Caso bullying: la maestra pidió que lo aventáramos, afirma alumno

Juan Manuel testificó ante el MP que Denisse Soiré Serna incitó a los alumnos a que repitieran el "columpio" a Héctor Alejandro Méndez, quien murió por fractura craneoencefálica

COMPARTIR 
01/06/2014 17:49 Redacción
Sepelio de Héctor Alejandro Méndez
Sepelio de Héctor Alejandro Méndez; sus familiares exigen justicia (Foto Cuartoscuro)

TAMAULIPAS, 1 de junio.- Hunde la declaración de menor implicado en caso de bullying en Tamaulipas a la maestra Denisse Soiré Serna Muñiz. “Háganlo otra vez porque no alcancé a ver, pidió la maestra”, señaló Juan Manuel ante el agente del Ministerio Público Especializado en Conductas Antisociales Cometidas por Adolescentes.

En el testimonio detalló que se encontraban en la clase de Español cuando la docente incitó a que repitieran el llamado “columpio” a Héctor Alejandro Méndez, quien al caer se pegó en la cabeza, lo que le causó una fractura craneoencefálica.

Indicó que a su compañero ya lo había aventado en dos ocasiones, en la primera cayó de pie, en la segunda se golpeó con algunas bancas, pero la tercera fue a solicitud de la maestra, quien se sabe, heredó su plaza.

Nos dice la maestra, háganlo otra vez porque no alcancé a ver, y quitó a los alumnos que están ahí trabajando, los quita, ahí fue cuando Héctor se para y levanta el banco, y yo y Edgar lo agarramos otra vez de los pies y de los brazos, ahí fue donde lo balanceamos recio y cayó al piso y se pegó en la cabeza”, declaró.

De acuerdo a lo referido por el alumno de la Secundaria Número 7, Héctor se golpeó en la cabeza, por lo que le ayudó a sentarse en una banca, mientras la maestra sólo observó.

Afirmó que junto con otros compañeros lo ayudaron a salir del salón, pero cuando se encontraban en el patio, Héctor empezó a vomitar sangre, por lo que acudieron a pedir ayuda a la dirección, siendo el prefecto quien lo trasladó a su casa.

DECLARACION DE DENISE SERNA ANTE EL MP

Yo estaba revisando la actividad del día. Además recogía la basura del salón y programando filas con la colaboración de algunos alumnos a la altura de la computadora, que se encuentra en el interior del salón, cuando noto alboroto de niños y les llamo la atención.

“Y les digo ‘¿Qué están haciendo?’. Al instante volteo y veo en el piso a Héctor Alejandro y a los costados de él veo a Juan Manuel “N” y a Fernando “N” en los extremos del menor, por lo que deduzco que ellos lo arrojaron.

En eso Héctor se levanta jugando, riendo y manifestó que lo arrojaran hacia arriba otra vez. Nuevamente les llamo la atención y les digo no, no, no ¿cuál otra vez?

“El menor Fernando “N” acató la orden y se fue a sentar a su lugar.

“Ya después reviso en mi celular la hora y eran las 7:58 de la noche cuando se acerca a mi escritorio donde yo estaba, Eder “N” para que le revisara la actividad.

“Entonces Eder me dice ¿Ya puedo guardar maestra?, y le contesto, sí hijo,

“Y en eso dirijo mi cabeza hacia mis cosas personales -las cuales estaban en mi escritorio-.

“Y empiezo yo a guardar a mis cosas, cuando escucho un ruido fuerte y rápidamente volteo a mi derecha y veo a Héctor que estaba en el suelo, y a sus costados estaban Juan Manuel y Eder.

“En eso timbran para salir y veo que sale Héctor en compañía de sus amigos de nombre Juan Manuel “N” y Eder “N” además de sus compañeros de grupo.

Salen riéndose del salón, y en eso yo les llamo la atención diciéndoles ¿Qué pasa? ¿De qué se ríen? y salen todos los menores del salón.

“Yo tomo mi bolso y me salgo del salón y voy bajando las escaleras cuando veo a los lejos en los bebederos a los menores Juan Manuel “N” y Eder “N”, Fernando “N” y otros dos menores.

Y me acerco a ellos y digo ‘¿Qué paso?’. Veo que Héctor se estaba echando agua en la cara y me hace con un seña en la mano como diciendo nada.

“Y rápidamente Eder me dice le dolió y digo: ‘¿Qué le dolió?’. Y Héctor me responde: nada, nada, ya, ya.

“Y me dirijo  a la oficina de Trabajo Social para hablar con Sulma Yaneth Marroquín Olvera”.

asc

Comentarios

Lo que pasa en la red