Se cometen 45 secuestros al día en México, estima el CLDH

De acuerdo con la ONG los mexicanos acuden cada vez menos a las autoridades pues sólo una de cada 10 víctimas de ese delito denuncia

COMPARTIR 
11/07/2011 14:55 EFE
Se cometen 45 secuestros al día en México, estima el CLDH

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de julio.- En México se cometen a diario 45 secuestros, mientras que el año pasado el promedio era de 37 casos cada 24 horas, aseguró hoy en un informe la ONG mexicana Consejo para la Ley y los Derechos Humanos (CLDH).

Según esa organización, en 2007 se registraron 731 secuestros, en 2008 la cifra llegó a 9 mil 855 casos y en 2009 subió hasta los 11 mil 680 casos, lo que equivale a un promedio de 32 raptos al día.

En cambio, en 2010 se registraron 13 mil 505 casos, lo que equivale a 37 diarios, señala el CLDH, que no ofrece una ficha metodológica de cómo registra los casos o del modo en que obtiene la información.

De acuerdo con la ONG, creada hace 19 años, si bien México ocupa el primer lugar mundial en secuestros, los mexicanos acuden cada vez menos a las autoridades cuando son víctimas de ese delito.

Mientras que en 2008 de cada diez secuestros seis no eran denunciados, dos eran negociados por la policía en forma extraoficial y solo dos eran denunciados formalmente; en 2011 solo uno de cada diez casos se denuncia, según el estudio.

A juicio de CLDH, en un país con una impunidad que ronda el 90 %, "el secuestro resulta un negocio ilegal muy rentable ante la casi nula posibilidad de ser llevado a juicio".

El secuestro en México ha evolucionado porque "se ha detectado un notable incremento en la participación de policías, expolicías y militares", que se involucran en siete de cada diez raptos y "aplican los conocimientos adquiridos para proteger a la sociedad en su contra", explicó la organización no gubernamental.

Además, señaló, los criminales emplean mejor tecnología y tienen "un alto grado de conocimientos en sistemas de comunicación" que les permite intervenir comunicaciones, clonar teléfonos celulares y generar pistas falsas sobre la ubicación y origen de llamadas para negociar los rescates.

Los delincuentes usan sistemas de espionaje modernos, adquieren datos personales como cuentas bancarias, registros de actividad telefónica de la víctima e incluso compran y venden secuestrados a otras bandas, entre otras cosas, apuntó.

Además, el CLDH señaló que hay varias alianzas entre bandas de secuestradores para cometer delitos contra víctimas que requieren "un trabajo más especializado de investigación, vigilancia y protección y, sobre todo, cobro de rescates".

En los secuestros de "alto impacto", cometidos contra ciudadanos pudientes, los delincuentes exigen un pago promedio de diez millones de pesos pero obtienen alrededor de 2.5 millones tras la negociación, mientras que en la década de los noventa demandaban pagos de cinco millones.

Otra diferencia es que en los años noventa el cautiverio de la víctima se prolongaba hasta por un año y ahora los criminales buscan negociar en forma rápida y liberar o asesinar al secuestrado en unos 25 días.

La agrupación criticó la conformación de cuerpos especializados en la lucha contra el secuestro en la mayoría de estados mexicanos porque "no reúnen las características necesarias para ser eficientes" ni confiables", y porque son presa de la corrupción y de una "capacitación exprés para cumplir con el discurso y la promesa de combate" a este delito.

También cuestionó la labor de los negociadores privados, que operan en "condiciones de ilegalidad, abuso y en algunos casos de complicidad", y suelen cobrar entre 15 % y 20 % de lo "no pagado", el monto que el negociador logra rebajar a la demanda inicial de rescate de los secuestradores.

El CLDH no incluye en sus cuentas los secuestros de corta duración o "exprés", que duran unas cuantas horas y que, según la ONG, en la capital mexicana se cometen 677 en promedio cada día.

 

mca

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red