Narcotraficantes no soportan las criticas en Twitter

Los cárteles mexicanos buscan silenciar comentarios en internet cuando su uso se ha duplicado en los últimos seis años

COMPARTIR 
28/09/2011 15:20 Reuters
Narcotraficantes no soportan las criticas en Twitter

NUEVO LAREDO, México, 28 de septiembre - María Macías utilizaba internet para denunciar la brutalidad de los capos de la droga en esta ciudad mexicana fronteriza con Estados Unidos hasta que la hicieron callar para después arrojar su cuerpo decapitado a una transitada calle.

Macías, de 39 años, era una activa colaboradora en el chat del sitio comunitario "Nuevo Laredo en Vivo", donde publicaba información de delitos en la ciudad e invitaba a otros ciudadanos a hacer lo mismo.

"Denúncienlos", escribió el jueves pasado como "NenaDLaredo", nombre que usaba en el chat, según los mensajes aún visibles en el sitio, urgiendo a los lectores a denunciar a las "ratzzz", en una aparente referencia a integrantes del cártel de Los Zetas.

Su cuerpo mutilado fue encontrado la mañana del sábado en una importante intersección, junto a teclados de computadora y un letrero con la leyenda "OK Nuevo Laredo en Vivo y redes sociales, soy 'NenaDLaredo' y estoy aquí por mis reportes y los suyos".

Estaba firmado por "ZZZZ".

El sitio ahora tiene en un recuadro su último mensaje junto a un listón negro y la leyenda "NenaDLaredo Q.E.P.D 1972-2011".

El diario donde ella laboraba en un puesto administrativo, según reporteros del lugar, sólo escribió una pequeña historia del evento, sin mencionar su nombre, en una muestra de la autocensura a la que recurren muchos medios locales que han sido amenazados por los cárteles.

El asesinato de Macías, y el de otras dos personas que se cree eran usuarios de las redes sociales en Nuevo Laredo, demuestra que los cárteles están poniendo la mira en los sitios en Internet y redes sociales, que han florecido como una fuente alternativa de información sobre la violencia de los grupos delictivos en México.

El uso de Internet en el país se ha duplicado en los últimos seis años y cada día más mexicanos se suman a Twitter.

El catálogo de ofertas incluye desde sitios con recomendaciones y denuncias anónimas, blogs especializados que reportan con texto e imágenes explícitas de los crímenes del narcotráfico, hasta sitios comunitarios.

Pero los cárteles también echan mano de las herramientas disponibles en la red y han usado en varias ocasiones YouTube para publicar videos de torturas y asesinatos de rivales.

Ahora tras haber logrado callar a muchos medios locales en varias zonas, van tras sus críticos en las redes sociales.

"Los narcos tienen gente experta en comunicaciones", dijo un periodista del estado de Tamaulipas, donde está la ciudad de Nuevo Laredo, que pidió el anonimato.

"Monitorean los sitios de Internet, blogs, llamadas telefónicas y las famosas redes sociales todos los días", dijo.

El periódico para el que trabajaba Macías declinó comentar sobre su muerte. Autoridades dijeron que se desempeñaba como directora de información.

Tamaulipas es uno de los estados más duramente golpeados por la violencia del narcotráfico, que ha dejado unos 42 mil muertos desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una campaña frontal contra los cárteles a finales del 2006.

Los Zetas están enfrascados en una cruenta batalla con sus otrora empleadores, el cártel del Golfo, por el control de las rutas del trasiego de droga a Estados Unidos.

Fuentes alternativas

Al menos 42 periodistas mexicanos han sido asesinados en los últimos cinco años, según el Comité para la Protección de Periodistas, que solicitó una investigación por el homicidio de Macías. La Comisión Nacional de Derechos Humanos asegura que la cifra es mayor.

Los asesinatos han logrado silenciar a los medios en estados asolados por la violencia, como Tamaulipas.

"Cada día se vulnera más el derecho a la información de todos los mexicanos porque siguen creciendo las zonas de silencio informativo", dijo un grupo de periodistas locales en un comunicado, exigiendo más protección por parte del Gobierno.

Por su parte, varios grandes grupos de medios se sumaron a un acuerdo para limitar la publicación de imágenes explícitas de violencia, para evitar que los cárteles los usen para difundir sus amenazas.

Ante el silencio de los medios, muchos ciudadanos temerosos están buscando información para mantenerse a salvo en la red.

La Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) señala que el número de usuarios de la red se ha duplicado en el país desde el 2005 a 35 millones, cerca del 30 por ciento de la población.

Y el número de usuarios mexicanos de Twitter se disparó a 2.5 millones en marzo, desde los 32 mil de julio del 2009.

La noticia del abandono de 35 cadáveres en una transitada avenida de la portuaria ciudad de Veracruz la semana pasada se difundió primero por Twitter, con fotos tomadas por transeúntes.

En la Universidad de Saltillo, en el norteño estado de Coahuila, estudiantes publicaron en Twitter fotos de una manta con amenazas de un cártel que fue colocada en su campus, y pedían a sus compañeros faltar a clases para evitar riesgos.

"En las noticias no hubo mención de la 'narco manta' en la Universidad de Saltillo. Ellos nunca dicen nada, como siempre. No queda más que cuidarse uno mismo", dijo un usuario en Twitter el viernes pasado.

Y ante las advertencias, muchos usuarios de las redes sociales están tomando nota.

El asesinato de Macías "tuvo un gran impacto. La única cosa que tiene Internet es libertad, y ahora hasta ahí debes tener cuidado", dijo un periodista de Nuevo Laredo.

"De nada me sirve denunciar algo en Internet si las autoridades no van a actuar, sólo te estás exponiendo más al peligro", dijo.

bbg

Relacionadas

Comentarios