Inmigrantes cambian puntos de entrada a Estados Unidos

Estudio sostiene que la población ilegal intenta cruzar más por la frontera de Tamaulipas y Texas que California y Arizona; mexicanos dejan de ser mayoría; ahora llegan más de centroamérica

COMPARTIR 
08/07/2014 05:39 Georgina Olson
Desde 2013, varios investigadores estadunidenses empezaron a mostrar que la mayoría de los detenidos eran centroamericanos y no mexicanos.

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio.- Laredo y el Valle de Río Grande, en la frontera entre Tamaulipas y Texas, se han convertido en los principales pasos de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, dejando atrás los tradicionales pasos por California y Arizona, así lo muestran las estadísticas de la patrulla fronteriza.

Mientras en 2011 fueron detenidos en Río Grande 59 mil 243 migrantes, en 2012 la cifra aumentó a 97 mil 762 y en 2013 pasó a 154 mil 453.

Y ya desde 2013, varios investigadores estadunidenses empezaron a mostrar que la mayoría de los detenidos eran centroamericanos y no mexicanos.

Fue el caso de Adam Isacson y Maureen Meyer, de la Oficina de Washington para América Latina, quienes observaron esto en un trabajo de campo publicado en 2013.

“Encontramos que a diferencia de otras secciones de la frontera, las secciones del sur de Texas han visto un aumento, no una disminución en las detenciones, en particular de migrantes no mexicanos —centroamericanos—, las muertes de migrantes han aumentado dramáticamente”, señalaban en el documento La Seguridad Fronteriza y la Migración: Un informe del sur de Texas.

Se trataba de la primera vez en la historia, en que los migrantes “no mexicanos” fueron la mayoría del total anual de migrantes detenidos en el Valle de Río Grande.

Ellos exponían desde 2013 que la crisis de seguridad de los países del “Triángulo Norte” de América Central, junto con la pobreza actual y la falta de oportunidades de empleo, fueron las razones más frecuentemente citadas por las autoridades y expertos con quienes hablamos.

Señalaban también que, aunque la ruta que va de Centroamérica a Tamaulipas es la más corta para llegar a EU, es también la más peligrosa.

Esto, a pesar de que “Tamaulipas es notorio por la frecuencia y brutalidad de la violencia que los grupos criminales cometen contra los migrantes” y recordaban la masacre que sacudió a la opinión pública en México y el mundo, la de agosto de 2010, cuando se encontraron los cadáveres de 72 migrantes en San Fernando.

Además, en 2012 se recuperaron los cuerpos sin vida de 127 migrantes en el condado de Brooks, en Texas, casi lo doble a los recuperados en 2011, esto de acuerdo a la investigación de WOLA.

La cifra no está lejos del promedio de cadáveres que año con año se encuentran en los desiertos de Arizona, que oscila entre los 150 y los 200.

En las cifras de la patrulla fronteriza también se observa que entre 2013 y 2014, se va observando una predominancia de la migración de niños centroamericanos no acompañados, sobre los mexicanos.

Mientras en 2013, fueron 17 mil 240 los niños mexicanos que  cruzaron solos hacia el norte, fueron 6 mil 747 hondureños y 5 mil 990 salvadoreños.

Relacionadas

Comentarios