No hay chantaje; es exigencia: Madero

PAN pone trabas a leyes energéticas. Entre las condiciones irreductibles buscan acotar al Ejecutivo para nombrar consejeros

COMPARTIR 
11/06/2014 05:53 Redacción con información de Leticia Robles de la Rosa
Madero se dijo confiado en sacar las leyes secundarias en el próximo mes o mes y medio, “pero hay que aplicarnos todos porque es un interés nacional”.  Foto: Sunny Quintero
Madero se dijo confiado en sacar las leyes secundarias en el próximo mes o mes y medio, “pero hay que aplicarnos todos porque es un interés nacional”. Foto: Sunny Quintero

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de junio.- La exigencia a los Congresos estatales para que armonicen sus leyes electorales con la federal, antes de seguir con la legislación reglamentaria en materia energética y de telecomunicaciones, no “es un chantaje, es un acuerdo del Pacto por México”, aseguró Gustavo Madero, líder nacional del PAN.

En entrevista en Excélsior Televisión, reiteró su llamado a los estados a aprobar cuanto antes la armonización de la Reforma Político-Electoral y evitar escenarios sui géneris, sobre todo, en los 17 estados con comicios en 2015.

Madero confió en que la armonización de la Reforma Electoral y las leyes secundarias energéticas y de telecomunicaciones saldrán antes del próximo 30 de junio o a más tardar en la primera quincena de julio.

Ayer en el Senado, el PAN anunció siete condiciones irreductibles en la negociación de la Reforma Energética.

A diferencia de hace siete años, cuando se opuso a someter a legisladores el nombramiento presidencial de los consejeros independientes de Pemex, la bancada panista colocó entre sus irreductibles acotar la intervención del Presidente de la República en los nombramientos de la empresa petrolera y de CFE.

En materia de las leyes pendientes en telecomunicaciones, la bancada del PAN echó por tierra el plan del PRI y el PRD para que el pleno del Senado abriera un periodo extraordinario de sesiones del 15 al 17 de junio.

 

“No es capricho; debe antes haber dictamen”

Gustavo Madero, presidente nacional del PAN, dijo que exigir que los congresos estatales armonicen sus leyes electorales con la federal antes de seguir con las leyes reglamentarias energética y de telecomunicaciones no es un chantaje, es el acuerdo del Pacto por México.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Excélsior Televisión, calculó que al paso que van, las leyes reglamentarias de las reformas podrían concretarse “en un mes o mes y medio”.

Reiteró su llamado a los Congresos estatales a aprobar cuanto antes la armonización de la Reforma Político-Electoral y evitar así escenarios sui géneris sobre todo en los 17 estados que celebrarán comicios el próximo año.

Hay cosas tan bizarras que ocurrirían, como que habría una fecha que sería el primer domingo de junio para la elección de los diputados federales, y la elección de los diputados locales, gobernador y alcaldes un mes después. Es absurdo, cuando acabamos de aprobar que sea una autoridad, una sola mesa la que coordine todo esto, pero sería en dos momentos, así de absurdo sería si no se llegan a armonizar.”

El dirigente partidista sostuvo que no hay pretextos para sacar adelante estas adecuaciones, y advirtió que hay un periodo perentorio para hacerlo.

Esto es fundamental porque tiene una fecha perentoria, no es un chantaje, no es un capricho, es simplemente que en el diseño del Pacto por México se instrumentó una serie de reformas, quedamos de que había que abrir a la competencia los sectores económicos, pero también los políticos.”

Dijo que pretextos hay muchos, y recordó que como ejemplo en el caso de la Reforma Energética las legislaturas de los estados se llevaron siete días para aprobarla en sus congresos “o sea que cuando hay voluntad política, se mueve la maquinaria y funciona”.

Yo soy optimista, sí vamos a sacar esto en el próximo mes, mes y medio, pero hay que aplicarnos todos porque es un interés nacional. Aquí no estoy hablando como visión de un partido, esto nos afecta a todos, incluso a los estados a los que gobierna el PAN debe haber estas adecuaciones para crear condiciones de un piso más parejo rumbo a las elecciones de 2015, esto es lo que necesitamos lograr que se consolide, de otra manera estaríamos postergando hasta el 2016 la implementación, la entrada en vigor de todas las reformas que van a permitir una democracia mejor que la que tenemos en los procesos locales.”

Madero Muñoz mencionó que los congresos de Baja California Sur y Guanajuato, estados gobernados por el PAN, ya presentan avances significativos en esta armonización.

Confió en que tanto la armonización de la Reforma Político-Electoral en los Congresos estatales, como las leyes secundarias en materia energética y la Reforma de Telecomunicaciones, saldrán antes del próximo 30 de junio o a más tardar en la primera quincena de julio.

Consideró que a partir de la segunda quincena de junio podría convocarse a los periodos extraordinarios para las reformas Energética y de Telecomunicaciones, sin embargo dependerá de los avances que se tengan tanto en el contenido de las mismas como en los Congresos locales.

No obstante, aseguró que ha habido reticencia de algunas fuerzas políticas en avanzar en algunas de las legislaciones, sobre todo en lo referente a la político-electoral, pues algunos gobernadores y congresos locales quieren seguir ejerciendo una política al más viejo estilo autoritario-clientelar, y esto ha impedido que algunos estados avancen al mismo ritmo y con los mismos estándares.

En este sentido, lamentó el caso de Nayarit, donde el gobernador Roberto Sandoval ha incurrido en actos que atentan contra la democracia, al pretender que la población vote por su partido, el PRI, afirmando que el resto de las fuerzas políticas en ese estado mantienen vínculos con el narcotráfico.

Recordó que en la más reciente visita a esa entidad tanto él como representantes del PRD que acudieron a hacer un reclamo por esas declaraciones, fueron recibidos con policías antimotines y tanquetas.

En cuanto a la Reforma Energética, Madero rechazó que los legisladores de su partido busquen retrasar el debate o acotar el poder del Ejecutivo con la presentación en el Senado de siete puntos irreductibles.

Recordó que no se trata de una reforma del Ejecutivo sino del PAN y de la que el PRI se opuso en el pasado y ahora la apoya.

No queremos retrasar el debate, queremos que salga lo antes posible, pero lo único que pedimos son dos cosas: consensos en la substancia, que haya dictamen, ahorita no habría posibilidad, aunque todos los Congresos locales ya aprobaran las armonizaciones todavía no se llega a los detalles ya de un dictamen, de un acuerdo mayoritario, entonces lo primero es el contenido; y después sí exigimos, nos autoimpusimos como prioridad el atender los Congresos locales para que armonicen sus legislaturas locales, es lo único.”

Asimismo, rechazó que su partido busque imponer el ritmo, y subrayó que en el Adéndum del Pacto por México, tanto el gobierno federal como los partidos políticos asumieron el compromiso de hacer las reformas necesarias al sistema económico, al político y a las telecomunicaciones, en beneficio del país.

Dijo que en el caso de su partido, la postura siempre ha sido “abrir la competencia; eso es lo que el PAN impuso su ADN en todas estas reformas, por eso no es un chantaje, nosotros queremos que salgan todas”.

Descarta alianzas con el PRD

Por otra parte, consideró que hay pocas posibilidades de que su partido conforme alianzas con el PRD para el próximo año en algunos de los 17 estados, dado que concurren tanto elecciones locales como federales.

Mencionó que para estos casos, el blanquiazul apoya más la figura de las candidaturas comunes, a lo cual el PRI se opuso porque, afirmó, sabía que estaba destinado a perder la mayoría en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, aseguró que “es una figura de democracia mucho más flexible, que no implica toda la rigidez de una alianza entre partidos sino simplemente una coincidencia de una persona en la que varios partidos crean que puede ser un buen gobernador”.

 

El PAN revienta el extraordinario

El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) echó por tierra el plan del PRI y el PRD para que el pleno del Senado abriera un periodo extraordinario de sesiones del 15 al 17 de junio para aprobar las leyes de telecomunicaciones, pues decidió que será hasta el lunes 16 cuando se pongan de acuerdo sus integrantes y así estar en condiciones de ir a la discusión en comisiones unidas y, después, al pleno.

No tenemos evidentemente la fecha que había anticipado el senador Emilio Gamboa, el senador Miguel Barbosa, no se cumple, porque era prácticamente en esta misma semana.

¿Cuándo será la sesión extraordinaria? Cuando tengamos dictamen y para que tengamos dictamen primero debemos tener nuestra propia posición el próximo lunes aquí en el grupo parlamentario de Acción Nacional en el Senado y ver dónde están las coincidencias, que creo que serán muchas con el PRI y con el PRD, y entonces ya podremos entrar a esa discusión en comisiones unidas.

No tenemos una fecha precisa, fatal al respecto. Esa sesión extraordinaria vendrá cuando tengamos un dictamen aprobado por comisiones unidas”, explicó Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, que es la comisión responsable del procedimiento legislativo.

Se pondrán de acuerdo

El coordinador de los senadores panistas, Jorge Luis Preciado, explicó que el grupo parlamentario acordó que el próximo lunes, a las 14:00 horas, tendrá una reunión para unificar su posición y poder avanzar en la discusión, en la negociación, el debate y posible votación con los demás grupos parlamentarios.

Estamos dando un espacio a la mesa de trabajo que se está desarrollando en el Comité Ejecutivo Nacional, hasta el viernes, donde están los diputados, el Comité Nacional y los senadores, y el próximo lunes la mesa se traslada al Senado de la República para ya definir todo aquello en lo que no tengamos acuerdo”, expuso Preciado Rodríguez.

Javier Lozano detalló, en tanto, que a petición del presidente Gustavo Madero se reunieron diputados y senadores involucrados en el tema de telecomunicaciones, con la dirigencia nacional para hacer una revisión puntual basada en el documento que Lozano presentó en abril pasado en comisiones unidas, que es el proyecto de dictamen y tratar de ver cuáles son las inquietudes que se tienen.

El acuerdo al que hemos llegado, allá y aquí mismo, nosotros como senadores el día de hoy, es que aquellos puntos en los que no hay visión común. Es aquí donde el próximo lunes nosotros como grupo parlamentario vamos a fijar la posición que vamos a llevar a la mesa definitiva de negociación, a comisiones unidas con las demás fuerzas políticas para tener ya muy próximamente esta reforma de telecomunicaciones”, explicó Lozano.

El legislador panista adelantó que “estamos cerca. Habrá unos tres, cuatro asuntos muy sensibles sobre los cuales habrá una discusión de fondo, pero será el Senado de la República, particularmente nuestro grupo parlamentario de Acción Nacional donde se fijará esa posición definitiva el próximo lunes, y ya con ese mandato poder sentarnos a la mesa, tanto de negociación política como sobre todo en comisiones unidas para que pues ya muy próximamente tengamos esta legislación”.

Antecedente

El jueves pasado, Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores del PRI, aseguró que en el Senado “ya estamos casi de acuerdo” en telecomunicaciones y adelantó que las nuevas leyes se aprobarán entre el 15 y 17 de junio, con lo cual dejaba atrás la previsión de Luis Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD, de que el extraordinario iba a celebrarse en esta semana.

 

Condicionan designación de consejeros

A casi siete años de que se opusiera a someter al Senado el nombramiento presidencial de los consejeros independientes de Pemex, el PAN modificó ayer su posición y ahora colocó como un irreductible en la negociación de la Reforma Energética acotar la intervención del Presidente de la República en esas designaciones.

El PAN en el Senado presentó ayer los siete irreductibles que, por el momento, coloca sobre la mesa de negociación de la Reforma Energética, entre ellos tres que acotan la intervención del titular del Ejecutivo federal en el proceso de nombramiento de consejeros independientes y presidentes de los órganos reguladores, así como en el peso gubernamental en el diseño de los proyectos estratégicos de Pemex y CFE.

Entre septiembre y octubre de 2008, cuando el Senado discutió la reforma petrolera, el grupo parlamentario del PAN y el gobierno de Felipe Calderón, por medio de la Secretaría de Energía, se opuso durante semanas a respaldar la propuesta hecha por los senadores del PRI y el PRD para que el nombramiento de los consejeros independientes de Pemex –que fueron creados justo en esa reforma— fueran propuestos por el Presidente de la República, pero ratificados por el Senado.

El PAN y el gobierno federal argumentaron que someter la ratificación del Senado esos nombramientos presidenciales implicaba abrir la puerta a las cuotas partidistas y a la politización de ese proceso.

Durante la cuarta sesión de análisis y dictaminación de la reforma a Pemex, los integrantes de la Comisión de Energía del Senado lograron que el PAN accediera a que estos nuevos consejeros independientes fueran considerados servidores públicos, a fin de ser sujetos de rendición de cuentas, como ocurre con el resto de los integrantes del Consejo.

Ayer, en voz de Salvador Vega Casillas, el PAN presentó como irreductible que “el nombramiento de los consejeros independientes que actualmente la iniciativa del Ejecutivo dice que será por el Ejecutivo. No estamos de acuerdo. Insistiremos en que esos nombramientos, por ser consejeros independientes justamente, tienen que pasar por el Senado.

Asimismo, el nombramiento de los presidentes de los órganos reguladores y estamos hablando de los presidentes, porque el caso de los miembros de estos órganos ya está establecido que pasen por el Senado.”

Los otros irreductibles son para que el contenido nacional no se limite a un porcentaje, que será de 35%, sino que aplique en todo el proceso para maximizar la derrama económica de las inversiones energéticas; otro para proteger a las navieras mexicanas; uno más para que los dueños de las tierras ricas en energía puedan compartir con las empresas una parte de al menos el 1% de las utilidades que obtengan y uno más para mejorar la redacción en materia de subastas ascendentes y descendentes.

Jorge Luis Preciado, coordinador de los senadores del PAN, dijo que serán entre 18 y 20 los puntos irreductibles, pero no especificó más.

Anoche, las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera aprobaron el método de trabajo para el debate de los dictámenes de la Reforma Energética, con un límite al llamado carrusel de participaciones de la izquierda, que utiliza para alargar lo más posible las sesiones en comisiones y en el pleno.

Así, se frenará ese carrusel de participaciones con un límite de sesión de tres horas continuas y la presentación de las reservas por paquetes con un máximo de 15 minutos; primero se discutirán los dictámenes en lo general y en lo particular, y en una sesión posterior se votarán, como pidió el PAN.

El debate generó momentos ríspidos en el Senado, sobre todo cuando la mayoría formada por el PRI, PAN y PVEM rechazaba las propuestas de los perredistas.

Relacionadas

Comentarios