Motín no es contrario a presunción de inocencia: SCJN

El fallo emitido por la primera sala de la Corte negó el amparo a una persona acusada de ese ilícito y quien argumentó que violentaba su derecho a no ser tratado como responsable de una conducta ilícita

COMPARTIR 
05/06/2014 19:07 Isabel González
El fallo emitido por la primera sala de la Corte negó el amparo a una persona acusada de ese ilícito y quien argumentó que violentaba su derecho a no ser tratado como responsable de una conducta ilícita. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de junio.-El delito de motín no es contrario al principio de presunción de inocencia, estableció la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El fallo emitido por la primera sala de la Corte negó el amparo a una persona acusada de ese ilícito y quien argumentó que violentaba su derecho a no ser tratado como responsable de una conducta ilícita sino hasta que se hubiera comprobado en un juicio.

En respuesta a ese argumento, los ministros de la primera sala señalaron que el argumento no era adecuado ya que el principio en cuestión "da lugar a que el gobernado no esté obligado a probar la licitud de su conducta cuando se le imputa la comisión de un delito, en tanto que el acusado no tiene la carga de probar su inocencia".

Dicha responsabilidad, le compete al Ministerio Público, quien debe allegarse de los elementos probatorios de un delito y de la culpabilidad de la persona indiciada, señaló el proyecto del ministro José Ramón Cossío Díaz.

El fallo emitido por la primera sala de la Corte negó el amparo a una persona acusada de ese ilícito y quien argumentó que violentaba su derecho a no ser tratado como responsable de una conducta ilícita

En consecuencia, se declaró infundada la argumentación del quejoso en virtud de que un tribunal federal previamente consideró que la carga probatoria no correspondía al sentenciado sino al órgano acusador, quien con pruebas suficientes demostró legalmente su responsabilidad del delito por el cual fue sentenciado.

El caso fallado por la primera sala se remonta al 27 de noviembre del 2011, cuando diversas personas, entre ellas Crescencio Morales Ávila, dirigente de la asociación Todos Somos Zimapan se manifestaron frente al edificio de la Comisión Nacional del Agua, con la finalidad de resolver el problema del suministro de agua en Zimapan, estado de Hidalgo.

Al ver que no ingresarían todos los manifestantes que habían propuesto los líderes de la organización para entrar al edificio gubernamental, entraron por la fuerza, incluyendo Morales Ávila y con ello causaron destrozos en el mobiliario, lesionaron a dos guardias de seguridad y a personal administrativo.

Hechos por los que más tarde fue condenado a dos años de prisión Crescencio Morales.

jgl

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red