Pelean por reforma hacendaria; SHCP advierte impacto negativo

Beltrones asegura que a los detractores del plan fiscal del PRI les fallan las matemáticas; tilda a opositores de cuentachiles e ignorantes

COMPARTIR 
17/03/2011 04:00 Lilian Hernández y Leticia Robles de la Rosa/ Fernando Franco
Pelean por reforma hacendaria; SHCP advierte impacto negativo

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de marzo.- El gobierno federal y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se enfrentaron ayer por la reforma hacendaria presentada por los senadores del tricolor.

La Secretaría de Hacienda estimó que la propuesta de reforma fiscal generará un hoyo en los ingresos del gobierno federal, los estados y los municipios, cercano a 220 mil millones de pesos anuales, lo que representa 1.6 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Al respecto, el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Manlio Fabio Beltrones, señaló que a los encargados de las finanzas del gobierno federal les fallan las matemáticas y, por ello, no entienden los beneficios de la reforma fiscal del PRI.

Frente a estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), criticó a los funcionarios y políticos “cuentachiles” que sólo hacen cálculos económicos sin visualizar los pros y contras en términos sociales.

Beltrones tilda a opositores de cuentachiles e ignorantes

Refutó las críticas de Hacienda y dijo que el gobierno es malo para los cálculos económicos y no ven los beneficios

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Manlio Fabio Beltrones, señaló que a los encargados de los números en el gobierno federal les fallan las matemáticas y por ello no entienden los beneficios de la reforma fiscal propuesta por el PRI.

Frente a estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), criticó a los funcionarios y políticos “cuentachiles”, que sólo hacen cálculos económicos sin visualizar los pros y contras en términos sociales.

“Muchos de nosotros quisiéramos enfrentar a estos economistas ‘cuentachiles’ que dicen cuánto cuesta, cuánto da, cuánto quita, pero todo en materia económica, pero no dicen qué efectos podría tener”, aseveró.

Dijo que funcionarios de la administración del presidente Felipe Calderón incluso atacan la propuesta del PRI sin conocerla, pues “hay quienes sostienen desde el gobierno que podría haber una baja en la recaudación; dicen que algunos —ahí escuché— sin haber leído la iniciativa, estaban jugando a los juegos del ventrílocuo, ellos eran el muñeco y salían a decir: ‘Pues cuesta 170 mil millones, otros 150 mil, otros 110 mil’”, apuntó.

Al responder diversos cuestionamientos de los universitarios, Beltrones comentó que el gobierno no sabe hacer cuentas, y como ejemplo recordó las declaraciones del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, sobre el ingreso y gasto mensual de las familias mexicanas.

“El gobierno es malo para calcular. Es como seguir pensando que un mexicano vive con seis mil pesos y tiene suficiente para mandar a sus hijos a la escuela, pagar la colegiatura, sacarlos a pasear a Disneylandia... es la misma equivocación. No podemos seguir por la simple ruta de subir más y más los impuestos”, subrayó frente a estudiantes.

Reiteró que la propuesta fiscal del PRI no tiene nada nuevo, sino que integró ideas que ya habían planteado empresarios y gente que vive en el campo, por lo que se dijo abierto al debate y discusión de todas las voces.

Insistió en que esta reforma plantea que pague más quien gana más, porque en la actualidad alguien que percibe un sueldo de 37 mil pesos al mes paga lo mismo de impuestos que otro que gana 450 mil pesos mensuales, y esto no es proporcional.

Por ello, reiteró la invitación a las otras fracciones para poner en la mesa el debate fiscal, siempre y cuando no sea una contabilidad “cuentachiles”, sino que se traduzca en muestras de generación de empleo y crecimiento.

“Tradicionalmente el gobierno no ha sido bueno para calcular; no les salen las cuentas, pero si nos sentamos, platicamos y discutimos a favor de México las cuentas nos van a salir bien.”

Más tarde, en el Senado, Beltrones reiteró su llamado a los altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda a debatir en una mesa las cifras en torno a la reforma fiscal, pues “parece que no cuentan bien”.

También reveló que Hacienda se negó a discutir con él este tema, pues la noche del martes tenían pactada una reunión con los altos funcionarios de la dependencia, la cancelaron al último momento y ayer miércoles temprano emitieron un comunicado para descalificar la propuesta.

“No es la primera vez que los cálculos de la autoridad hacendaria fallan, ya son repetidas ocasiones, parece que no cuentan bien. En 2009, cuando el gobierno vino alarmado al Congreso a decir que había un boquete fiscal de cerca de 500 mil millones de pesos, pidió que lo ayudáramos incrementando todos los impuestos, en agravio de la población.

“En esa ocasión le dijimos que lo hacíamos por la emergencia y solidarios con el país, pero que era necesario sentarnos a planear una verdadera reforma hacendaria. Al año siguiente las cuentas no existieron y ese boquete no existió, pero los impuestos se quedaron altos y no se ha vuelto a hacer una revisión”, recordó.

También resaltó que la Secretaría de Hacienda se negó a hacer deducibles las colegiaturas, porque decía que costaba 60 mil millones de pesos, pero cuando el presidente Felipe Calderón decidió implementarlas, Hacienda dijo que el impacto es de 13 mil millones de pesos.

Acompañado por el senador Francisco Labastida y el especialista Herbert Bettinger, quienes trabajaron con él la propuesta de reforma fiscal en los últimos 18 meses, Manlio Fabio Beltrones lamentó que algunos de sus críticos piensen que “solamente viniendo las elecciones de 2012 y cambiando al gobierno, pero no cambiando el sistema de tributación hacendaria, se resuelve todo; es una equivocación”.

Insistió en que “no será a través de calificaciones prematuras o descalificaciones de ignorantes como podremos sacar conclusiones correctas sobre la necesidad de que México tenga una reforma hacendaria”.

Priistas rebaten críticas del gobierno

El grupo parlamentario del PRI en el Senado emitió anoche un comunicado para refutar una a una las aristas destacadas por la Secretaría de Hacienda como riesgosas de la propuesta fiscal.

Detalló que respecto al IVA en alimentos, “la SHCP basa sus cálculos en que el gasto en estos renglones de la canasta básica es del 78% del gasto nacional en alimentos, lo que consideramos absolutamente desproporcionado. Esto minimiza la estimación que hacen del impacto recaudatorio de la medida”.

La Secretaría, agrega, tampoco toma en cuenta que varios de los impuestos que se reducen, se planea sea paulatinamente; “la SHCP calcula que todo se aplica de manera inmediata. Esto no es así en la tasa con la que pagarían las empresas el Impuesto Sobre la Renta aplicable a utilidades, en el cual la tasa se reduciría hasta llegar a 25% en 2015.

“Para la estimación del costo de la reducción de la tasa, consideran una disminución del 30 al 25%, sin tomar en cuenta que la actual legislación ya prevé una baja del 30 al 28%, o sea, el costo fiscal que se debe calcular es de 28 a 25%, 3 puntos, y no de 30 a 25%, cinco puntos, como la calcula SHCP”.

Asegura que lo mismo ocurre con la reducción a la carga fiscal de Pemex, la que la propuesta plantea para cuatro años, pero Hacienda lo calcula en una sola aplicación.

“La recaudación del IETU estimada que se dejaría de obtener supone que lo recaudado sube 33% entre 2010 y 2011, lo que requiere una explicación, pues la tendencia de este gravamen en los últimos años ha sido decreciente y no existe ningún factor interno o externo ni reformas a la ley que regula el impuesto que permitan un crecimiento de ese nivel en la recaudación”, destaca.

En cuanto a la transición por el “acervo de inventarios que se deducirán en el corto plazo”, Hacienda dice que el costo fiscal es de 100 mil millones de pesos. “Al respecto, se estima necesario conocer la metodología utilizada para el cálculo, pues en principio, el efecto de las deducciones en finanzas públicas debiese ser simétrico, tratándose de inventarios, ya que si alguien deduce hay alguien que acumula por el mismo monto”.

SHCP ve en plan de PRI un golpe de 220 mmdp

La iniciativa de senadores del tricolor tendrá un impacto negativo en los ingresos del gobierno federal, advierte

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estimó que la propuesta de reforma fiscal de la bancada del PRI en el Senado generaría un hoyo en los ingresos del gobierno federal, los estados y los municipios cercano a 220 mil millones de pesos anuales; eso es, aproximadamente, 1.6 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

En un análisis, la dependencia detalló que, del faltante, 154 mil millones de pesos corresponden a la Federación y 66 mil millones de pesos a entidades y ayuntamientos.

Celebró la propuesta, pero dijo: “Se estima que la iniciativa de los senadores y senadoras del grupo parlamentario del PRI tendrá un impacto negativo en los ingresos del gobierno federal”.

En cuanto a los ajustes que el partido tricolor propone hacer al Impuesto al Valor Agregado (IVA), la institución pronosticó que las mermas serían por 31 mil 500 millones de pesos,

Señaló que si bien se obtendrían recursos adicionales por 17 mil millones de pesos del incremento en la tasa fronteriza del impuesto de 11 a 16 por ciento, así como 28 mil 300 millones más por gravar los alimentos que hoy no causan impuestos y mil 900 millones por fiscalizar el autotransporte foráneo terrestre de personas con una tasa general, el impacto neto sería adverso.

Lo anterior, dijo, porque se perderían 78 mil 600 millones de pesos por la devolución de tres puntos del IVA para personas físicas que cumplen con el fisco. Eso sin contar, acotó, que “el tipo de devoluciones que propone la iniciativa representa un problema operativo”.

Hacienda recordó que la iniciativa propone reducir la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 30 a 25 por ciento, eliminar el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y cambiar el esquema de determinación de la base del ISR de devengado a flujo, sin eliminar ningún régimen especial del ISR.

Dijo que la propuesta en materia de ISR tendría un impacto negativo en los ingresos de los tres órdenes de poder de 126 mil 100 millones de pesos anuales.

Argumentó que bajar la tasa del ISR implica una pérdida recaudatoria anual en el largo plazo de 60 mil 900 millones de pesos, respecto de los ingresos actuales.

“Además del impacto sobre la recaudación en el país, la propuesta de disminución de la tasa del ISR podría representar una transferencia de recaudación a favor de los gobiernos de otros países”, aseguró la dependencia.

Lo anterior, explicó, obedece a que las empresas extranjeras acreditan sus pagos de impuestos en México contra los que pagan en su país de origen, por lo que un menor pago de gravámenes en la nación se podría traducir en un mayor pago de impuestos en su país.

La derogación del IETU, apuntó, tendría un impacto negativo de 60 mil 600 millones de pesos, adicional a una posible pérdida de recaudación en ISR, ya que el IETU es un impuesto mínimo del ISR.

Indicó que el cambio en el esquema de la determinación de la base del ISR de devengado a flujo tiene dos efectos en sentido contrario.

Por un lado, se sustituye la depreciación de activos por la deducción total de inversión, se suplen las ventas facturadas por cobradas y se cambia el costo de ventas por compras. Esos efectos, previó Hacienda, tienen un costo de 38 mil 500 millones de pesos.

Advirtió que el costo neto de pasar del régimen devengado a flujo en el ISR implica una pérdida de ingresos de 4 mil 600 millones de pesos.

En cuanto a la propuesta de modificación del Régimen Fiscal de Pemex, comentó la dependencia, la iniciativa permite a Pemex Exploración y Producción incrementar las deducciones por sus inversiones, lo cual tiene un costo estimado de 62 mil millones de pesos anuales.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios