difícil la identificación de las víctimas porque los cuerpos no tienen cabeza ni extremidades.

Por esos hechos todas las dependencias federales y estatales de seguridad están en alerta, revelaron fuentes de gobierno.

También fue reforzada la seguridad en las ciudades cercanas a la zona del descubrimiento, como Cadereyta, Allende y Juárez.

La PGR informó que apoyará al gobierno estatal en la identificación de los cuerpos, entre los que podría haber presuntos zetas.

Señaló que existen indicios de que la guerra entre los cárteles de Sinaloa y Los Zetas es responsable de los casos recientes de violencia irracional en Nuevo León, Jalisco y Tamaulipas.

Tiran a 49 decapitados en NL

 Los Zetas se atribuyen los asesinatos; no se descarta que sean inmigrantes

Autoridades de Nuevo León encontraron 49 cuerpos sin cabeza, pies, ni manos, durante la madrugada de ayer sobre la carretera libre a Reynosa, en el kilómetro 47.2, a la altura del municipio de Cadereyta.

En rueda de prensa conjunta, el vocero de Seguridad en la entidad, Jorge Domene; el procurador Adrián de la Garza, y el Secretario de Seguridad, Javier del Real Magallanes, establecieron que los restos corresponden a 43 hombres y seis mujeres.

Debido a que los cuerpos se encuentran sin sus cabezas, así como sin sus extremidades superiores e inferiores, se dificultará su identificación, afirmaron autoridades.

Domene reveló que de manera reciente no se ha tenido el reporte de personas desaparecidas en la entidad y menos en esa cantidad, por lo cual no se descarta que pudieran ser de otros estados de la República o incluso inmigrantes.

“Este hallazgo es un reflejo de los actos que han venido ocurriendo a lo largo del país, como lo fue hace unos días en Nuevo Laredo y Jalisco, así como en Veracruz”, mencionó Domene.

Los funcionarios comentaron que se encontraron mantas con mensajes intimidatorios entre grupos del crimen organizado.

En el lugar había un charco de sangre. En el arco de piedra que recibe a los visitantes a San Juan, Cadereyta, alguien escribió con aerosol la leyenda “100% Zeta”.

Domene aseguró que son actos de violencia entre grupos rivales de la delincuencia organizada.

“Por las características, sigue siendo una manifestación de violencia entre bandas del crimen; este no es un ataque contra la población civil, esto es muy importante recalcarlo; definitivamente se tendrá que averiguar hasta sus últimas consecuencias, saber el móvil de todo esto”, sostuvo el vocero estatal.

Indicó que fue cerca de las 3:00 horas de ayer cuando se recibió la llamada que dio aviso sobre la presencia de los cadáveres, los cuales fueron ultimados en otra parte y arrojados en ese sitio aprovechando la hora y lo poco transitado de la zona.

“En esta ocasión todo indica que las personas halladas durante la madrugada fueron privadas de la vida no recientemente, sino con algunos días de anticipación, lo que hace suponer que no fueron victimados en el sitio”, detalló.

Los cuerpos estaban a la entrada del ejido San Juan, a un lado de un módulo móvil de inspección fitosanitaria, correspondiente a la Secretaría de Agricultura federal.

Los restos fueron trasladados a las instalaciones del anfiteatro del Hospital Universitario, en donde se espera que se les practiquen pruebas de ADN para establecer su identidad.

Del Real Magallanes afirmó que debido a lo anterior las fuerzas de seguridad federal y local reforzaron la vigilancia en Cadereyta, Allende y Juárez, las ciudades más cercanas al sitio donde fueron abandonados los torsos.

La mayoría de los cuerpos tienen tatuajes, algunos de la Santa Muerte, lo cual podría ayudar a identificarlos más rápidamente, manifestó De la Garza.

Por las características de descomposición se cree que los cuerpos fueron trasladados al lugar del hallazgo en un camión no refrigerado incluso a la intemperie, dijo el procurador.

Triángulo de la muerte

El hallazgo de los cuerpos se dan dentro del llamado triángulo de la muerte, una zona que comprende las carretras que comunican a Monterrey, Nuevo León, con Reynosa y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En septiembre de 2011, Excelsiór dio cuenta de que en ambas entidades habían desaparecido cuatro mil 832 personas de 2006 a 2011, 80 por ciento de los casos desde 2010.

El hallazgo en Cadereyta es similar a otros incidentes recientes en los que grupos de la delincuencia organizada abandonan numerosos cadáveres en lugares públicos como advertencia a sus rivales o a autoridades.

Los cárteles mexicanos de la droga han estado librando una guerra cada vez más sangrienta para controlar las rutas de contrabando así como el mercado local de drogas y la extorsión cuyas víctimas incluyen a los inmigrantes que buscan llegar a Estados Unidos.

En lo que va de mayo, 18 cuerpos fueron encontrados en una zona turística cerca de Guadalajara; 23 cadáveres aparecieron decapitados o colgados de un puente en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, donde la violencia entre los cárteles ha escalado. Este año han aparecido cuerpos en los estados de Veracruz, Guerrero, Morelos, Jalisco, Tamaulipas y Nuevo León.

Más sanguinarios

Raúl Benítez, del Centro de Investigaciones de América del Norte de la UNAM, dijo a la agencia AP que el aumento de crímenes cada vez más sanguinarios reflejan la lucha por el territorio y las rutas entre Los Zetas y el cártel de Sinaloa, liderado El Chapo Guzmán.

Esta es la más definitiva de las guerras’’, afirmó el académico.

Explicó que la guerra entre estos grupos ha crecido porque cárteles menores se están alineando con uno u otro bando. Mientras otras organizaciones como el cártel del Golfo y La línea han tomado partido con el grupo a cargo de El Chapo, el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, una escisión del cártel de Sinaloa, se asoció con Los Zetas.

Según la agencia EFE, el enfrentamiento entre cárteles mexicanos  ha provocado más de un centenar de asesinados en el último mes, uno de los más violentos de los últimos años.

Segob promete justicia

 La Secretaría de Gobernación lamentó y condenó el hallazgo de 49 cuerpos en Cadereyta, Nuevo León, y dijo que contribuirá en las investigaciones para “llevar ante la justicia a los responsables de este repudiable hecho”.

En un comunicado, la dependencia encabezada por Alejandro Poiré, refrendó que actuará con “toda firmeza y fuerza para hacer justicia y que no haya impunidad”.

La dependencia federal refrendó a las autoridades del estado de Nuevo León “el respaldo subsidiario de la Federación, para ir tras los culpables y detenerlos”.

Reiteró que la principal causa de los actos de violencia en México es “la disputa entre organizaciones criminales por el control de rutas y mercados delictivos”.

“Ante esta violencia indiscriminada, la respuesta gubernamental está fundada en la Estrategia Nacional de Seguridad mediante los Operativos Conjuntos y con el pleno apoyo y corresponsabilidad de las autoridades locales”, afirmó en el escrito.

Vinculan el caso con Laredo y Jalisco

La Procuraduría General de la República (PGR) afirmó que la lucha de Heriberto Lazcano El Lazca, líder de la organización delictiva de Los Zetas, y su lugarteniente Miguel Treviño Morales El Z-40, contra distintos grupos del narco, han desatado una cruenta pelea en los últimos días en el norte y centro del país.

“La causa primordial de la violencia en México es la disputa entre organizaciones criminales por el control de rutas y mercados delictivos. En fechas recientes, existen indicios de que las organizaciones delictivas comandadas por Joaquín El Chapo Guzmán Loera e Ismael El Mayo Zambada contra Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, y Miguel Treviño Morales, El Z 40 han desatado, con apoyo de diversos criminales, episodios inhumanos e inadmisibles de violencia irracional en su disputa criminal”, precisó la dependencia federal.

Al iniciar un acta circunstanciada por los 49 cuerpos encontrados en las inmediaciones del municipio de Cadereyta, Nuevo León, la dependencia federal precisó que ayudará a las autoridades de esa entidad a la identificación de cadáveres por lo que se les extraerá ADN para cotejarlo con familiares que han denunciado desapariciones.

La dependencia federal, considera que los cuerpos encontrados en Cadereyta son de presuntos Zetas y relaciona la muerte de estas personas con los hechos violentos generados en las últimas semanas en Nuevo Laredo, Guadalajara y Nuevo León.

Funcionarios del gobierno federal confirmaron que todas las dependencias del gobierno federal se encuentran en estado de alerta, ya que se presume que al haberse encontrado los 49 cuerpos sin cabeza y sin manos y pies, no sólo obedece a que las organizaciones criminales lo llevaron a cabo para evitar una identificación, sino para dejar los restos humanos en algún sitio emblemático, para retar a la autoridad.

La toma de nota de la acta circunstanciada podría generar que en los próximos días pudiera iniciarse una averiguación previa derivado del apoyo que dará la PGR al gobierno de Nuevo León.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios