El PAN amaga la Reforma Energética

Raúl Gracia asegura que no han cambiado las prioridades legislativas del blanquiazul; exige aprobación de leyes electorales en Jalisco y Nuevo León

COMPARTIR 
07/07/2014 05:43 Leticia Robles de la Rosa
Raúl Gracia dijo que no habrá avances en la discusión en materia energética hasta que se aprueben las leyes electorales en Jalisco y Nuevo León.

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de julio.- En medio de la discusión de las leyes en telecomunicaciones, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado refrendó que no regresará a las comisiones unidas para procesar la Reforma Energética hasta que Jalisco y Nuevo León aprueben sus leyes electorales.

“Si las dos entidades aprueban este domingo y lunes (ayer y hoy) las leyes electorales, nosotros regresamos el martes a la discusión”, explicó el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Raúl Gracia.

El viernes, el líder de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa, anunció que es probable que mañana se retome el trabajo de las comisiones unidas de Energía, que coordina el priista David Penchyna, pero el retraso de las discusiones de comisiones de los Congresos estatales tiene atorado el trabajo en el Senado.

Incluso, ayer, Emilio Gamboa refrendó su confianza en que a la brevedad se retome la discusión en las comisiones unidas de Energía  y de Estudios Legislativos.

“Esperamos que, con pleno respeto a lo que determinen las comisiones de Energía y Estudios Legislativos Primera, en esta semana se reanuden los trabajos para hacer lo mismo con el sector energético, porque si todos los países han hecho una reforma en este sentido, no se entiende por qué nosotros no podamos”, explicó el líder de los priistas.

Pero Raúl Gracia insistió a Excélsior que el PAN no ha cambiado su postura original. “Estamos dispuestos, listos a regresar al debate de la Reforma Energética; a votarla, pero antes deben aprobarse las leyes electorales en Jalisco y Nuevo León”.

El senador por Nuevo León dijo que la semana pasada, durante la discusión del grupo parlamentario del PAN en el Senado, en torno a la Reforma en Telecomunicaciones, se abordó brevemente el tema de la Reforma Energética y fue ratificada la posición de que no habrá avances mientras no concluya la Reforma Política.

Hasta el momento, las comisiones del Senado validaron el dictamen de la Ley de Hidrocarburos que establece un periodo de cuatro meses para que el Estado aplique su poder de revocación y rescisión de los contratos y asignaciones a los empresarios nacionales y extranjeros que incumplan sus obligaciones y compromisos con el país en materia de exploración, extracción y distribución de petróleo, gas y gasolina.

Además, modifica la participación de las secretarías de Energía, Hacienda y Economía en el proceso de adjudicaciones, respecto de la iniciativa original del presidente Enrique Peña Nieto, a fin de fortalecer a la Comisión Nacional de Hidrocarburos como máxima autoridad en el proceso de contratos.

Sin embargo, será la Secretaría de Energía la que defina los perfiles de las zonas específicas a las cuales se les aplicará cada modelo de contrato. De igual forma, aclara las reglas para la venta al público de gasolina y gas, amén de que establece el calendario para que actuales contratistas de Pemex transiten hacia el nuevo modelo.

Además, validó el dictamen de la Ley de la Industria Eléctrica, que abre la competencia del sector, con el fin de que las tarifas bajen, en beneficio del usuario.

Ambos dictámenes enfrentan polémica, pues incluyen un proceso para el uso de tierras ricas en energía, que busca cuidar a todos los propietarios, pero que, según la  izquierda, lastiman la propiedad.

Relacionadas

Comentarios