PRODI avala precedente a favor de mujeres víctimas de violencia

Jovita Martínez García, participó en el encubrimiento de hijo, la PRODI señaló que se ofreció conclusiones al Ministerio Público de "no acusación", con base en la figura de la no culpabilidad

COMPARTIR 
30/06/2014 18:31 Patricia Briseño/Corresponsal
La mujer acababa de sufrir una cesárea, presentaba debilidad por desnutrición, no contó con el apoyo familiar y Julián Gómez, la amenazó en reiteradas ocasiones durante y después del parto. Foto: Especial

OAXACA, 30 de junio.- La Procuraduría de Defensa del Indígena (PRODI) sentó un precedente en la entidad a favor de las mujeres víctimas de violencia de género e intrafamiliar al fundamentar que la víctima participó en el encubrimiento del asesinato de su hijo "bajo un temor fundado".

La procuradora de la institución, Bertha Ruth Arreola explicó que al cierre del periodo de pruebas -en su carácter de defensor de oficio- ofreció conclusiones al Ministerio Público de "no acusación", con base en la figura de la no culpabilidad, esto porque la mujer vivió en un contexto de "férrea ignorancia".

Se realizó el peritaje que sustenta el aislamiento en que vivió Jovita Martínez García, de 21 años de edad. Primero, en el ámbito familiar y luego, en el conyugal, donde predomina el machismo y la obediencia 'ciega' al varón.

Jovita, no denunció a su pareja, Salvador Julián Gómez, autor del asesinato de su hijo recién nacido, porque tenía miedo de morir asesinada”, expuso.

Asimismo, añadió, la mujer acababa de sufrir una cesárea, presentaba debilidad por desnutrición, no contó con el apoyo familiar y Julián Gómez, la amenazó en reiteradas ocasiones durante y después del parto.

Se aportaron pruebas para demostrar una causa de inculpabilidad, de acuerdo con Código Penal, cuando la persona actúa por temor fundado.

El Ministerio Público adscrito al juzgado séptimo encargado del expediente penal 110/2013, formuló conclusiones de no acusación, que fueron ratificadas al inicio de la semana pasada por el procurador, Héctor Carrillo Ruiz.

A unos días de cumplirse un año de la reclusión de la indígena zapoteca, originaria de San Miguel Peras, Jovita Martinez García, obtuvo su libertad sin cargos del Centro de Internación Femenil de Tanivet, municipio de Tlacolula de Matamoros.

Durante su proceso, organizaciones de la sociedad civil difundieron -vía redes sociales- el caso abogando por la libertad de la mujer acusada del homicidio de su hijo recién nacido, a partir de que su ex pareja confesó la responsabilidad absoluta del crimen ocurrido en junio de 2013.

La mujer expuso que Salvador Gómez, entonces su cónyuge, le quitó al hijo de ambos para meterlo en un morral y asfixiarlo hasta que lo dejó sin vida. Ella no pudo defender al pequeño, por miedo.

Salvador, actualmente recluido en el Penal Central de Santa María Ixcotel, arrojó al bebé en un terreno baldío, en la periferia de la capital, donde la Policía Estatal lo encontró después de una semana de búsqueda.

Una vez que se deshizo del cuerpo del bebé, Salvador amenazó de muerte a Jovita si lo denunciaba.

No obstante, ambos se presentaron ante el Ministerio Público para presentar una denuncia formal por el robo con violencia del menor, motivo por el cual se activó la alerta AMBER, para la búsqueda y localización.

A partir de que fueron notificados del extravió del recién nacido, esta instancia, a través de Unidad de Atención a Personas No Localizadas, se implementó el protocolo de búsqueda que permitiera dar con el paradero del menor.

Cuando Jovita fue citada nuevamente para su declaración, finalmente relató la manera en que su pareja asesinó al bebé.

Las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de Justicia imputaron responsabilidad al padre del menor, y pleno conocimiento del hecho por parte de la madre, por lo cual ambos fueron detenidos. Salvador confesó ser autor de la muerte del menor porque "dudó que fuera su hijo".

jgl

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red