Marina, los guardianes de la soberanía

La institución cumple hoy 97 años, en un contexto de logros contra el crimen y la modernización de la flota. El reto incluye el propósito de construir patrullas navales hechas en México y por mexicanos.

COMPARTIR 
01/06/2014 05:32 David Vicenteño

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio.- Hace 97 años, el 1 de junio de 1917, la Capitanía de Puerto en Veracruz, dependiente de la Comandancia General de Marina, asumió el control y ordenó que ningún buque zarpara, debido a que se tenía que cumplir con el Decreto de Nacionalización de la Marina Mexicana.

El artículo 32 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece desde entonces que para pertenecer a la Marina Nacional de Guerra y desempeñar cualquier cargo o comisión en ella es necesario ser mexicano por nacimiento.

Esta condición fue indispensable también para capitanes, pilotos, patrones y primeros maquinistas de los buques mercantes mexicanos, y las dos terceras partes de la tripulación de los buques debían reunir también el requisito de la nacionalidad mexicana.

De esta forma, la Capitanía de Puerto en Veracruz procedió a la designación de capitanes, pilotos y maquinistas para la flota que se encontraba en las instalaciones, con el personal mexicano que reunía los requisitos necesarios.

Al mando del buque Coahuila fue designado el capitán Armando Ascorbe; el Jalisco quedó al mando de Agustín Cendrero; el buque Tamaulipas fue asignado al capitán Luis G. Pliego, y al timón del buque Puebla quedó el capitán Agustín Guillén.

El capitán Luis Hurtado Mendoza asumió el mando del buque Sonora; el Tabasco quedó a cargo del capitán Rafael Izaguirre Castañares; el Tehuantepec se asignó al capitán Alberto J. Pawlling, y el buque México quedó al mando del capitán José del Carmen Solís.

Fue hasta el día 3 de junio de ese 1917 cuando luego de resolverse todos los trámites administrativos, el primer buque que zarpó de Veracruz con una tripulación completamente mexicana fue el Tabasco, al mando de Izaguirre Castañares, con rumbo a Puerto Progreso, en Yucatán.

En reconocimiento a estos hechos se publicó el 11 de abril de 1942 el Acuerdo firmado por el entonces presidente de la República, general Manuel Ávila Camacho, para establecer como Día de la Marina Nacional el 1 de junio de cada año.

Las actividades del sector marítimo se desarrollan a lo largo de 11 mil kilómetros de litorales y en una superficie de tres millones 150 mil kilómetros de mar patrimonial, equivalente a una y media veces la extensión del territorio terrestre de México.

Actualmente, la Secretaría de Marina-Armada de México está a cargo de garantizar la soberanía nacional y la seguridad de todas las actividades que se desarrollan en esta área y en el interior del territorio.

Entre otras, las actividades en la superficie marítima mexicana son la extracción de hidrocarburos, actividades de pesca, protección al ambiente, desarrollo turístico-recreativo, actividad comercial, de tráfico marítimo, así como investigación oceanográfica y seguridad.

La Armada de México se divide en la Fuerza Naval del Golfo y Mar Caribe; la Fuerza Naval del Pacífico, y la Infantería de Marina. Tiene una flota de 230 buques, con una plantilla laboral de 60 mil personas, de las cuales 16% son mujeres.

La formación profesional de los marinos mexicanos se realiza en los planteles de la Heroica Escuela Naval Militar, la Escuela de Enfermería Naval y la Escuela Médico Naval.

Asimismo, la formación del personal técnico se realiza en la Escuela de Intendencia Naval, en la Escuela de Electrónica Naval y en la Escuela de Maquinaria Naval.

Una flota modernizada

El pasado jueves 29 de mayo, como parte de las celebraciones previas al Día de la Marina este 1 de junio, se realizó en el puerto de Tampico, Tamaulipas, la botadura de la Patrulla Costera ARM Mitla PC-334.

En el acto, el secretario de Marina-Armada de México, el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, anunció que el nuevo buque era el segundo de una veintena de naves que serán construidos en astilleros mexicanos por personal de la dependencia.

Las 20 nuevas patrullas costeras están contempladas en el Programa Sectorial de Marina 2013-2018, como parte del programa permanente de sustitución de unidades de superficie de la Armada de México.

Para lograr el impulso de la construcción naval se está incursionando en la integración del Sector Marítimo por medio de una política de Estado que globalice los intereses comunes y resuelva la problemática que en su conjunto permitirá avanzar en el contexto internacional.

El fortalecimiento de la construcción naval, como parte de la industria nacional, dará el efecto multiplicador para la generación de empleos y lograr el crecimiento en el producto interno bruto del país”, se argumentó en el Programa Sectorial de Marina 2013-2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 16 de diciembre de 2013.

En este capítulo del documento se destaca que la Semar realizará los trabajos de construcción de buques para sus servicios, pero también tendrá participación en planes similares para el sector público y privado.

Tiene como objetivo el impulso de la industria naval, a través del apoyo en materia de construcción a los sectores público y privado, teniendo como proyectos el Programa de Construcción para la Sustitución de la Flota Menor de Pemex Refinación, y el Programa de Renovación de la Flota Pesquera y el Programa de Sustitución de Buques de la Armada de México 2013-2018”, se detalla en el documento.

Combate al crimen

En circunstancias muy diferentes a las de 1917, el 8 de noviembre del año pasado, la Secretaría de Marina Armada de México tomó el control de otro puerto mexicano para poner orden. Se trata de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

A petición de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se solicitó a Marina la designación de personal de alto rango para ocupar los cargos de administrador del puerto y la Capitanía.

Investigaciones del gobierno federal establecieron que el grupo delictivo Los Zetas había tomado control de las operaciones, basados en las amenazas y extorsiones al personal que laboraba ahí, para controlar las instalaciones para el trasiego de drogas y otras actividades ilícitas.

El control de las instalaciones por parte del personal de la Armada ha permitido la ubicación de buques que pretendían salir, por ejemplo, con material de hierro sin los documentos correspondientes que comprobaran el origen del mismo.

También, como parte del Gabinete de Seguridad federal, la Secretaría de Marina-Armada de México se ha caracterizado por la realización de las principales capturas o abatimientos de líderes del crimen organizado, en lo que va de la presente administración.

Algunas de las acciones realizadas en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y/o la Policía Federal, han impactado en la operación de los grupos delictivos.

Se ha destacado por parte de la Semar la captura de Miguel Ángel Treviño Morales, conocido como El Z-40, el 15 de julio de 2013, durante un operativo realizado por personal de la Marina, a 27 kilómetros al suroeste de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

El Z-40 fue el heredero del liderazgo de Los Zetas, grupo delictivo que se gestó al interior del cártel del Golfo, que contrató a desertores del Ejército, principalmente del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes).

Tras la muerte Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, uno de los fundadores de este grupo, Treviño Morales tomó el control del grupo hasta su captura.

A El Z-40 se le adjudica, entre otros hechos, la matanza de 265 inmigrantes en San Fernando, Tamaulipas, realizada en 2011 por Los Zetas.

Otra detención importante por parte de la Armada de México se realizó el 17 de agosto del año pasado, en contra de Mario Armando Ramírez Treviño, El X-20, señalado como jefe del cártel del Golfo.

Ambas capturas desataron una guerra interna en Los Zetas y el cártel del Golfo, que obligó este año a la aplicación de la Estrategia de Seguridad Tamaulipas, que ha permitido la captura de capos de estos grupos que han buscado asumir el liderazgo de los mismos.

La detención más reciente correspondió a Juan Manuel Rodríguez García, alias Juan Perros, el pasado 25 de mayo, quien como jefe de plaza del cártel del Golfo en Río Bravo, Tamaulipas, pretendió asumir la jefatura del grupo criminal al enfrentarse con sus cómplices.

La captura de El Chapo

El golpe más significativo en contra del crimen organizado, en lo que va de la presente administración, lo realizó la Secretaría de Marina-Armada de México el pasado 22 de febrero del presente año, con la captura de quien fue considerado enemigo público número uno en Estados Unidos y el hombre más buscado en México, Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo.

El capo, líder del cártel del Pacífico, se fugó del Centro Federal de Readaptación Social número 2, Occidente, en Puente Grande, Jalisco, el 19 de enero de 2001.

Su recaptura comenzó con un operativo de la Marina Armada de México el 12 de febrero de este año, en la ciudad de Puebla, en donde fue detenido Daniel Fernández, El Pelacas, quien en ese momento dijo ser colaborador de El Chapo Guzmán y participante en el secuestro del político panista El Jefe Diego Fernández de Cevallos.

El personal de inteligencia de la Semar aseguró los teléfonos celulares del sospechoso, que efectivamente contaban con información que los llevó a rastrear al líder del cártel del Pacífico y a partir de ese momento comenzó la cacería.

El operativo incluyó, inicialmente, acciones en Culiacán, Sinaloa, en donde fueron cateadas diversas casas de Guzmán Loera y de algunos familiares, lo cual llevó a los marinos a descubrir una red de pasadizos, incluso por el drenaje, que permitieron la huida del capo.

Finalmente, la captura se realizó en el departamento 401 del Condominio Miramar, en Mazatlán, Sinaloa, en donde El Chapo sólo era custodiado por su ayudante Carlos Manuel Hoo Ramírez.

Actualmente la Secretaría de Marina-Armada de México participa en diferentes frentes para mantener la seguridad en Michoacán, Tamaulipas y el Estado de México.

 

DESARROLLO DE INTELIGENCIA MILITAR

La seguridad nacional, que incluye vigilancia aérea, marítima y terrestre, requiere de una estrategia definida:

 

  • Uno de los ejes trazados en la presente administración por la Secretaría de Marina-Armada de México es el apoyo en las tareas que garanticen seguridad y paz al país, como factores necesarios para el desarrollo económico.
  • Por este motivo, la dependencia considera reforzar las tareas de inteligencia, con la construcción de nuevas instalaciones para estas tareas, así como la capacitación del personal asignado a estos trabajos.
  • “Al respecto se ha priorizado la necesidad de fortalecer la Inteligencia Nacional mediante la participación de las instancias en materia de Seguridad Nacional, siendo la Secretaría de Marina una de las instituciones que coadyuva, mediante su Sistema de Inteligencia Naval, en la generación de información para la preservación de la soberanía, la independencia y la defensa del territorio nacional.
  • “Para tal fin, el Sistema de Inteligencia Naval considera la creación de Centros Regionales de Inteligencia Naval, dotándolos del equipamiento necesario para el desempeño de labores de inteligencia que favorezcan el intercambio de información interinstitucional, fortaleciendo el desarrollo profesional e incrementando las fortalezas en materia de ciberseguridad, así como la implementación de un sistema de vigilancia aérea, marítima y terrestre, que contribuya con la seguridad de nuestras fronteras”, se explica en el Programa Sectorial.
  • En materia de exploración e impulso en los ámbitos oceanográfico, hidrográfico, meteorológico, cartográfico y tecnológico, la dependencia tiene trazado para el resto de la presente administración un programa de intercambio y capacitación con instituciones especializadas, especialmente con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
  • “Con la Coordinadora de Proyectos Externos, quien administra el Fondo Sectorial Semar-Conacyt, han desarrollado 52 proyectos, todos ellos relacionados con las áreas de Mando y Control, Enlace de Datos, Vehículos Aéreos No Tripulados y Control-Monitoreo de Propulsión de máquinas de buques, encontrándose en vías de desarrollo 22 proyectos convocados y programados 14 más a partir del 2014”, se explica en el Programa Sectorial de Marina 2013-2018.

Relacionadas

Comentarios