El PRD logra 74 cambios... y vota en contra; obligan a senadores en ley telecom

Aprueban en lo general normas secundarias con 80 sufragios; quedan pendientes puntos polémicos

COMPARTIR 
05/07/2014 06:51 Leticia Robles de la Rosa
El trabajo de los senadores para discutir y votar las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones duró varias horas. Foto: Eduardo Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de julio.- A pesar de que lograron 74 cambios para mejorar el contenido de las leyes de telecomunicaciones, ayer los senadores del PRD fueron obligados a votar en contra, después que su presidente nacional, Jesús Zambrano, les hizo saber que el Consejo Nacional del partido los iba a obligar a rechazar el dictamen.

En un hecho inédito de rendición de cuentas, el líder de los senadores del PRD, Luis Miguel Barbosa, fue a la tribuna para informar a todos los senadores que su grupo parlamentario había acordado voto libre, pero la presión por el mensaje de Zambrano los hizo votar en contra en lo general.

Barbosa explicó que son políticos y “entendemos que hay hechos que generan consecuencias, y el Consejo Nacional del PRD es la máxima autoridad y nosotros creemos en él, por eso decidimos votar en contra de este dictamen”.

Anoche, con el voto de 80 legisladores, el pleno del Senado aprobó en lo general las nuevas leyes Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano y comenzó la discusión de 326 reservas y 11 adiciones, entre las que rechazó definir preponderancia por servicios.

Avalaron catálogo para proteger la libertad de expresión, prohibición a cobrar consulta de saldo y fin a cobro de larga distancia, entre otros. 

 

Perredistas votan en contra

A pesar de que lograron 74 cambios para mejorar el contenido de las leyes de telecomunicaciones, ayer los senadores del PRD fueron obligados a votar en contra, después de que su presidente nacional, Jesús Zambrano, les hizo saber que el propio Consejo Nacional del partido los iba a obligar a votar en contra.

En un hecho inédito de rendición de cuentas, el líder de los senadores del PRD, Luis Miguel Barbosa, fue a la tribuna para informar a todos los senadores que su grupo parlamentario había acordado voto libre, a pesar de que su presidente nacional, Jesús Zambrano les pidió votar en contra.

“Había una posición encontrada. Se avanzó en que el voto sería libre. Él (Zambrano) nos dio la recomendación de votar en contra en lo general y en lo particular. Sólo que al arrancar la sesión del Consejo Político Nacional del PRD, en su discurso inaugural le pidió que nos recomendara un comportamiento legislativo”, reveló.

Barbosa Huerta explicó que son políticos y “entendemos que hay hechos políticos que generan consecuencias, y el Consejo Nacional del PRD es la máxima autoridad y nosotros creemos en él, porque creemos en las instituciones. Respetamos al Consejo Nacional, respetamos la opinión que pueda tener y para no alejarnos de una recomendación distinta a nuestro voto, por eso decidimos votar en contra de este dictamen”.

Después de felicitar a los integrantes de su grupo y de agradecer a Zoé Robledo el esfuerzo por lograr los cambios que mejoraron el dictamen de las leyes Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y del Sistema Público de radiodifusión del Estado Mexicano, expresó que “quise dejar las razones políticas de haber participado en una negociación; de haber reconocido el ambiente que se logró y vamos a seguir influyendo, porque somos políticos y porque somos una izquierda que cree en el progreso”.

Dijo que es su convicción que si la izquierda quiere un día gobernar el país, tiene que ser confiable y los senadores del PRD saben eso; apuestan por el progreso; apuestan porque a México le vaya bien.

De esta forma, los perredistas que durante 35 días negociaron 74 cambios en materia de preponderancia, interconexión, que el fin del cobro a la larga distancia aplique el 1 de enero de 2015, derechos de usuarios y audiencia, fortalecimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), protección al derecho a la privacidad de los mexicanos y disminución de obligaciones de los concesionarios en materia de colaboración contra el crimen organizado, entre otros, renunciaron a respaldar con su voto su propio trabajo.

Con eso quedó atrás el discurso de respaldo de Zoé Robledo, quien desde la tribuna habló de los 74 cambios que logró la negociación de los senadores del PRD, entre ellos, resaltó que “antes, la iniciativa del Ejecutivo Federal, se modificaba el concepto de preponderancia (…) con nuestra intervención regresamos letra por letra a la definición de preponderancia de la Constitución”.

También habló de los avances en el fortalecimiento del IFT; la creación de un amplio catálogo de derechos de audiencias y usuarios; la introducción de la regulación específica para las concesiones de uso social comunitario y de uso social indígenas; la autonomía del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano y la neutralidad de la red.

Y también quedaron en el registro del Diario de los Debates, los argumentos de apoyo al dictamen de Armando Ríos Piter, Benjamín Robles Montoya y Fidel Demédicis, quienes mostraron sus argumentos por las bondades de esta reforma que permitirá la competencia en el sector, beneficiará a todos los mexicanos y por primera vez reconocer y respalda a las radios comunitarias.

El voto en contra de los senadores perredistas fue el cierre de un día intenso de presiones en su contra; la mayoría de los legisladores quería votar por el sí y anoche era evidente que estaban enojados por la imposición.

Conflicto de intereses

La votación de las leyes de telecomunicaciones también mostró que las senadoras y senadores que fueron señalados por el líder nacional de los perredistas, Jesús Zambrano, de tener conflicto de intereses e incluso exigir que se excusaran de participar del proceso legislativo, decidieron no votar.

Arely Gómez, del PRI; Ninfa Salinas y Luis Armando Melgar, del PVEM estuvieron presentes, pero no votaron.

Otro que no votó a pesar de que estaba ahí fue el panista José María Martínez; se salió del salón de plenos cuando empezó la votación y entró momentos después de concluida.

Los saldos en el PAN

Pero la votación de la reforma secundaria en telecomunicaciones también tuvo un impacto en la dinámica interna del grupo parlamentario del PAN, pues el voto fue dividido; la mayoría de los calderonistas votaron en favor, mientras que los maderistas y los llamados independientes lo hicieron en contra.

Así, Daniel Ávila, Francisco Búrquez, Javier Corral, Silvia Garza, Raúl Gracia, Víctor Hermosillo, Martín Orozco, María del Pilar Ortega, Laura Rojas, Juan Carlos Romero Hicks, Ernesto Ruffo y Marcela Torres Peimbert; sus 12 votos se sumaron a los 25 del PRD y el PT, que sólo uno de sus integrantes, Marco Antonio Blásquez votó en favor.

Beneficio para todos

Antes, en un evento de la Concanaco-Servitur, al presidente Enrique Peña Nieto se le pidió su punto de vista sobre la aprobación a las leyes secundarias en telecomunicaciones a lo que respondió: “lo veo muy positivo...y que esto tenga beneficios e impacto para el desarrollo de nuestro país... así va a ser”.

Asistieron el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, el presidente de  la Cámara de Diputados, José González Morfin y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, entre otros funcionarios.

Algunos beneficios

El dictamen de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y radiodifusión garantiza “más dinero en el bolsillo de los mexicanos”:

  • A partir del 1 de enero del próximo año no se cobrarán los servicios de telefonía de larga distancia nacional, con lo cual 19 mil 600 millones de pesos pasarán al bolsillo de los consumidores.
  • La OCDE dice que perdemos bienestar por 25 mil millones de dólares al año por prácticas monopólicas, con estas nuevas leyes esos mil millones de pesos diarios mejorarán el bienestar de las familias mexicanas.
  • La compartición de infraestructura para la interconexión bajará los precios de los servicios de telefonía fija y móvil en 14 y 17 por ciento, respectivamente.
  • “Todos estaremos comunicados sin importar la empresa contratada, no habrá territorios exclusivos, todo México será territorio de los mexicanos, habrá 4.0 por ciento menos llamadas caídas y se podrá cambiar de empresa conservando el número de teléfono en 24 horas.
  • Las leyes secundarias garantizan la compensación por parte de las empresas a los usuarios cuando se presenten fallas en el servicio.

Zambrano definió la ruta desde el Consejo

Los dirigentes nacionales del PRD demandaron al Consejo Nacional de su partido emitir un pronunciamiento de línea política para que sea acatado por sus legisladores en el Congreso de la Unión a la hora de votar, en lo general, las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones.

Tanto Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, como Alejandro Sánchez Camacho, secretario general, solicitaron al máximo órgano de dirección de su partido fijar “una postura clara, sin medias tintas” en contra de los monopolios en el país.

Ante más de 200 consejeros nacionales, los dirigentes aseguraron que el PRD no defiende a un monopolio y ataca a otro.

“Defendemos las libertades de los mexicanos y la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones”, aseveraron.

En seguida, al señalar que reconocen y respetan el trabajo desempeñado por el grupo negociador del PRD en el Senado, tanto Jesús Zambrano como Alejandro Sánchez Camacho dijeron que se tiene que votar en contra de la ley secundaria en la votación general porque no se reformó el punto nodal de la legislación.

“Mi opinión es que sin desacreditar el esfuerzo de nuestro equipo en el Senado, el núcleo de las iniciativas que debiera permitir la democracia en los medios se mantiene esencialmente igual, son reformas que no debemos avalar”, abundó.

“Les dije que se tienen que defender los avances logrados en materia de telecomunicaciones y que busquen cambios en las partes nocivas de la ley secundaria para avanzar en la desmonopolización, avanzar con las definiciones claras en lo que deben ser los criterios para determinar a los agentes económicos preponderantes”, sentenció.

Más tarde,  Zambrano Grijalva informó que después de que su bancada en el Senado votó en contra en lo general en la Ley Secundaria de Telecomunicaciones, no habrá necesidad de que el máximo órgano de dirección de su partido emita un pronunciamiento para alcanzar una sola postura en contra de sus legisladores.

En consecuencia, informó al pleno del Consejo que la petición que formuló en el sentido de que se emitiera un pronunciamiento “quedó sin materia” una vez que la ley fue votada en contra por los legisladores de su partido.

Zambrano señaló que celebra la posición que asumieron los legisladores perredistas y confió en que suceda lo mismo en la Cámara de Diputados.

Otros temas

Otros de los aspectos abordados durante el VIII Pleno del Consejo perredista fueron los relacionados con la reunión de 4 millones de firmas de ciudadanos a favor de la consulta popular en materia energética antes del 15 de septiembre.

El Consejo propuso que la consulta popular en materia energética se realice el 7 de junio del próximo año.

En cuanto a la elección interna del PRD se ajustó la fecha de la convocatoria para la elección de sus integrantes de consejos nacionales y estatales para el 7 de septiembre de este año.

Crean catálogo de derechos del usuario

Con el voto de 80 legisladores, el pleno del Senado aprobó anoche en lo general las nuevas leyes Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano y comenzó la discusión de 326 reservas y 11 adiciones, entre las que rechazó definir preponderancia por servicios y ratificó ajustar el término al texto constitucional.

La Reforma de Telecomunicaciones crea un catálogo de derechos de los usuarios de los servicios de telefonía y televisión de paga para que no sean obligados a pagar tarifas excesivas o modificadas, para que exijan calidad en el servicio y se liberen de contratos que no les satisfagan.

Anoche, por unanimidad, los senadores respaldaron añadir este catálogo para proteger el derecho a la libertad de expresión; reforzó la prohibición a las compañías telefónicas de cobrar la consulta de saldo, el cambio de proveedor de servicio con el mismo número de teléfono, así como a no borrar el saldo que tenga el usuario, pues los obliga a guardarlo durante un año.

También avaló que a partir del 1 de enero del 2015, las compañías telefónicas no cobren más la larga distancia ni el roaming, con lo cual los usuarios tendrán ahorros anuales por 20 mil millones de dólares.

Entre las adiciones a los derechos de los usuarios, está el de “la manifestación de las ideas, el acceso a la información y a buscar, recibir y difundir información e ideas en los términos que establece la Constitución y las leyes aplicables; a que en los servicios móviles de prepago el saldo no consumido a la fecha de su expiración le sea abonado en las recargas que se efectúen dentro del año siguiente a dicha fecha”.

También a que “cuando se haya suscrito un contrato de adhesión se pueda cambiar a otro por acuerdo de las partes. El consentimiento se otorgará por medios electrónicos; a cancelar el contrato sin necesidad de recabar autorización del concesionario o autorizado, ni penalización alguna cuando el plazo pactado por continuar usando y pagando los servicios de telecomunicaciones contratados originalmente”.

Avaló también las disposiciones de protección a los usuarios de telefonía y televisión de paga, como la anulación de los contratos cuando “permitan a los concesionarios o autorizados modificar unilateralmente el contenido del contrato o sustraerse unilateralmente de sus obligaciones; que no se podrán estipular en los contratos cláusulas donde se puedan cambiar las condiciones sin previo aviso al usuario o suscriptor.

“En caso de cualquier cambio en las condiciones contractuales se deberá avisar al usuario o suscriptor por cualquier medio, incluido el electrónico, y éste conservará el derecho de rescindir el contrato dentro de los 70 días naturales siguientes, sin penalización alguna”, dice el dictamen aprobado ayer en lo general.

Además, el usuario tendrá derecho a rescindir el contrato del servicio cuando “prevean términos de prescripción inferiores a los legales”; cuando “establezcan el cumplimiento de ciertas formalidades para la procedencia de las acciones que se promueven en contra de los concesionarios o autorizados” y cuando “obliguen al usuario a renunciar a lo dispuesto en esta Ley, la Ley Federal de Protección al Consumidor o a ejercer un acción judicial individual o colectiva o lo sometan a la competencia de tribunales extranjeros”.

Desde tribuna, al presentar el dictamen, Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, garantizó que este dictamen se apega a la letra y al espíritu de la Constitución; enumeró los derechos y beneficios a los usuarios, como consecuencia de la entrada de más competidores, tanto nacional como extranjeros, así como el reconocimiento a las radios comunitarias e indígenas.

Alejandra Barrales, quien preside la Comisión de Radio y Televisión, reconoció que hay avances en el dictamen, pero anunció que ella votó en contra porque envía al Poder Judicial las decisiones que el Senado no se atrevió a asumir, en definiciones como la preponderancia.

Graciela Ortiz, titular de la Comisión de Estudios Legislativos, habló de los avances que se logrará como país; de la garantía de que esta legislación no beneficia a ningún monopolio y de su perfil de frenar los abusos y arbitrariedades.

La aprobación en lo general estuvo precedida por la participación de 45 legisladores en la tribuna, que implicaron un total de ocho horas continuas de discursos. Hasta el cierre de esta edición, el pleno del Senado mantenía su decisión de continuar la sesión sin importar las horas consumidas en la discusión.

Asumen costos

El PRI valoró el costo político de la legislación secundaria en telecomunicaciones, que favorece a los mexicanos, dijo César Camacho, líder nacional.

  • Consideró que la población necesita un sector moderno, de más calidad y a menor costo. “No es un asunto sólo de números, sino de argumentos y de razones, y el partido las tiene, las va a esgrimir y es una expresión de respaldo político y legislativo al presidente Enrique Peña Nieto”, señaló.
  • En el marco de la Asamblea Nacional del Consejo de la Confederación Nacional de Legisladores Locales Priistas, Camacho Quiroz remarcó que el principal objetivo es tener instituciones fuertes y que el Instituto Federal de Telecomunicaciones dé un servicio adecuado a todos los mexicanos, poniendo orden en los grandes consorcios.

 

Publicidad, para radios sociales

Con el aval de la mayoría de las fuerzas políticas, el pleno del Senado decidió precisar el derecho de las radios comunitarias e indígenas y de los medios de uso público a la venta de contenidos y publicidad, aunque hasta el cierre de esta edición todavía no decidía si retira el límite de asignación de la frecuencia en Frecuencia Modulada para que puedan transmitir.

La reforma secundaria en materia de telecomunicaciones establece el derecho de los medios de uso social a la “venta de publicidad a los entes públicos federales, los cuales destinarán uno por ciento del monto para servicios de comunicación social y publicidad autorizado en sus respectivos presupuestos al conjunto de concesiones de uso social comunitarias e indígenas del país, el cual se distribuirá de forma equitativa entre las concesiones existentes.

“Las entidades federativas y municipios podrán autorizar hasta uno por ciento para dicho fin de conformidad con sus respectivos presupuestos”, precisa.

A propuesta de las comisiones unidas de Comunicaciones y Transportes, de Radio y Televisión y de Estudios Legislativos presentaron un paquete de 43 modificaciones al dictamen avalado en lo general.

Entre ellas, que incluye la aclaración de que los medios de uso público y uso social tienen derecho a la “venta de productos, contenidos propios previamente transmitidos de conformidad con su fin y objeto o servicios, acordes con su capacidad tanto legal como operativa, sin que se encuentre comprendida la emisión de mensajes comerciales y venta de publicidad”, con excepción del derecho a recibir publicidad gubernamental.

Los legisladores respaldaron que los medios públicos y sociales tengan derecho a recibir “donativos en dinero o en especie, hechos por personas físicas o morales de nacionalidad mexicana o extranjera, siempre que en este último caso provengan exclusivamente de organismos multilaterales y agencias de cooperación internacionales reconocidas por el orden jurídico nacional, las que en ningún caso podrán participar ni influir en el contenido de las transmisiones”.

Aclara que “cuando se trate de donativos en dinero, deberán expedirse comprobantes fiscales que cumplan con las disposiciones establecidas por la Secretaría de Hacienda, mientras que las donaciones en especie se harán constar en un contrato celebrado conforme a las leyes aplicables”.

De igual forma, tendrán derecho a patrocinios; a proyectos de financiamiento y convenios de coinversión para la producción o difusión de contenidos afines a los objetivos del servicio y convenios de coinversión con otras dependencias públicas para el mejor cumplimiento de sus fines de servicio público.

“La ausencia de fines de lucro implica que dichos concesionarios no perseguirán dentro de sus actividades la obtención de ganancias con propósitos de acumulación, de tal suerte que los remanentes de su operación sólo podrán invertirse al objeto de la concesión”, dice.

Relacionadas

Comentarios