Publican manual de uso militar de fuerza

La legislación, que aparece en el Diario Oficial, es aplicable para la Sedena, Semar y Fuerza Aérea

COMPARTIR 
31/05/2014 05:34 Notimex / Foto: Cuartoscuro
Uno de los deberes fundamentales de la autoridad para con la población será su identificación como tal.
Uno de los deberes fundamentales de la autoridad para con la población será su identificación como tal.

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de mayo.- Las secretarías de la Defensa Nacional y la de Marina Armada de México publicaron ayer en el Diario Oficial de la Federación el Manual del Uso de la Fuerza aplicable para el personal del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Marina.

El manual guiará la actuación de las Fuerzas Armadas en el ejercicio de sus funciones, las cuales deben promover, respetar, proteger y garantizar siempre los derechos humanos.

El documento privilegia la disuasión y la persuasión como los mecanismos de actuación en las actividades de apoyo a las autoridades civiles, y se establece la legitimidad del uso de la fuerza bajo los principios de oportunidad, proporcionalidad, racionalidad y legalidad, siempre con respeto hacia la población.

En cinco capítulos, el manual describe los conceptos del uso de la fuerza, las circunstancias en las que éste es legal y el tipo de armas y mecanismos que pueden utilizarse, así como las situaciones consideradas como exceso de la autoridad al aplicarla.

También establece que uno de los deberes fundamentales de la autoridad para con la población es su identificación como tal, a efecto de generar confianza en que la institución armada es la que despliega alguna actividad determinada, y pretende crear conciencia acerca de las responsabilidades penal o administrativa en caso de abusos.

El ordenamiento indica que los integrantes de las Fuerzas Armadas podrán hacer uso de la fuerza para cumplir un deber actuando en apoyo de las autoridades civiles; contrarrestar la resistencia no agresiva, agresiva o agresiva grave; impedir la comisión inminente de delitos, y en legítima defensa.

Asimismo, el uso de la fuerza deberá ser gradual, siempre en el grado de intensidad que logre el objetivo, acorde con las disposiciones legales vigentes y con el menor daño posible, considerando la gravedad del hecho.

Además, los militares deberán actuar “con respeto y protección de los derechos humanos, incluidos los grupos en situación de especial vulnerabilidad (niños, personas con algún tipo de capacidad diferente o condición médica específica, mujeres embarazadas y adultos mayores, entre otros)”.

También se prohíbe y clasifican varias acciones que constituyen uso indebido de la fuerza, como controlar a una persona con técnicas de defensa personal que le impidan respirar, así como “disparar desde o hacia vehículos en movimiento, excepto en aquellos casos en que, de no hacerlo, sea evidente y notorio que el personal de las Fuerzas Armadas o terceros resultarán gravemente afectados y no hay otra alternativa para evitarlo”.

El manual incluye la actualización de seis artículos constitucionales (1, 14, 16, 17, 89 y 133) y sendas adecuaciones a las leyes orgánicas de la Armada de México, del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, así como a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y al Código Penal Federal.

En el ámbito internacional se hace referencia al respeto al Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley adoptado por la Asamblea General de la ONU en su resolución 34/169, del 17 de diciembre de 1979, así como a los Principios básicos sobre el uso de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, adoptado en el octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, en La Habana, Cuba, el 7 de septiembre de 1990.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red