UNAM crea nueva variedad de flor de Cempasúchil

La nueva variedad produce una flor más grande, densa y pesada, que podría generar mayor rendimiento y alta concentración de pigmentos

COMPARTIR 
04/06/2014 22:11 Notimex
La nueva variedad produce una flor más grande, densa y pesada, que podría generar mayor rendimiento y alta concentración de pigmentos, lo que haría más competitiva su comercialización a nivel mundial. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de junio.- Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) crearon una nueva variedad de la flor de Cempasúchil, utilizada como pigmento en la industria de alimentos, sobre todo avícola.

La UNAM indicó que por este nuevo tipo de planta está en trámite el título de “obtentor” ante el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Se trata de una planta, desde el punto de vista agronómico, que es plástica, resistente, genera flores grandes y es capaz de adaptarse a diversas condiciones climáticas, lo que resulta interesante desde el punto de vista industrial, agregó en un comunicado.

Los investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán y del Instituto de Química lograron que a la semana de haber sido sembrada, esta nueva variedad cuente con una plántula con cotiledones grandes y gruesos, indicativo de una planta vigorosa.

El académico José Luis Sánchez explicó que esta flor se utiliza a nivel mundial como la mejor fuente de carotenoides para la industria avícola, por ejemplo en el alimento para aves, lo que permite la pigmentación de la piel del pollo y de la yema de huevo.

Además se emplea en suplementos alimenticios para humanos por sus efectos benéficos en la reducción de radicales libres y contribuye al tratamiento de la degeneración macular asociada al envejecimiento, explicó.

El especialista refirió que México es el centro mundial de origen de esta especie y su biodiversidad es mayor que la que podrían tener los chinos, peruanos e indios.

Al respecto, el investigador José Luis Sánchez Millán dijo que la nueva variedad produce una flor más grande, densa y pesada, que podría generar mayor rendimiento y alta concentración de pigmentos, lo que haría más competitiva su comercialización a nivel mundial.

En tanto el académico Ricardo Santiago dijo que el aporte científico es la creación de una planta que pudiera ser de utilidad industrial, como fuente de pigmentos vegetales, el cual es un mercado codiciado y costoso, pues México los tiene que importar.

Si nos convertimos en poseedores de esta variedad vegetal, estaríamos en la posibilidad de abatir la importación de pigmentos, lo que a su vez implicaría un ahorro de divisas para la industria y el país”, resaltó.

A su vez el jefe del Centro de Enseñanza Agropecuaria de la máxima casa de estudios, Jesús Guevara, indicó que una vez que se obtenga el título de “obtentor” la FES Cuautitlán se convertiría en centro reproductor de germoplasma y podrá extenderla a los industriales.

Esta investigación inició en 2005 y desde entonces a la fecha se han realizado varios ciclos de experimentación y selección que han mejorado la planta dándole mayor peso y color, refirió.

jgl

Relacionadas

Comentarios