Denuncia la Profepa a Minera México por derrame a Río Sonora

La minera podría alcanzar hasta 63 millones de pesos de multa y nueve años de prisión

COMPARTIR 
19/08/2014 05:09 Ernesto Méndez
Río Sonora
Culpan a Minera México por el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico sobre el rio Sonora (Foto CUartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de agosto.- Al final de los procesos administrativos y judiciales abiertos en contra de Buena Vista del Cobre y/o Minera México, los representantes de la empresa minera podrían ser condenados a pagar una multa de hasta 63 millones 551 mil 500 pesos y cumplir una condena de máximo nueve años de prisión.

Después de 12 días de detectado el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico sobre el río Sonora, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interpuso una denuncia penal ante el Ministerio Público Federal en contra de Buena Vista del Cobre y/o Minera México, por su presunta responsabilidad en la contaminación generada en el afluente, que tiene sin agua a más de 22 mil personas de seis municipios del estado y que obligó a retrasar por lo menos una semana el inicio del ciclo escolar 2014-2015 en la región.

La Profepa inició la acción ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente Previstos en Leyes Especiales, de la PGR, al imputar a la empresa la probable comisión de delitos contra el ambiente, tipificados en el artículo 414 del Código Penal Federal, que contemplan una pena de uno a nueve años de prisión y de 300 a 300 mil días de salario mínimo, que equivalen a 20 millones 187 mil pesos.

El numeral 414 del Código Penal establece estas sanciones a quien ilícitamente, o sin aplicar las medidas de prevención o seguridad, realice actividades de producción, almacenamiento, tráfico, transporte, abandono, desecho o descarga de sustancias que por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o radiactivas, cause un daño a los recursos naturales, a la flora, a la fauna, a los ecosistemas, a la calidad del agua, al suelo, al subsuelo o al ambiente.

La acusación tiene como sustento una visita de inspección realizada el pasado 8 de agosto, donde se pudo corroborar que el material tóxico se vertió sobre un arroyo denominado Las Tinajas o Rastritas, localizado aguas abajo del Represo Tinaja 1, siguiendo una trayectoria de 89 kilómetros.

Como parte de la investigación encabezada por el subprocurador de Inspección Industrial, Arturo Rodríguez Abitia, la Profepa ordenó visitar todas las instalaciones de la empresa minera, con la finalidad de verificar el cumplimiento en términos y condicionantes de su autorización en materia de impacto ambiental.

De forma paralela, sigue abierto el procedimiento administrativo iniciado por violaciones a la Ley General de Gestión de Residuos y a la Norma Oficial Mexicana 159, que regula condiciones de construcción y operación necesarias para patios de lixiviados, que se resolverá en un plazo no mayor a 60 días hábiles y pudiera concluir con la aplicación de una multa de tres millones 364 mil 500 pesos (50 mil días de salario mínimo).

Asimismo, sigue latente un juicio que podría entablarse en el marco de la nueva Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, en el que la sanción económica podría alcanzar otros 40 millones de pesos, independientemente de la reparación de los daños ambientales ocasionados por la emergencia, que es considerada por académicos de la Universidad de Sonora (Unison) como la peor tragedia ambiental en el estado.

Comentarios

Lo que pasa en la red