Asilo acoge a anciano que vivía en hospital del ISSSTE

El director médico del ISSSTE, Rafael Castillo, informó que una casa de asistencia se interesó en el señor José María, por lo que ya no vive en el nosocomio Darío Fernández

COMPARTIR 
26/05/2014 05:49 Aurora Zepeda
El señor José María Carrillo, quien desde hace una semana vivía en el hospital Darío Fernández, decidió irse por su propia voluntad, informaron autoridades del ISSSTE.

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo.- El doctor Rafael Castillo Arriaga, director Médico del ISSSTE a nivel nacional, explicó a

Excélsior que el señor José María Carrillo ya dejó de vivir en el Hospital Darío Fernández, desde el pasado viernes, debido a que él mismo decidió retirarse ante la respuesta favorable de una casa de asistencia de personas mayores que lo va a recibir.

El funcionario comentó que el jueves pasado don José María informó que se retiraría de las instalaciones del hospital, y el reporte de los funcionarios del mismo, es que, efectivamente, ya no durmió ahí, ni el viernes ni el sábado pasados.

“La última nota es que el señor José María se retiraría de la institución el jueves, aparentemente sucedió porque ya hubo la respuesta de una casa que asiste a personas mayores en circunstancias como las de nuestro amigo, y él decidió irse; por propia voluntad se fue, ése es el informe que tenemos. También quiero decirle que ya se localizó a la hija, se habló con ella y se le pidió de manera especial que nos hiciera favor de acudir por él. No tengo la certeza, no tengo el dato de dónde se encuentre el señor, pero sí puedo informar que el viernes, el sábado y hoy domingo no ha estado en el hospital”, dijo Castillo Arriaga a este diario.

El doctor mencionó que no tienen estadísticas de cuántos casos parecidos al de don José María se presentan en los hospitales del ISSSTE en todo el país, pero explicó el proceso que se sigue cuando personas “abandonadas socialmente” permanecen en los hospitales, o en los casos de personas en situación de calle que también utilizan las salas de urgencias de los nosocomios para dormir.

Explicó que la atención para la gente mayor en el ISSSTE es buena y que muchos de ellos prefieren quedarse porque los tratan bien y que el instituto, en estos casos, primero, está obligado a proteger a los derechohabientes; segundo, se trata de entrar en contacto con la familia para que se reestablezca la relación, y en tercer lugar, en caso de indigencia, se avisa a instancias de apoyo social de los gobiernos, instituciones privadas o el Ministerio Público si es necesario.

“El ISSSTE obviamente no puede correr de sus instalaciones a alguien que no ha cometido ninguna falta, y en este caso y otros son personas que demandan la ayuda de la propia institución, sin embargo, lo hacen sin darse cuenta de que no está bien que permanezcan ahí”, mencionó Castillo Arriaga.

El funcionario señaló que en temporada de lluvias todos los días llegan personas en situación de calle a guarecerse en las salas de urgencias de los hospitales y que personal del ISSSTE se encarga de enlazarlos con las instancias adecuadas de los gobiernos de los estados.

Relacionadas

Comentarios