Se avecina un desastre económico por el impago de la deuda: Obama

El presidente de EU solicitó a los adinerados sacrificarse y aceptar un alza al pago de impuestos; culpa a los republicanos de la crisis

COMPARTIR 
26/07/2011 06:25 Gabriela Chávez y Jorge Ramos
Se avecina un desastre económico por el impago de la deuda: Obama

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de julio.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer que ninguno de los partidos está libre de culpa en la situación de la deuda de Estados Unidos, y pidió a la gente más adinerada del país que coopere en la situación.

“Muchos aceptarán el costo de los ajustes fiscales si éste es bien repartido”, aseguró.

En un mensaje por televisión,  Obama solicitó a las bancadas y a los millonarios del país a sacrificarse aceptando un acuerdo que implique el alza al pago de impuestos, ya que de  no ser así Estados Unidos estaría enfrentando una grave crisis económica “causada enteramente por los desacuerdos en Washington”.

Al enfrentar una polarización entre ambas Cámaras y un cerrado límite de tiempo para llegar a un acuerdo para elevar el techo de deuda nacional, de 14.3 billones de dólares, demócratas y republicanos deben acordar un programa de ajuste que permita evitar el default nacional, Obama dijo que aceptar un plan como el impulsado por el representante en el Senado de la mayoría republicana , John Boehner, sería injusto para 98% de la población que vive con menos de dos mil 500 dólares al mes, y que no debería enfrentar un recorte en sus beneficios o un incremento fiscal.

El mandatario insistió en recortar gastos innecesarios y que los ricos renuncien a los beneficios fiscales que ahora tienen, porque la creciente deuda de Estados Unidos costará empleos y dañará la economía severamente.

Sin acuerdos habrá una profunda crisis: Obama

En un mensaje televisado, el presidente Barack Obama llamó a las bancadas y a los millonarios del país a sacrificarse aceptando un acuerdo que implique el alza al pago de impuestos, y que de no ser así Estados Unidos estaría enfrentando una grave crisis “causada enteramente por los desacuerdos en Washington”.

Al enfrentar una polarización entre ambas cámaras y un cerrado límite de tiempo para llegar a un acuerdo para elevar el techo de deuda, de 14.3 billones de dólares, demócratas y republicanos deben acordar un programa de ajuste que permita evitar un incumplimiento de pagos; Obama dijo que aceptar el plan impulsado por el representante en el Senado de la mayoría republicana, John Boehner, sería injusto para 98 por ciento de la población que vive con menos de dos mil 500 dólares al mes.

Por su parte, Boehner declaró en un anuncio televisado también “ que hizo su mejor esfuerzo para trabajar en conjunto con el presidente”; sin embargo, él nunca dio un sí al acuerdo.

Boehner finalizó diciendo que “Obama quiere firmar un cheque en blanco y eso no va a pasar”, aunque como republicanos “están a la altura para resolver la crisis y la solución no es difícil”.

Ambas bancadas presentaron por separado planes para elevar el techo de deuda.

El argumento republicano propone subir el endeudamiento 1.2 billones, por encima del actual techo sujeto a dos votos por parte de ambas cámaras, exigiendo reformas fiscales que representen ahorros entre 1.6 y 1.8 billones, esto sin elevar la recaudación a la clase alta.

Contrario a los republicanos, el argumento demócrata, encabezado por el senador de Nevada, Harry Reid, sugirió un alza al techo de deuda hasta 2012, con lo que se cubrirían los gastos por el  próximo periodo electoral, además de ajustes fiscales para que los más acaudalados “compartan el sacrificio” del pago de impuestos.

El plan demócrata delineó un recorte de gastos por 2.7 billones y una elevación a la deuda de 2.4 billones durante la próxima década, sin perjudicar el presupuesto de programas sociales.

Coparmex pide proteger a México

El sector patronal urgió a los actores políticos a proteger la economía mexicana contra el impacto de una posible nueva recesión mundial que sería ocasionada por la crisis fiscal de Estados Unidos y algunos países de Europa.

Advirtió que aun cuando el Congreso estadunidense autorice un alza al techo de deuda para que el gobierno pague, subsistirán los desequilibrios estructurales que generaron la crisis fiscal.

“El escenario de que esta situación desemboque en otra recesión no puede ser descartado”, dijo el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gerardo Gutiérrez Candiani.

“Si las soluciones se quedan cortas o se dan a destiempo, los principales riesgos para México en el corto plazo son un alza en las tasas de interés, que generaría escasez y encarecimiento del crédito; posibles salidas de capital, volatilidad en los mercados y una eventual desaceleración”.

Insistió en la necesidad de que el Congreso abra un periodo extraordinario para aprobar las reformas más urgentes, las cuales, dijo, son la mejor forma de proteger a México contra riesgos internacionales.

Visita el especial: La Crisis del Euro

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios