Denuncian carencias de seguridad en guarderías

Advierten que ya han muerto dos menores en estancias infantiles de Caborca y Guaymas, Sonora

COMPARTIR 
27/08/2014 02:10 Atalo Mata Othón/ Enviado
Este diario estuvo presente cuando Julio César Márquez y su esposa, Estela Báez, llegaron a chequeo médico en Hermosillo, donde radican. Foto: Paola Hidalgo
Este diario estuvo presente cuando Julio César Márquez y su esposa, Estela Báez, llegaron a chequeo médico en Hermosillo, donde radican. Foto: Paola Hidalgo

HERMOSILLO, 27 de agosto.— Poco o casi nada ha cambiado en Sonora desde que ocurrió la tragedia en la Guardería ABC, dijeron padres de familia que perdieron a sus hijos en este hecho.

Julio César Márquez, padre de una de las víctimas, aseguró, en entrevista con este diario, que en materia de Protección Civil estatal no se observan avances protocolarios para evitar incidentes, como el ocurrido en la Guardería ABC el 5 de junio de 2009, en esta instancia infantil subrogada del IMSS.

“Aquí siguen ocurriendo conatos de incendios casi todos los días. Evacuaciones por fugas de gas, situaciones de ese tipo que ponen en riesgo actualmente a nuestros hijos, incluso ha habido dos muertes recientes de niños: una en una guardería ubicada en Caborca y otra en Guaymas. Entonces, en ese sentido, todavía siguen pasando lamentablemente”, denunció.

Desde la administración estatal sonorense, hoy por hoy, la esperanza parece desvanecerse, aún más con Guillermo Padrés al frente por cinco años, quien estando en campaña a la gubernatura, acusan los inconformes, prometió por los niños muertos de la Guardería ABC. “Desconocemos cuál sea el concepto que el gobernador Padrés maneja de justicia, porque ni siquiera se ve que asuman una responsabilidad institucional por parte de ellos”.

Huelga de hambre sigue en pie

Ya van cinco años del acontecimiento que dejó como saldo 49 bebés muertos (en su mayoría por asfixia por inhalación de gases tóxicos) y 76 menores heridos y con secuelas.

Desde entonces, en 2009, los padres de las víctimas padecen el dolor por la impotencia e injusticia en el caso.

Excélsior estuvo presente cuando Julio César Márquez y su esposa, Estela Báez, llegaron a chequeo médico en Hermosillo, donde radican y de donde son originarios.

Estela, con estrés postraumático y como madre del pequeño  Julio César Márquez Báez, Yeyé, como le decían, de sólo dos años y ocho meses, y quien también murió en la tragedia, decidió declararse en huelga de hambre hasta que el presidente Enrique Peña Nieto la recibiera en una reunión privada.

“Estamos todavía, a estas fechas, con la exigencia de justicia, que se castigue a los responsables... hay casi 30 personas que están siendo procesadas y ninguna de ellas ha sido sentenciada en ningún sentido”, sostuvo Julio César.

Estela, mamá de Yeyé, cayó en una depresión crónica, por lo que ya aparecieron los primeros síntomas de un trastorno que le provoca alucinaciones. Ha sido internada en tres ocasiones en hospitales siquiátricos.

La primera vez en Guadalajara, donde fue sometida a una terapia electroconvulsiva que, de acuerdo con los especialistas, le ayudaría a superar la depresión crónica. Sin embargo, no fue así, ahora tiene muchos problemas para recordar.

Mientras que Julio César, su esposo, ha tenido que enfrentarse a un triple reto: superar la muerte de su hijo, cuidar a su esposa y luchar para que se haga justicia. Brandon y Estefanía, hermanos de Yeyé, también han resultado muy afectados.

En aquel entonces, el gobernador de Sonora era Eduardo Bours y el presidente era Felipe Calderón, y oficialmente, hasta el momento, no hay ninguna persona bajo proceso judicial por la desgracia.

Al paso de los años, los padres y madres de las víctimas han conformado movimientos sociales agrupados en organizaciones que se han dedicado a solicitar justicia por el hecho.

Entre las organizaciones se encuentran Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio AC, y Manos Unidas por Nuestros Niños. Al principio de la tragedia, 19 funcionarios habían resultado involucrados; sin embargo, hasta la fecha, todos han sido exonerados.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red