A romper el círculo de la pobreza: EPN

Anuncia transformación del programa Oportunidades; con el objetivo de salir del círculo vicioso de la pobreza crea el programa Prospera; reconoció que en tres décadas el combate a la marginación no la ha erradicado

COMPARTIR 
03/09/2014 06:47 Enrique Sánchez e Iván Saldaña

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre.- El presidente Enrique Peña Nieto anunció la transformación del programa Oportunidades en Prospera, con el que busca romper el círculo vicioso de la pobreza al poner en marcha nuevas alternativas para que los beneficiarios se incorporen a la vida productiva.

En su mensaje con motivo del 2o. Informe de Gobierno, en Palacio Nacional, expuso que los méritos del programa Oportunidades —que beneficia a 6.1 millones de familias, 255 mil más que al inicio de su administración— han sido reconocidos internacionalmente.

Sin embargo, destacó que “sus limitaciones son cada día más evidentes, y no obstante que este año se invierten más de 73 mil millones de pesos en él, la proporción de mexicanos en pobreza es prácticamente la misma desde hace tres décadas”.

El mandatario aclaró que los beneficiarios de Oportunidades seguirán recibiendo los apoyos que han tenido hasta hoy, pero ahora contarán con facilidades para acceder a la educación financiera, al ahorro, a los seguros y al crédito.

Entre los puntos que se darán a conocer sobre esta nueva política social destaca la creación de becas a escala universitaria superior, dando preferencia a los becados de Oportunidades, quienes tendrán prioridad para encontrar trabajo en el Sistema Nacional de Empleo.

Al referirse a las reformas estructurales, señaló que el proceso no fue sencillo, porque “debieron superarse múltiples dificultades, intereses y resistencias. México se atrevió a cambiar”.

Un mejor país depende del esfuerzo de todos y cada uno de los mexicanos, expuso. “Este es un cambio más profundo y quizá aún más exigente que todos los demás, me refiero a un cambio de actitud, de mentalidad. Un cambio cultural”.

Peña anuncia obras  para DF

Lamenta que la proporción de mexicanos en pobreza sea la misma desde hace tres décadas, por lo que lanza Prospera, con lo que busca romper el círculo de la marginación.

México ya no es el mismo y ahora todos podemos sumarnos a la transformación, convocó el presidente Enrique Peña Nieto, durante su mensaje con motivo del 2º Informe de Gobierno, en el que anunció obras clave de infraestructura para la capital del país, entre ellas la construcción del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y la ampliación de cuatro líneas del Metro.

El mandatario confirmó la realización de lo que será el proyecto de infraestructura emblemático de su gobierno: una nueva Terminal Aérea que supla al actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), cuya saturación restringe la comunicación entre las distintas entidades, limita la conectividad de nuestro país con el mundo, frena el comercio y las inversiones, y genera demoras para los usuarios, argumentó.

“El nuevo aeropuerto será el mayor proyecto de infraestructura de los últimos años en nuestro país e incluso uno de los más grandes del mundo.

“Hacer realidad este proyecto es un acto de responsabilidad con México y al mismo tiempo es una gran oportunidad para impulsar su desarrollo”, sostuvo.

Recordó que desde el inicio de su administración ordenó la realización de los estudios necesarios para identificar la mejor alternativa, lo que permitió concluir que el lugar idóneo es la zona contigua al aeropuerto actual, que son terrenos federales en el ex vaso de Texcoco.

El nuevo aeropuerto, anticipó, tendrá seis pistas para transportar a cerca de 120 millones de pasajeros al año, cuatro veces la capacidad del actual.

Los detalles del proyecto, así como los tiempos de licitación y construcción, se darán a conocer hoy durante el anuncio del Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, que se llevará a cabo en la residencia oficial de Los Pinos.

“El nuevo aeropuerto será el punto de encuentro entre mexicanos de todas las regiones, y la más importante puerta de México al mundo”, resaltó.

En este mismo ramo de infraestructura, el mandatario anunció además que en coordinación con los gobiernos del Estado de México y del Distrito Federal se echarán a andar otros proyectos de igual importancia respecto a transporte masivo.

El primero de ellos es la extensión de la Línea 4 del Metro de Martín Carrera, en el Distrito Federal a Ecatepec, en el Estado de México. La extensión de la Línea A del Metro La Paz a Chalco; la extensión de la Línea 9 de Tacubaya a Observatorio, en el DF, y la extensión de la Línea 12, de Mixcoac a Observatorio.

Ello permitirá hacer un punto multimodal a la estación Observatorio, que es donde llegará el Tren Interurbano Toluca-Ciudad de México.

“En total, estos cuatro proyectos de transporte masivo en el Valle de México, tendrán una extensión de 43.5 kilómetros, y mejorarán la calidad de vida de nueve millones de personas. Esto significa que el Sistema de Transporte Colectivo Metro tendrá un crecimiento de casi 20 por ciento”, aseguró.

Al subrayar la importancia de las obras que están en marcha y las que vendrán en el futuro, Peña Nieto dijo que “un mejor país, un mejor México está en nosotros. En todo momento y en cualquier lugar podemos aportar a la transformación de México, lo que se requiere es querer a México y trabajar por él con convicciones y principios firmes.

“Este es un cambio más profundo y quizá aún más exigente que todos los demás. Me refiero a un cambio de actitud, de mentalidad. Un cambio cultural”, reiteró.

Prospera, el nuevo instrumento contra la pobreza

En materia de desarrollo social, el presidente Peña anunció la transformación del programa Oportunidades en Prospera, con el objetivo de incrementar las acciones de apoyo a la población en situación de vulnerabilidad.

Justificó la transformación en el hecho de que pese a sus 17 años de existencia y los millonarios presupuestos con que contaba, por ejemplo este año se le destinaron 73 mil millones de pesos, la proporción de mexicanos en pobreza es prácticamente la misma desde hace tres décadas.

“Ante esta condición es necesario encontrar nuevas alternativas, más eficaces, contra la pobreza”, agregó.

El mandatario aclaró, que los 6.1 millones de familias beneficiarias de Oportunidades seguirán recibiendo los apoyos que han tenido hasta hoy aunque ahora contarán con nuevas alternativas para incorporarse a la vida productiva y lograr con ello el objetivo de disminuir la pobreza en el país.

A través de Prospera, los hijos de las familias beneficiarias recibirán becas para estudios universitarios o técnicos  superiores, y quienes buscan un trabajo tendrán prioridad en el Sistema Nacional de Empleo.

Además, dicho programa facilitará el acceso de sus beneficiarios a la educación financiera, al ahorro, a los seguros y al crédito.

“Prospera también permitirá que sus familias fortalezcan sus propios ingresos, al tener acceso prioritario a 15 programas productivos, incluyendo, entre otros, el Fondo Nacional del Emprendedor, el Programa Bécate, el ProAgro Productivo y el Programa para el Mejoramiento de la Producción y Productividad Indígena.

“Con Prospera ahora las familias tendrán más oportunidades”, destacó.

El mandatario señaló que en este segundo año de administración se fortaleció la coordinación entre las dependencias del Gobierno de la República con los gobiernos estatales lo que permitió que las acciones contra la pobreza tuvieran mayores resultados.

El mejor ejemplo de ello, dijo, es la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en la que participan 19 dependencias federales “con un propósito de justicia elemental: que todos los mexicanos tengan garantizada su alimentación”.

Este año la Cruzada llega a mil 012 municipios, 607 más que hace un año, lo que ha permitido que 3.1 millones de mexicanos se alimenten mejor, reciban apoyos para mejorar su vivienda o incluso para establecer su propio huerto familiar. La meta es garantizar alimentos a 7.5 millones de mexicanos en pobreza.

Inseguridad, a la baja

En la estrategia México en Paz, el presidente destacó los resultados obtenidos en estos primeros 21 meses de su administración.

Gracias a las labores de inteligencia se ha logrado que 84 de los 122 delincuentes más peligrosos hayan sido detenidos o ya no representen una amenaza para la sociedad.

Expuso cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) que marcan que en 2013 se registraron 12.5 por ciento menos homicidios que en el año 2012, por lo que la  tasa por cada 100 mil habitantes se redujo de 22 a 19 en el primer año de su administración.

Respecto a lo que va de 2014 ocurrieron 27.8 por ciento menos homicidios dolosos que en el mismo periodo de 2012.

Peña Nieto agregó que de acuerdo con las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el mismo comparativo, el robo a casa-habitación se redujo 13 por ciento, el robo a transeúntes 20 por ciento, el robo a vehículos particulares en carreteras disminuyó 53.1 por ciento.

“Con la Estrategia Nacional Antisecuestros, puesta en marcha en enero de este año, en los primeros siete meses de 2014 el secuestro ha disminuido casi siete por ciento respecto al mismo periodo de 2013. En ese lapso la extorsión se redujo 20 por ciento.

En el patio central de Palacio Nacional, el Presidente reconoció que el proceso reformador no fue sencillo, pues debieron superarse múltiples dificultades, intereses y resistencias.

Sobre la reforma en materia de hidrocarburos dijo que “ha llegado el momento de hacer realidad esta revolución energética”.

“Reformar no es sencillo. Reformar es pensar de manera distinta a como lo hemos hecho siempre. Reformar implica tomar decisiones y asumir costos.

“Reformar es romper ataduras. Es sentar bases para un mejor futuro. Y eso fue, precisamente, lo que hizo nuestro país con la Reforma Energética”, insistió Peña Nieto.

“Lo importante es que México no se detuvo y el impulso transformador siguió su curso. Hoy México ya está en movimiento, si algo nos tiene que quedar muy claro es que éste no es el país de antes.”

Respecto a la Reforma Hacendaria, Peña Nieto destacó los tres objetivos principales que se han alcanzado en este segundo año de gobierno: una mayor capacidad financiera del Estado mexicano para cumplir sus obligaciones sociales.

En los primeros siete meses de este año los ingresos tributarios aumentaron 10.7 por ciento en términos reales, respecto al mismo periodo de 2013, lo que permitió elevar el gasto en inversión física en un 28.9 por ciento durante este mismo periodo.

Como segundo objetivo se pretende que las finanzas públicas dependan menos de los ingresos petroleros y tener un sistema fiscal más redistributivo en el que paguen más los que ganen más.

“Estoy consciente de que la Reforma Hacendaria está demandando de los mexicanos un esfuerzo adicional. Reconozco el compromiso y la responsabilidad con que cada ciudadano cumple con su parte al contribuir al desarrollo de México.

“La obligación del gobierno es asegurar que los recursos que los mexicanos aportan al Estado se inviertan con honestidad y transparencia, y en más obras y programas que sirvan a la gente”, afirmó.

Anticipó que con el fin de generar certidumbre tributaria que aliente las inversiones y la generación de empleos, no propondrá nuevos impuestos, aumentos a los existentes, ni disminuciones a los beneficios fiscales durante el resto de su administración.

Al acto presidencial en Palacio Nacional acudieron los empresarios Claudio X. González, presidente de Kimberly-Clark; Olegario Vázquez Raña, presidente de Grupo Empresarial Ángeles; Valentín Diez Morodo, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior; Miguel Alemán, presidente de Interjet, y Carlos Slim, presidente de Grupo Carso.

También asistieron Carlos Peralta, presidente de Grupo Iusa; Olegario Vázquez Aldir, director general de Grupo Empresarial Ángeles; Andrés de Oteyza, de la constructora OHL, y Daniel Servitje, director de Grupo Bimbo.

Objetivo de Prospera es “graduar” a beneficiarios

El nuevo programa contra la pobreza, a diferencia de Oportunidades, busca insertar a las personas en la vida productiva.

Con la transformación del programa Oportunidades al programa Prospera —que anunció ayer el presidente Enrique Peña Nieto durante su mensaje del 2º Informe de Gobierno—, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) buscará “graduar” a los beneficiarios de estos recursos públicos para insertarlos a la vida laboral y productiva, con un acompañamiento de tres a cuatro años.

Además ampliar la cobertura de atención, que hasta el pasado 31 de agosto registró 6.1 millones de familias de todo el país, Prospera irá más allá de apoyos monetarios directos mensuales y de entrega de suplementos alimenticios bimestrales, ahora con nuevas alternativas para incorporarlos a la vida productiva y así disminuir la pobreza en el país “que prácticamente es la misma desde hace tres décadas”, según destacó el Presidente.

Entre las nuevas acciones que se prevé detalle el Ejecutivo federal mañana en un acto público, destacan la creación de becas a nivel universitario o técnico superior, dando preferencia a los estudiantes becados de Oportunidades de los niveles básicos y media superior.

Asimismo, los egresados que busquen un trabajo tendrán prioridad en el Sistema Nacional de Empleo. Fuentes de la Sedesol indicaron a este medio que los jóvenes tendrán la oportunidad de ingresar a un empleo en la región, o bien, la opción de trabajar y estudiar, con la orientación y apoyo de la Secretaría del Trabajo.

Aunque no precisaron los montos que recibirán los universitarios, informaron que, actualmente, por cada estudiante se invierten alrededor de 56 mil pesos en becas que abarcan la primaria, secundaria y preparatoria.  

Según el 2º Informe de Gobierno, Oportunidades benefició en el ciclo escolar 2013-2014 a 6.1 millones de becarios.

A dicho programa que este año opera con un presupuesto de 73 mil millones de pesos, Prospera llegará con la creación de 15 programas productivos en coordinación con las distintas secretarías de Estado, que beneficien tanto a los futuros profesionistas como a las mujeres de Oportunidades.

Todos los beneficiarios tendrán acceso a educación financiera, al ahorro, a seguros y a los créditos. El esquema para las mujeres se enfocará en una cultura emprendedora además de ligarlas al empleo en las empresas, bajo la guía de instancias como la Secretaría de Economía, que dará incentivos a las compañías que empleen a las beneficiarias de este programa.

Por medio de Bansefi se les otorgarán créditos con tasas bajas, donde se podrá tomar como garantía el apoyo que les da hoy Oportunidades, con un máximo de descuento de 14% del apoyo.

Siendo que Sedesol tiene detectado que poco más del 40% por ciento de las mujeres es propietaria de tierras, los créditos serán una herramienta para lograr casos de éxito de mujeres productoras del campo.

También contarán con seguros de vida primordialmente para las más de dos mil jefas de familia inscritas al Programa, y se les dará opcional adquirir otros seguros como el de gastos funerarios y de ambulancia por 10 pesos mensuales, según revelaron a Excélsior.

En un punto destacado, las beneficiarias del ahora programa Prospera tendrán derecho de audiencia en caso de ser retiradas del padrón, y además se considera ampliar servicios de intervenciones médicas, pasando de una docena a más de veinte y en alimentación ya no se limitará el acceso a la Leche Liconsa.

El rediseño del programa de apoyo social considera también una reorientación hacia zonas urbanas, pues se tiene ubicado que 60 por ciento de la pobreza está en las ciudades.

Comentarios

Lo que pasa en la red